Adrián Rolo «Maravillosas maneras de volar pintando»

Para volar no se necesitan alas, al menos para alzar el vuelo al ras del suelo, la dureza de un paisaje crudo, rudo y palpitante, desde el cielo se convierte en alimento concupiscente del artista. Rolo. Anoten ese nombre. Este tipo vuela. Lo hace planeando, surfeando por las costras que levantan sus trazos. Llagas en carne viva que supuran mapamundis en color. Pecios de obras en blanco y negro esperando a ser rescatados del fondo marino del arte. La pintora Remedios Varo pensaba que para un creador lo importantes es el crear y que el devenir de su obra era cuestión secundaria y que fama, admiración, curiosidad de la gente, eran más bien inevitables que cosas deseadas. En esas anda Adrián. Creando, disfrutando, perseverando en danzar como los cíngaros de Battiato, volando como un milagro milanés de Vittorio De Sica, nauseando la fama como el Pollock menos ebrio de su borracha vida. Rolo. Apunten su nombre. Es hora de volar.

detalles por si necesitas(1)

Adrián Rolo, extremeño de 23 años. Brutalmente enamorado de la pintura, perseguido por el arte y capturado por su esencia tiene muestras de sus obras en la Sala de exposiciones de Arte de la Fundación CB en Badajoz y Mérida y en Artt Matter en la Sala Vaquero Poblador de la Diputación de Badajoz.

 rolo01

Eres joven, pero comienzas a gestar un estilo propio que va madurando a medida que construyes tu universo artístico, ¿Qué sientes cuándo creas? ¿Cuáles son tus rituales para trabajar?…Tu franja horaria de trabajo, tu música o el silencio para esa creación…

…Es difícil responder a qué siento. Creo que todo lo que hago lo hago movido por alguna sensación, o mejor, emoción, y mientras lo hago siempre me mueven cosas por dentro, de todo tipo, depende del momento, pero si no, el acto de pintar algo… no lo vería como algo que debe ser especial, para mí.

Algunos rituales que sigo son, por ejemplo, no dejar un cuadro hasta verlo terminado, me gusta darle espacio para verlo con perspectiva, pero darme un maratón continuado pintando desde el comienzo hasta el final un cuadro, me genera mucha adrenalina y no soy capaz de parar. Me gusta darle la vuelta al soporte con el que esté trabajando, investigar el equilibrio al voltearlo hacía uno u otro lado, e incluso trabajar con él en su posición menos natural.

Mi franja de horario se extiende a todo el día, aunque hay días e incluso semanas en las que siento que no es el momento, y simplemente lo aprovecho para vivir más allá de mi trabajo. Me gusta trabajar muy temprano por la mañana, cuando aún no ha salido el sol, pero también me gusta el silencio de la noche en esas horas donde ya no sientes cansancio para dormir. Si siento que un cuadro me tiene atrapado, y esto es lo más importante, debo seguir pintando, aunque tenga que sacrificar horas de sueño, aunque toque dormir menos.

La música es esencial para la vida, debe de ser como el impulso que nos hace vibrar, me encanta utilizar la música mientras pinto, todo tipo de música, intento que no haya monotonía, todo lo que viva y sienta mientras pinto se verá reflejado en el cuadro. Cuando me saturo después de muchos estímulos externos, decido estar en total silencio, hay días en los que necesitamos hacer ayuno de impulsos externos, y en esos días reina el silencio y solo escucho lo que me rodea.

LA PESADILLA

¿En qué momento decides lanzarte al vacío con el arte?

En realidad, no me lancé al vacío, sino que, de algún modo, he decidido usar la pintura para para llenar esos espacios que pudieran quedar vacíos. Desde pequeño pintaba y disfrutaba haciendo cosas con mis manos, mis padres me cuentan anécdotas de cuando era pequeño, cosas que, a veces, no logro recordar, pero a menudo se trata de pequeñas historias en las que parece que pintar me hacía especialmente feliz. Mis padres me cuentan cómo veía una y otra vez cosas como las películas de Hayao Miyazaki o la película El Muro de Pink Floyd y luego pintaba en base a eso. Estudié en el Reino Aftasí, esto ha sido un hecho muy importante en mi vida, allí he sentido una fuerza mayor para seguir pintando, me he sentido arropado por mis amigos, mi familia, mis profesores, conocidos que me han animado y apoyado. Poco a poco siento que todo encaja y que tengo que seguir pintando y avanzando.

He tenido la suerte de poder formar parte de una nueva movilización dentro de la ciudad, los mercados de arte, dónde he aprendido a quitarme la máscara de la vergüenza y poder disfrutar del cara a cara y de los momentos más personales que se dan al moverte en estos ámbitos. Gracias a mi amiga Isis, que me hizo dar el paso y me ha ayudado con la preparación de estas puestas en escena, ya que dentro de los mercados hay pintura en vivo, muestras artísticas y mucho movimiento.

Badajoz-Madrid-Barcelona-Badajoz…cuéntanos, ¿Dónde andas ahora?

Badajoz me enamora, creo que es una ciudad en la que vivir es agradable. Siempre he sido muy de campo, por lo que las grandes masas de gente y el bullicio y el estrés de ir y venir solo pensando en llegar a tiempo me agotan. Estuve viviendo en Madrid y en Barcelona entre 2019 y 2020, estaba familiarizado con las dos porque viví cuándo era pequeño en Madrid y en Barcelona tengo la suerte de tener familia, familia en que gracias a ellos me adentre más en el color durante el confinamiento. He vuelto a Badajoz a recargar fuerzas y espero conocer más ciudades, me encantaría poder vivir una etapa en alguna ciudad europea como Berlín o en nuestra hermana Portuguesa, Lisboa.

rolo03

Premios…qué te aportan…qué te quitan…(Premio Ciudad de Badajoz de pintura 2018, Premio Jaba)

Los premios me ayudaron, cuando me presentaba a ellos, a esforzarme al máximo cuando pintaba y a investigar nuevas formas de romper o de plasmar cosas e ideas que podían resultar llamativas. Lo más importante para mí es que me enseñaron a dar todo lo que pudiese en un cuadro y aprender a manejar los tiempos. Pero la dinámica de los concursos es algo que no sentía muy dentro, que al final, aunque me esforzase al máximo en un cuadro e intentara aportar algo nuevo, pasaba un período de estrés, eso debe ser lo que me quitan.

 

Badajoz me enamora, creo que es una ciudad en la que vivir es agradable. Siempre he sido muy de campo, por lo que las grandes masas de gente y el bullicio y el estrés de ir y venir solo pensando en llegar a tiempo me agotan

 

Exposición en la Sala de Arte de la Fundación CB ¿Anamnesis? ¿Qué información recopilas en esta expo? ¿Artt Matters?

Anamnesis tiene varias connotaciones interesantes, yo me quedé con la recopilación de datos clínicos a la hora de examinar a un paciente. Esta exposición ha sido mi primera exposición propia dónde he enseñado el resultado en el que he puesto todo mi cariño y muchos meses de trabajo. Había hecho varias exposiciones colectivas, de concursos, algunas expos pequeñas, pero nunca una con su propio catálogo y todo lo que hay detrás. He expuesto algo más de 60 obras dónde se muestra mi camino durante estos años, amor, desamor, alegría, dolor, euforia, amistad, familia, retratos de gente que amo; Todo tipo de sentimientos y de vivencias que he expresado mediante simbología, líneas en blanco y negro o explosiones de color.

Debo de dar las gracias a todas y todos los involucrados que hay detrás de ello, a Yolanda y Pedro, por estar al filo del cañón, a la fundación y a todos mis seres queridos y amigos que me han ayudado durante estos meses y me han levantado cuando estaba algo más agotado.

Artt Matters fue una beca Erasmus en la que no solo conocí lugares increíbles y me impregne de arte en todas sus vertientes, estos viajes me han hecho conocer a una familia. La unión que tengo con las personas que he conocido en Italia, Bélgica, Polonia y en nuestro país, no la va a separar nunca ni el tiempo ni la distancia que nos separan. Siempre llevaré en mi alma a aquellos amigos que conocí y que pueden contar conmigo. Amigos, que, además de su fuerza artística, tienen un corazón enorme. Vivimos experiencias fantásticas en estos países y nos llenamos de experiencias y momentos inolvidables, haciendo algo que amamos como las artes plásticas. Gracias a mis hermanas y hermanos Italianos, Belgas, Polacos y Españoles.

LUIS

Hacia dónde va el futuro del arte (nuevas tecnologías, nuevos formatos, nuevas formas de dar a conocer tu trabajo).

Según mis vivencias, seguimos progresando en lo tecnológico, quién sabe si el día de mañana no haya exposiciones etéreas de realidad aumentada, donde la obra sea una proyección y físicamente sea un espacio libre. Siento que internet es un escaparate enorme que, en mi caso, me ayuda mucho a seguir progresando y me permite mostrar mi trabajo. En todo caso intento que la tecnología no me absorba, e intento no presionarme con la tecnología, que siempre ha sido mi punto débil. Pero tengo claro que gracias a las nuevas tecnologías y RRSS he conocido a gente y personas a las que admiro, y me ha ayudado a progresar.

rollooooooo-culba

Otras artes, cine, teatro, la calle, qué te inspiran para tu día a día.

Siento que, gracias al cine, al teatro, a la música, la danza… seguimos vivos, sin ellas no sentiríamos impulsos que nos hagan pensar determinadas situaciones, levantarnos al cambio o simplemente evadirnos y sentir la realidad de lo que percibimos al sentirnos inmersos en una película, una obra o al poner la música a todo volumen.

Tengo suerte de haber conocido a amigos que aman esas pasiones, siento que unidos podemos movilizar, aprender y seguir. Amigos músicos como Sara Piris o Carlos Martín, Víctor Rubio. Amigas que aman el teatro o la danza, como Ana Gutiérrez, Dani o Carlos. Amigos que aman el diseño como Luis, Adri, Elia o Isis. Podría estar diciendo nombres de gente que me enorgullece todo el día.

Siento que internet es un escaparate enorme que, en mi caso, me ayuda mucho a seguir progresando y me permite mostrar mi trabajo

 

Háblanos de tus referencias, esas que a veces plasmas en tus obras.

Como referentes en la pintura me gustan mucho Wilfredo Lam o Juan Barjola, Alicia Rainaud, Khyati Trehan, Sergio Laguna, Guillermo Silveira, María Blanchard, Adrián Socorro, Remedios Varo, Irene Pérez. Pero también me inspiran los movimientos artísticos urbanos o la pintura románica, también podría mencionar a Gaudí o la arquitectura tradicional alentejana.

Algo que siempre me ha inspirado, lo que más, ha sido la vida tranquila, lo que me rodea, lo que escucho a mi alrededor, me encanta inspirarme con la naturaleza, con mi pueblo, con los seres que amo, con las cosas que me atormentan, me encanta conocer lugares nuevos y sumergirme completamente en su cultura, en su forma de vivir. Hay referentes por todas partes, ahora que todo incluso está más conectado, supongo que absorbemos de todo lo que vemos y está a nuestro alrededor.

Pandemia, en qué medida te ha afectado, ¿Cómo cambia el mundo del arte con este virus?

Se convierte en una exposición virtual, prácticamente continua. En lo personal siento que nos ha ayudado a crear un escaparate de lo que hacemos y darnos a conocer a lugares del mundo o donde físicamente hubiera sido imposible. Gente creativa de distintas partes del mundo uniéndose para formar cosas, es genial.

LOS AMANTES BAILANDO

¿Próxima estación?

Me encantaría seguir formándome, poder volar a nuevas ciudades, dar el paso y vivir en algún lugar nuevo, exponer en más lugares, seguir creando y poder confiar en ello un poquino más día tras día. También me gustaría aprender a vivir con tranquilidad y no en la inmediatez.

Entrevista. Willy López | Material gráfico. Adrián Rolo