Camané «El príncipe del fado»

En Lisboa, en el barrio de Mouraria, hace veinticinco años únicamente se escuchaba el fado en las desvencijadas radios de las casas de dos plantas que sostienen el castillo de San Jorge. Las casas de fados nutrían a turistas y los nuevos artistas anhelaban la nostalgia que exhalaba Amalia Rodrigues, esa voz, hacía tiempo que ya sólo corría entre las estrechas calles a ritmo lento, a golpe de pilas desgastadas. Viola, guitarra y voz. No se necesitaba más para ver crecer a nuevos autores en Portugal. Hijos, nietos y bisnietos de fadistas  identificaron el nuevo panorama cultural con un fado que ha sabido solaparse con un público más exigente. El fado pasa de Marceneiro a Camané, de Amalia a Misia a golpe de una saudade algo menos melancólica. Los discos de vinilo recuerdan la memoria del pasado, las tascan con un estilo más actual, mismo vino y buen fado.

Es ahora, tras ese limbo musical fadista, cuando los medios de comunicación dan espacio a la canción lisboeta, vibrando de una coetaneidad inusual; escenarios de fado en Festivales de rock; compartir Enjoy the silence de Depeche Mode con Escrevi tuo nome no vento de Carminho en el mismo cartel; algo así como escuchar a AC/DC y después a Diego el Cigala sin cambiar de luces y público en festivales españoles.

Pessoa escribía «El fado no es alegre ni triste…formó el alma portuguesa cuando no existía y deseaba todo sin tener fuerza para desearlo…el fado es la fatiga del alma fuerte, el mirar de desprecio de Portugal al Dios en que creyó y que también le abandonó».

Un alma fuerte, la de Camané, nos relata su experiencia, una especie de biopic de los últimos treinta años del fado, que con voz triste, mirada alegre y presencia elegante ha luchado por no abandonar el fado, de no dejarlo a la deriva… a pesar de que sopram ventos adversos.

Camane-03-culturabadajoz

¿Qué podemos escuchar si sacamos una entrada para disfrutar de tu música?

Suelo tener un repertorio de las canciones que han marcado mi vida como autor y sobre todo estoy cantando también temas de mi último disco, Infinito Presente.

Has comentado en alguna ocasión, sobre todo, con la recopilación de tus grandes éxitos, que no te gusta escucharte…

…no me gusta, es un problema de la profesión, porque cuando me escucho, siento y percibo una gran cantidad de dudas, creo que se puede hacer mejor, no disfruto de las partes que están bien cantadas. Es por eso por lo que disfruto de los conciertos, me dan la posibilidad de mejorar y añadir algo a mi trabajo.

Camane-011-culturabadajoz

Desde ese perfeccionismo, y llegando a decir que fado es como el café, que si se le añade leche ya no es café… ¿Cómo podrías definir el fado?

El fado tiene una sonoridad muy característica, como posee el flamenco, con rasgos diferentes pero con elementos muy identificativos en el momento justo de sentirla, con aromas españoles y portugueses. En el fado es muy importante su característica forma de ser cantado y también de su especial rasgo musical instrumental.

 

El fado es una música que nace y crece en Lisboa…

…el fado es una música urbana de Lisboa pero creo que cuando añades algún elemento no fadista pierde esa esencia pura. Es importante mantener esa característica. Nace, crece y muere en Lisboa, pero el fado es universal.

Nace, crece y muere en Lisboa, pero el fado es universal

 

Existe otra característica del fado, a la que el musicólogo Rui Vieira Nery hacía mención en unos de su obras sobre esta música, en la que escribía que el fado no sólo es cantar fado, hay que saber expresarlo, interpretarlo…y tú, Camané, dedicas gran parte de tu espectáculo a darnos esa elegante y particular interpretación…

…es vital. La forma de vestir, el traje, el estilo, lo utilizo para no pensar justamente como voy vestido. Cuando escuchas a un cantante de fado no puedes estar pesando en su identificación visual, las palabras deben cobrar vida con esa interpretación. Es muy importante que viertas tu vida en las historias que narra el fado. El fado es para escuchar dulcemente, para sentir de una manera tranquila.

Camane-08-culturabadajoz

La tendencia general sobre el fado es la de un concepto nostálgico, lleno de tristeza, pero en festivales como este de Badajoz vemos cada año, que existe mucha viveza detrás de esta música, con intérpretes como Mariza, Carminho o Gisela  

El fado habla de todo, de tristeza, alegría, de todos los sentimientos…cuenta lo mismo que todas las músicas del mundo, y con el amor de telón de fondo, todas las músicas del mundo son algo dramáticas. La alegría no se gestiona, la tristeza sí, es una especia de catarsis que hace sentir esos recuerdos tristes y a la vez te aporta alegría.

En España asimilamos al fado con voz femenina, quizá Amalia Rodrigues ha tenido mucho que ver…

…puede ser que a la muerte de Amalia, comenzaron a despuntar mujeres que querían cantar fado como ella. Pero curiosamente el fado es una música que comenzaron a cantar los hombres, por tanto el fado no tiene sexo, es de hombres y mujeres.

Es muy importante que viertas tu vida en las historias que narra el fado. El fado es para escuchar dulcemente, para sentir de una manera tranquila

 

¿En qué momento de tu vida te sientes verdaderamente fadista?

Yo empecé a cantar profesionalmente con 18 años. Hace 32 años, pero ya con 10 años sentí que podía cantar fado,  y tuve la suerte de crecer con la música. Siempre que canto otro estilo musical, por mi forma de cantar no consigo liberarme del fado. Cuando cantaba con los  amigos, temas de rock o pop, me decían que siempre lo hacía con punto de fadista. Es algo que, supongo, llevas dentro desde muy pequeño. Hace muy poco hemos hecho un homenaje a David Bowie, con el disco Bowie 70 colabortando con Ana Moura, Antonio Zambujo o Tiago Bettencourt entre otros, y cantando Space Oddity se percibe enseguida que es mi voz…[Ríe]…no puedo quitarme mi alma fadista.

Camane-05-culturabadajoz

Pero no sólo te gusta el fado, también tienes mucho de jazz, de blues, hasta te consideran un crooner portugués…

Los cantantes de fado son muy parecidos a los crooners, porque poseen el mismo sentido del fraseado, de la palabra, los mismos silencios en la música, es una forma muy parecida de interpretar la música.

 

El guitarrista Antonio Chainho nos decía que para él interpretar Fado menor era lo más emocionante…¿Qué canción te pasa factura en los conciertos?

¿Sabías que mi primer disco lo produjo Antonio Chainho con 12 años?  A Alma Jovem Do Fado. Fado menor es muy simple pero tiene una expresión y una personalidad musical fantástica. Existen muchos temas que me emocionarán toda la vida, los fados de Marceneiro por ejemplo.

Con mi primer disco en el 1995 me acuerdo que hicimos 28 conciertos fuera de Portugal y solamente dimos dos conciertos en nuestro país

 

Comentas que escuchas mucha música española, ¿Qué tipo de artistas tienes como referencia?

Conozco más música española que los españoles música portuguesa…[Ríe]…escucho mucho flamenco, grupos actuales, un poco de todo. Colaboro y actúo mucho en España y debo estar al día.

 

En el disco recopilatorio O melhor 1995-2013, no aparece una canción maravillosa y que resulta extraña no verla entre las mejores, como es Sopram ventos adversos…

…es una canción muy fuerte, muy bonita pero no es un fado. Es una canción transformada al fado, por mi característica voz y por mis músicos fadistas transformándola en algo que no fue escrita para este estilo musical. Es una canción de mi productor y músico, José Mário Branco, que también se ha convertido en rock con músicos de Estados Unidos. Es una canción inspirada en jazz, pero habla de algo muy trágico.

Camane-012-culturabadajoz

Para finalizar Camané, ¿Cómo está la cultura, las artes, la música en Portugal?

Está bien…pienso que pasa en todos los sitios, hay cosas que se están haciendo bien y cosas que se están haciendo muy mal. Pienso que el fado, al menos, la cosa está mejorando, cuando yo empecé a cantar fado, con mi primer disco en el 1995 con la discográfica EMI, me acuerdo que hicimos 28 conciertos fuera de Portugal y solamente dimos dos conciertos en nuestro país. A partir de ese disco y con Na linha da vida en el 1998, todo fue a mejor, dentro de Portugal, ya que los periodistas eran coetáneos a mí y empezaron a interesarse por mi trabajo e incluso comencé a ganar premios de periódicos especialistas en rock…[Ríe]…pero sobre todo, el vuelco viene con la muerte de Amalia Rodrigues a finales del 1999, donde aparecieron jóvenes mujeres fadistas , con voces muy particulares como Carminho, Mariza o Ana Moura. De esta manera podemos decir que las cosas fueron a mejor.

Entrevista. Willy López |  Fotografía. Félix Méndez