Alejandro Talavante: “La bohemia delante de un toro”

La bohemia va encurtida en un halo de misterio y atractivo que muy pocos saben enharinar. Con hechuras de torero antiguo, con tientes clásicos en sus ademanes y con un punto guasón, Alejandro Talavante sabe faenar esa bohemia con clase dentro y fuera del coso taurino. Rodeado de fotos, trofeos y achiperres de trabajo, el torero de Badajoz nos dedica algunos minutos dentro de ese laberinto de recuerdos. Hablamos entre soniquetes de la charanga de Méjico que ameniza la feria del toro y el caballo de este año, país invitado en esta edición. Ese acento, el mejicano, que tan bien conoce el diestro y que se entremezcla con su deje particular, parsimonioso, aspirado y cargado de buenas vibraciones, sin duda, el eslabón del torero valedor de sus primigenias artes y asentado en una vida moderna que hace de la ortodoxia torera una heterodoxia cercana y accesible a todos los públicos. En plena feria de San Juan de la ciudad y en vísperas de su aparición en el albero pacense, el estribillo de una canción versionada por Porrina de Badajoz retumba en el capote del diestro; Mañanita de San Juan,  un torito de cabrera le hizo a bailar la matraca al marqués de la Torrenueva, y estoy por decir que no quiero a nadie, nada más que a ti…    

¿Qué significa para ti torear en Badajoz?

Torear en Badajoz tiene un cúmulo de sensaciones que son difíciles de explicar. Por un lado tienes  la seguridad y las ganas, la buena vibración de saber que en tu casa es donde mejor estás pero también la responsabilidad de saber que hay mucha gente que te ha visto a un buen nivel y te van a exigir mucho.

A veces jugar en casa es más complicado…

…Depende, también a  la gente se la trasmite con un gesto, si ese llega temprano, es más fácil disfrutar de mi tierra.

05-Talavante-CulturaBadajoz

“Quizás se ha banalizado el concepto de arte, a mí me da vergüenza decir que lo que hago yo es arte, si para algunos mi toreo trasmite eso lo asumiré como tal.”

Vienes de cosechar grandes faenas y establecerte en el escalafón de actuaciones de calidad y regulares… ¿Tienes miedo al éxito?

Quizás de estos años para atrás sí, me preocupaba la incertidumbre de mantener una posición de privilegio, que como otros compañeros míos se merecerían estar mejor, compañeros que lo están pasando mal. Eso te limita mucho artísticamente, una vez que eres capaz de liberarte de eso, y creer en tu sello y en tu forma de hacer las cosas, el objetivo se convierte en trabajar esa concepción de toreo más que en mantener un status.

Alejandro, el toreo como arte y cultura, son conceptos de controversias en este país…

Quizás se ha banalizado el concepto de arte, ahora  cualquiera dice que es artista, que realiza arte, a mí me da vergüenza decir que lo que hago yo es arte, yo intento realizar algo clásico, ese es mi pilar, si para algunos mi toreo es arte lo asumiré como tal.

Un torero que tienes en la mesita de noche como libro de cabecera…

Antes era más cerrado con esto de mitificar a los toreros, he cambiado en este aspecto, y ahora me gusta mucho ver a los maestros que no he podido ver. Aunque están presentes las nuevas tecnologías, es difícil encontrar videos de ellos para ver como toreaban los clásicos, los verdaderos artistas de este mundo, me gusta echar un vistazo atrás para ver como se hacía, quiero heredar su saber hacer. Me tiene embriagado Rafael de Paula.

¿Y cómo se hereda ese arte?

Es muy complicado, interpretar lo que te dicen de ese toreo clásico es complejo. No se explica bien y se dan muchas vueltas para llegar a eso. Hay que nacer con el don para poder realizar ese toreo.

“Intento buscar la serenidad, me evado, rebusco dentro de mi cabeza cosas agradables e intento sentirme torero con esta calma…”

Talavante-culturabadajoz

 

En ese sentido…la afición también ha cambiado

El aficionado puede cambiar pero la transmisión de este arte es innata. Al final puede cambiar la importancia de conseguir trofeos, algo que a mí no me gusta, termina siendo un toreo de tintes deportivos, hay que huir de eso, en esta sociedad tan agresiva, la única manera de defender el toro es olvidar las estadísticas, y convertirlo en algo especial.

…y hablando de estadísticas, ¿Prefieres un número mayor de corridas o corridas de mayor calidad?

(Duda y sonríe)…es complicado, porque hay muchos toreros, y te das cuenta de que es un sector que bien trabajado, tiene mucho potencial y margen para poder hacer un número de espectáculos importantes y para poder ponerlo en espectáculo de masas.

Y fuera del mundo meramente taurino, Alejandro ¿Cómo es tu día a día?

(Ríe) A mi me gusta no hacer nada…pensar, estar tranquilito…me acuerdo de un frase que me decían de chico…y que la odiaba…hay que sentirse torero desde que te levantas hasta que te acuestas…(resopla) un topicazo que de pequeño no iba con mi forma de ser…y ahora te das cuenta de la profundidad de esa frase…ahora me levanto y…es verdad…no sé hacer otra cosa que no sea torear.

“En esta sociedad tan agresiva, la única manera de defender el toro es olvidar las estadísticas, y convertirlo en algo especial”

Emilio Rodríguez…mi abuelo, mi mentor, el que ha hecho que disfrute de esta profesión.

José Tomás…el ejemplo

Sergio Ramos…un pedazo de amigo, íntegra y bella persona.

Joaquín Sabina…un artillero con la palabra.

En su homenaje dentro de la Feria del Toro y el Caballo de Badajoz, una de las vitrinas recuerda la poesía del cantante que reza; Yo sueño con verónicas cantantes, y aún daría el alma, te lo juro, por ser, más que un Gardel, un Talavante.

¿Cuál es tu ritual para salir al ruedo…y de esta entrevista?

(Ríe)…Intento buscar la serenidad, me evado, rebusco dentro de mi cabeza cosas agradables e intento sentirme torero con esta calma…

Ver más fotos de Alejandro Talavante

 

 

 

 

Redactor: Willy López  |  Fotografía: Paseapase.com, José Ignacio Rodríguez, Willy López