Carmen Solís «La elegante, dulce y poderosa voz de una soprano internacional»

Tenemos la enorme suerte de contar con los mejores para los eventos culturales que se realizan en Extremadura. Pero más afortunados somos de comprobar que esos protagonistas son de la región. El Festival Ibérico de Música de Badajoz es un ejemplo. La soprano Carmen Solís, una de ellas.

Suena a zarzuela pero no es una zarzuela al uso, en cierto modo es un homenaje a Sorozabal y Torroba, compositores  que forman parte de la historia musical y cultural del siglo XX de España. La Orquesta de Extremadura con Álvaro Albiach, la soprano Violeta Siesto, el tenor Daniel Izquierdo, el actor pacense Elías González, la dirección escénica y la dramaturgia de Susana Gómez y dos maravillosos solistas: el barítono asturiano David Menéndez y la soprano extremeña Carmen Solís. Nombres y apellidos del espectáculo Sorozábal y Torroba: El Payaso y la estrella, música e interpretación en estado puro.

Pasar un rato con Carmen Solís es tener la sonrisa siempre en la cara. Eso intuimos, las mascarillas sólo nos dejan entrever que Carmen es pura emoción, los ojos rebosan brillo, alguna lágrima de recuerdos duros, pero todo un lago de optimismo que el cristalino proyecta allá donde mire. En el Palacio de Congresos, donde en algún momento hubo gritos y agonía, ahora retumba una voz dulce, enérgica, una explosión emocional que tiñe todos los pasillos y salas del recinto. Sabemos que están ensayando. Susana Gómez, la directora exige, es su trabajo, y los resultados son palpables. Aplausos, aplausos y aplausos.

La vida está llena de incongruencias,  como cuando el Conservatorio de Milán rechazó como alumno a Verdi y después le puso su nombre. Giuseppe Verdi, el amado compositor de Carmen Solís que viaja en su garganta, una valija de artista, que nadie podrá rechazar, nosotros al menos, nunca.

Carmen Solis-2

Carmen, arranca de nuevo tu trabajo, después del confinamiento…

…este es el primer concierto que hago después de ocho meses, mucho tiempo, pero muy ilusionada.

Tras este tramo sin actuar en directo, ¿Cómo mantenéis los cantantes de ópera la voz en su punto?

Es curioso, porque yo pensaba que esto iba a ser más difícil de recuperarse, pero no ha sido nada parecido a cuando te operan de nódulos o tiroides, por ejemplo, la voz siempre ha estado y solamente he tenido que trabajar la cuestión respiratoria. Recordar los tramos de esfuerzo, porque al fin y al cabo los cantantes tenemos que enfocar esta parte de nuestro trabajo como un deporte de fondo. El parón, y la operación a la que tuve que someterme, me ha obligado trabajar mucho, con rehabilitación, con ejercicios respiratorios, ensayos y con mucha calma y mucha paciencia. Milagrosamente la voz está muy bien y las sensaciones en esta zarzuela en el Festival Ibérico son muy buenas.

Al fin y al cabo los cantantes tenemos que enfocar esta parte de nuestro trabajo como un deporte de fondo

Tu voz viene de serie… ¿O se trabaja?

[Ríe]…¡Todo se trabaja! Existe algún componente evidentemente genético que está presente pero luego hay que darle duro al trabajo. La voz es el instrumento que más esfuerzo físico supone, está dentro de nosotros y nuestra proyección es directa, por esto nos hace tanta falta subirnos al escenario, como cualquier músico, pero quizá el cantante algo más. Necesitamos la fuerza, el poder tener el control en un escenario de que tu voz llega en perfecto estado, la adrenalina que supone el propio escenario…¡son muchas cosas!

Carmen Solis-5

¿Qué supone para ti volver a actuar después de este largo tiempo con el valor añadido de hacerlo en tu ciudad natal?

Es algo muy emocionante, los nervios están presentes desde el primer segundo, es una sensación extraña, como si fuese otra vez a debutar. Venir aquí es siempre una pasada porque la Orquesta de Extremadura para mí son unos enormes profesionales y ya forman parte de mi núcleo de amistad. Si a esos le añadimos que actúa también David Menéndez, un enorme barítono, uno de los grandes de este país, con el que he coincidido muchas veces, y el resto del elenco, el resultado es espectacular.

A quien dice que actuar con los mejores, nos hace aún mejores…

¡Claro que sí! Se canta mejor, no se destaca más si estamos rodeados de mediocres, eso no es cierto. Pasa con los actores, con los artistas en general.

Coincides con una grande en esta obra también

Sí, con la directora Susana Gómez, con la que casualmente debuté en una producción profesional con un papel muy protagonista en 2009, con Un ballo di maschera de Verdi. Volverme a encontrar con ella después desde ese tiempo ha supuesto un regalazo.

Cuando hablamos de ópera, de zarzuela, de la lírica en general, parece que estamos hablando de un evento destinado a un público muy concreto, pero realmente detrás de una obra de Verdi, Puccini, Barbieri o Sorozábal, hay un trabajo muy atractivo que puede atraer a mucho más público…

Como todo en este país, hay como dos pensamientos, los que piensan que la Zarzuela tiene que ser purista, con los trajes de la época, con los textos originales, pero eso hoy en día es casi absurdo entenderlo así, casi ni se considera teatro, no es teatro, ya que debe ser una cosa viva. Y después existe otra vertiente de gente que quiere innovar, que quiere acercar el público joven, y eso es algo muy importante para la música clásica. Lo que se está haciendo en el teatro de Zarzuela es un ejemplo, donde sin perder el origen de la zarzuela se hace una revisión muy actual. Eso acerca la zarzuela a un nuevo público.

Como es el caso de Sorozábal y Torroba: El Payaso y la estrella del Festival Ibérico de Música…

…sí, en este caso son varios fragmentos de zarzuela de estos dos compositores, entrelazado por un narrador, Elías González, que a través de la historia de España, se muestran sus diferentes reconocimientos y su desarrollo profesional dependiendo de los cambios sociales, políticos y económicos en los que fraguaron su carrera.

Carmen Solis-6

Cuéntanos cómo fue la experiencia de trabajar en esa reyerta lírica de Albert Boadella  ¿Y si nos enamoramos de Scarpia?     

Me lo pasé muy bien, en una historia delirante con mucho humor y mucha crítica. Dos sopranos y un director en el último ensayo de una obra sobre la violencia de género. Posturas radicales en un escenario con todo tipo de elementos actuales. La obra es muy divertida en un tour de force impresionante, donde los tres cantamos, tocamos el piano y actuamos sin parar.

Como todo en este país, hay como dos pensamientos, los que piensan que la Zarzuela tiene que ser purista, con los trajes de la época…y después existe otra vertiente de gente que quiere innovar, que quiere acercar el público joven, y eso es algo muy importante para la música clásica

¿Cuál es el espacio escénico del mundo que te ha generado una mayor satisfacción al actuar?

He tenido mucha suerte de actuar con papeles principales en España, y también me lo he pasado muy bien cuando he ido al extranjero, pero realmente cuando una se siente orgullosa es cuando te llaman para cantar en Italia y triunfas en un país de grandes compositores.

Carmen Solis-3

¡Una soprano en Spotyfy! La clásica empieza a llegar a todos los lados. Además has publicado un disco recientemente, La seduzione, un monográfico de canciones para voz y piano de Verdi con Rubén Fernández Aguirre.

[Ríe]… Sí, es una gozada poder actuar con un pianista tan bueno como Rubén Fernández, tenemos algunos conciertos cerrados, y después en Bilbao, pero no sabemos cómo irá todo con esta situación.

¿Percibes que el sector cultural, como artista, está mucho más afectado que otros sectores, también muy dañados?

Estamos muy desangelados, se necesita un apoyo constante y la sensación ha sido fría, con una falta de conciencia real del sector cultural. La foto de un cantante que viaja en un avión lleno para actuar en un teatro vacío define mucho el panorama que se vive. En nuestro caso ver tantos huecos vacíos, recolocar a los abonados ya supone un recorte que es inviable para mantener la función. Esperemos que la cosa cambie.

Willy López | Fotografías. Félix Méndez y Michal Novak (portada)