Antonio Najarro «El Ballet Nacional de España tiene que ser una compañía de referencia en el mundo»

Para ser uno de los mejores en el mundo en cualquier disciplina se tiene que ser muy exigente. A veces equivocamos exigencias profesionales con delirios de grandeza, y en este país, lo trapero, aquello que sale de un cuarto de los cabales sin previa delicadeza artística tiende a diluirse con el tiempo. No vale con cuatro palmas, un taconeo y un lance de furia de un faldón de terciopelo si queremos situar al flamenco en el mapa cultural universal que le debería corresponder. Ese escalafón tiene mimbres, raíces bien aferradas a lo largo de los años que en algunas ocasiones tienden a pedir auxilio, épocas yermas donde de la tierra flamenca no brotan beneficios endémicos. La bohemia debe de zurcirse con arte, bajo la batuta de profesionales con capacidad de liderazgo, con experiencia y visión vanguardistas. La ortodoxia del flamenco debe dejar un resquicio a la heterodoxia que artistas profesionales como Antonio Najarro y todo el cuerpo del Ballet Nacional de España llevan elaborando desde hace un lustro. Es el camino. Es la estrategia. Es la manera de colarnos por las fronteras y esparcir con elegancia el duende genético que tiene nuestra danza. Es cuestión de tiempo, de presupuesto, de voluntad y asepsia administrativa. Para ser referencia en el mundo necesitamos aplaudir cada paso, taconeo, castañeo, desplante, escobilleo, balanceo y braceo. Jalear la pasión del Ballet Nacional De España y dejarse llevar, como dice el propio director, por la potencia que transmite la danza española.

Ballet Nacionacional FUNCIÓN9

El Festival de Flamenco y Fado de Badajoz pone su granito de arena en esta lucha por llegar alto. Un escenario que recoge año tras año el testigo de dos músicas únicas y universales como son el Fado y el Flamenco. 2017 se abre con danza, un augurio con buenas vibraciones de esa expansión de nuestro arte en una frontera del mundo.

Ballet Nacionacional ENSAYO 2

Zaguán y Alento ¿Qué vamos a poder ver bajo estos títulos?

Zaguán y Alento es un espectáculo formado por un programa con flamenco y vanguardia de danza española. Pretendemos que el público vea nuevos lenguajes, las nuevas formas técnicas que existen en la danza española, ese es uno de los motivos por el que traigo Alento, es un poco una combinación de lo que es tradición con el flamenco. Aunque son coreografías vanguardistas disponen de un enfoque puro y sustancial del flamenco tradicional aderezado eso sí, con elementos como el jazz, el blues, movimientos muy contemporáneos y alusiones a coreografías de aire americano

Esa mezcla la aporta Alento, ¿ Zaguán es  un espectáculo más puro?

Zaguán es flamenco, son cuatro coreógrafos flamencos, la construcción es una suite flamenca con diferentes palos donde cada coreógrafo ha puesto su personalidad dentro del mundo flamenco. Esto no quiere decir que como son coreógrafos jóvenes  los que he elegido, menos Blanca del Rey, no contengan movimientos un poco más moderno, más contemporáneos, pero lo que es el Ballet es más flamenco.

fffb Entrevista Antonio Ballet9

Desde esa perspectiva, donde la vanguardia tiene su espacio en el Ballet Nacional, el espectáculo cobra mucha más fuerza. El espacio escénico, la iluminación, el atrezzo o el vestuario tienen ahora un valor añadido en las obras…

…incluso los estilos de la danza en sí, de la danza española, que muy poca gente conoce. Se creen que el flamenco es la única danza que existe el país, sin saber que existe un folclore riquísimo, pero hay una escuela bolera y una danza estilizada. Todo eso es lo que llevamos siempre en el programa del Ballet Nacional de España. El flamenco es una de las cuatro ramas de la danza española y aparte de eso, en todas las propuestas de nueva creación, lo que intento es que participen nuevos creadores de diferentes ámbitos, porque eso además de ser enriquecedor para el artista que colabora con nosotros, también abre mucho las puertas al Ballet Nacional a otras disciplinas. En el espectáculo Sorolla, toda la puesta en escena la ha hecho Franco Dragone, uno de los fundadores del Circo del Sol, todas la ideas, la cabeza creativa de Dragone está creado por él. Un artista vinculado con el circo y que no tiene que ver aparentemente nada con la danza española, pero que al final casa perfectamente con el ritmo y estructura del Ballet. Este tipo de colaboraciones proyecta con más fuerza nuestro Ballet Nacional fuera de España. Lo hacemos con todos los sectores artísticos que puedan aportar algo nuevo y atractivo a nuestros espectáculos como con la pintura, el cine o la fotografía.

fffb Entrevista Antonio Ballet11

Me hablas del espectáculo de Sorolla, aquí en el Festival de Flamenco y Fado de Badajoz, no existe espacio escénico para representar esa obra, pero Zaguán y Alento poseen la fuerza necesaria para conectar estas dos culturas ibéricas. Al respecto, ¿Qué percepción se lleva el público de otros países con un espectáculo flamenco como éste?

Para mí es muy importante que se lleven una percepción de que el flamenco también se puede ver en grandes espacios, aunque sea un estilo de baile concebido para desarrollarlo de manera individual o en pareja, actualmente el flamenco se puede coreografiar para un cuerpo de baile como el Ballet Nacional de España con 40 bailarines. Pero también me interesa que el espectador de otras culturas se lleve la visión de lo que ahora se hace en la danza, desgraciadamente los medios de comunicación no la exhiben mucho, y para el público que no es aficionado al flamenco no sabe realmente lo que se está cociendo en la danza española.

 

¿Y que se está cociendo en la danza española?

Actualmente la danza española está en una evolución increíble, a nivel estético, de energía, a nivel de arte es increíble. De hecho los bailarines del Ballet Nacional de España tienen una técnica arrolladora, te pueden defender cualquier estilo de danza.

 

“Se creen que el flamenco es la única danza que existe el país, sin saber que existe un folclore riquísimo, pero hay una escuela bolera y una danza estilizada”

 

Ballet Nacionacional FUNCIÓN3

En Extremadura existe una cantera de pequeños bailarines importante. Las escuelas de baile y danza y academias de flamenco copan las actividades de las niñas y niños de la región sin lugar a dudas, fútbol mediante. Pero luego, cuando acceden a una etapa más adulta se disipa la efervescencia de la etapa infantil… ¿Qué falla en la danza flamenca para que no continúe  la pasión con edades adultas en nuestro propio país?

Nosotros sentimos que ha aumentado, con nuestras actividades, en las representaciones familiares con padres e hijos, con las visitas a colegios, con la publicación de libros para niños del Ballet Nacional, con el lanzamiento en breve de un videojuego de danza española, un acercamiento del público joven, pero queda mucho realizar para cultivar y educar desde la base.

¿Por qué no sabemos “exportar” nuestra danza como un rasgo propio de nuestra cultura?

No solo de la danza, en términos generales en nuestro país todavía no nos hemos dado cuenta de que la cultura que podemos exportar es una fuente de ingresos muy importante, no tenemos la capacidad de desarrollar y promocionar el arte y la cultura como se hace en otros países. Francia te vende todo y encima lo hace muy bien, vende su danza, su gastronomía, su cine, lo exporta todo, porque le sacan partido a ello y el resto del mundo lo consume. España podría hacer lo mismo con el flamenco y la danza española, sólo con darle un enfoque mucho más amplio del que nosotros, con muchísimo esfuerzo de manera autónoma aunque seamos una compañía estatal, estamos dando con nuestras ideas y proyecciones artísticas. Podríamos ser un exhibidor de cultura mucho más potente y para eso lo principal es la comunicación. Si el propio español no lo sabe, no tiene una referencia de lo que se hace en este ámbito, jamás podremos creer en ello y exportar cultura. No es solo una queja del abandono a la danza, es algo más profundo, necesitamos un eco comunicativo para que el público se interese, acuda al teatro, para el programador o director del teatro se interese en programar danza, se trata de una cadena.

fffb Entrevista Antonio Ballet1

“En nuestro país todavía no nos hemos dado cuenta de que la cultura que podemos exportar es una fuente de ingresos muy importante, no tenemos la capacidad de desarrollar y promocionar el arte y la cultura como se hace en otros países”

El IVA cultural tampoco ha ayudado mucho… Según el último anuario de la SGAE que permite comparar 2012 con 2015, el dato más cercano disponible y el resultado es una reducción en todos los sectores y los apartados… 565 espectáculos de danza menos, de 2.633 a 2.068.

Es una cifra bestial. Debemos revisar este tipo de cosas que tanto pasan factura a la cultura del país. Y sobre todo una disciplina tan frágil como la danza.

Antonio, sabes de primera mano de las dificultades que entraña llevar a cabo un proyecto empresarial, ¿Te ha ayudado para darle más valor a este Ballet Nacional?

Yo comencé en el año 2000 y la compañía estaba compuesta por 28 personas, una compañía grande para ser un proyecto novel, y yo me dejé todo. Me dejé todo el dinero que me había ganado en el Ballet Nacional como bailarín, mi madre hacía de costurera, modista y asesora, yo hacía la prensa, la distribución, viaja para conocer promotores, tuve que aprender idiomas para poder vender a todo el mundo mi compañía y eso fue muy duro. Años que donde no se veía ningún tipo de ganancias pero que hizo que supiera de primera mano cómo funciona la danza. Con el tiempo pude darme a conocer y ser consciente de la dificultad que genera un proyecto empresarial, y esa trayectoria hace que valore con más nitidez la labor de las 90 personas que componen el Ballet Nacional de España como director.  Ser director con 35 años es fruto de esta experiencia personal previa.

Ballet Nacionacional ENSAYO 10 

El año que viene el Ballet Nacional de España cumple 40 años, y seguramente que ya estáis preparando alguna producción para este aniversario  ¿Cómo gestionáis los diferentes espectáculos a lo largo de las temporadas?

Cada año hacemos una producción, un espectáculo nuevo que es una movida muy grande, ya que supone vestir a 40 bailarines, preparar música que generalmente son orquestadas, diseñar la coreografía, concepto, ideas…y todo eso hay que compaginarlo con las giras que ya tenemos. Todos estos espectáculos están a la carta para que los programadores y directores de teatros y festivales elijan el espectáculo que mejor encaje para su espacio, público, evento, y cultura.

“Ser director con 35 años es fruto de esta experiencia personal previa”

 

 fffb Entrevista Antonio Ballet7

Llevas cinco años al frente de Ballet Nacional y ahora te han renovado otros tres años, ¿Esa posibilidad de manejar tiempos más dilatados como director favorece una producción más elaborada, pensada a medio plazo y con mayor estabilidad y criterio para hacer esquipo?

Es muy importante contar con esta estabilidad, yo en estos cinco años le he dado la vuelta al Ballet Nacional a base de introducir vanguardias sin perder la esencia flamenca.  Han sido cinco años de muchísimo trabajo pero que me ha dado muchísima satisfacción, cumpliendo los objetivos marcados de inicio. Pero aún queda mucho por hacer, el Ballet Nacional de España tiene que ser una compañía de referencia en el mundo. Que sea reconocible en todo el mundo.

“En estos cinco años le he dado la vuelta al Ballet Nacional a base de introducir vanguardias sin perder la esencia flamenca”

El año pasado hube un plante en forma de huelga de los bailarines por las condiciones económicas de sus contratos anuales ¿Ya se ha solucionado este tema?

Fue una decisión muy dura en una época muy dura. Los bailarines del Ballet Nacional son bailarines de élite que se merecen mejores sueldos, recordemos que yo estoy en medio ya que yo no soy quien los contrata ni marcan sus salarios, lo que sí es muy importe es encontrar la forma, una fórmula muy bien elaborada, dialogada y en un momento en el que el país lo pueda asumir. Cuando ellos hicieron la huelga no había ni gobierno y desgraciadamente no dio fruto para nada.

Ballet Nacionacional FUNCIÓN5

Entrevista. Willy López |  Fotografía. Félix Méndez