Ángel Sastre «Reportero de guerra extremeño»

Ángel Sastre sonríe. Tiene a la familia en la primera fila. La madre a litros de lágrimas de distancia. Filas más atrás, amigos, compañeros de profesión, dos cámaras grabando, la puerta principal y el ruido de la calle. Diez meses de cautiverio y uno de enjuague desde que fue liberado. Respira hondo, charla pausado, mantiene su jerga de reportero, en momentos muestra la sensación de no haber salido nunca de Siria. Habla de sus compañeros, Antonio Pampliega y José Manuel López, a los que no les tiembla el pulso a la hora de grabar entre tiros. Sastre nos cuenta su vida de reportero de guerra de una manera directa, sin cortapisas, sin tapujos y sin redención alguna. El decorado desde que fuera puesto en libertad hasta hoy es muy distinto. Pocos metros para vivir, caminatas en círculos, dos libros releídos seis veces, una tele manipulada para sintonizar tres mil seiscientos canales, cambios de casas continuos, poca luz, poca información, conversaciones en árabe, una tetera y una libreta y un lápiz que no trajo de vuelta.

La Real Sociedad Económica Extremeña Amigos del País hace de anfitrión en su 200º aniversario al periodista extremeño. A Sastre le flanquean el Vicepresidente Antonio García Salas de la Económica y Antonio Tinoco, presidente de la Asociación de la Prensa, la organizadora de la charla.

conferencia Angel Sastre, “Corresponsal de guerra: vivir para contarlo”

Sastre nos pone un video, una recopilación de su trabajo. Imágenes de su trabajo en algo menos de dos minutos.

“Lo que veis es un video atrasado, han pasado cinco años de esta imágenes. Han pasado siete guerras después de esto”

Disparos a centímetros de las cabezas, guerrilleros de doce o trece años, máscaras antigases, tanques y más tanques, banderas, suspiros, granadas que caen cerca, inundaciones, huelgas, América Latina y Siria.

“Ahora vais a ver a lo que me dedico, a lo que se dedica un corresponsal de guerra sobre el terreno, como se trabaja en el backstage, lo que no se ve en las televisiones”

Más imágenes de disparos, armas, tanques, convoys, francotiradores, escaramuzas, asaltos, explosiones, detonaciones, profesionalidad y miedo. Sastre pide respeto por estas imágenes donde salen sus otros dos compañeros periodistas secuestrados. Pide respeto por la profesión y por todos aquellos que se juegan el pellejo para dar información de lo que sucede en el mundo. Igual de difícil es mi trabajo en Alepo, que el que se puede realizar aquí en Extremadura, comenta Sastre para arrancar motores.

siria03-culturabadajoz

Uno tiene una labor como periodista, al menos hasta donde yo lo entiendo, y es denunciar ciertos escenarios que se están dando. Más que ver a un soldado saltando por los aires, lo que no puedo dejar pasar de largo, son los niños que sufren, destrozados, sangrando, sin padres, sin nadie, desangrándose en el hospital que acaban de bombardear. Y eso lo hace el régimen. Uno va a allí por esa gente. Asumo que nos va la marcha, no nos engañemos, yo disfruto mucho, aunque sea rodeado de violencia, dolor y miseria. Pero entiendo que estoy donde tengo que estar.

sastre3-culturabadajoz

 “¿La gente está saturada de imágenes de guerra? España no está saturada de realities”

Lo que era una primavera árabe, como comenzaron otras tantas, ahora es una primavera marchita. La gente está atrapada en un régimen de Bashar Al Assad que bombardea a su propia sangre. Y ante este panorama la población se aferra a los grupos radicales islamistas como Al Nusra, la filial de Al Qaeda, los mismo que nos secuestraron. Duele decirlo pero estaban mejor antes. No debería haber ido a Siria de nuevo, fue una imprudencia, no se puede ir a hora mismo a Siria. Nos mató el ansia por volver y cometimos un grave error. El cerco se ha estrechado tanto que es imposible trabajar ya. Una rabia e impotencia enorme porque no podemos seguir informando de lo que sucede en estos países. El estado de precariedad absoluta a la que se está llegando en el periodismo de guerra es alarmante. A los medios españoles no les interesa el conflicto en Siria y lo que sucede alrededor

siria-culturabadajoz

“Lo que no puedo dejar pasar de largo, son los niños que sufren, destrozados, sangrando, sin padres, sin nadie, desangrándose en el hospital que acaban de bombardear”

Está bien, somos freelance, “multimedios”, hemos mutado sabemos hacer de todo, pero se tiene que pagar nuestro trabajo como se merece. Nos consideran unos supervivientes, unos tipos a los que nuestras crónicas valen bien poco. ¿La gente está saturada de imágenes de guerra? España no está saturada de realities, tenemos el record de Gran Hermano, con dieciséis ediciones, de hecho cerraron mi canal, CNN España por este programa…no sé si los índices de audiencia deben medirse por la saturación de la información en conflictos de guerra.

sastre1-culturabadajoz

 “Una rabia e impotencia enorme porque no podemos seguir informando de lo que sucede en estos países” 

 

 

Charla. Ángel Sastre /  Texto. Willy López /   Fotografía. Oto, Reuters y AFP