Dulce Pontes «El silencio es la música que más aprecio»

Ni es Amalia Rodrigues ni tiene el corte de pelo de Mariza, tampoco su música suena a Cesária Évora ni tiene el jondo en sus cuerdas de Estrella Morente, no es una fija de las banda de Ennio Morricone ni tampoco escribe como Bob Dylan, no acostumbra a cantar con Caetano Veloso ni es dada actuar con Celia Romero ni con la Orquesta de Extremadura. Es Dulce Pontes y hace lo que le parece con su música. 30 años dan para mucho, entre ellos cantar con todos los nombrados al inicio, la canción portuguesa como visado.

Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-018

Vem saber se o mar terá razão…vem cá ver bailar meu coração y zas Dulce Pontes hace retumbar el escenario. Canción de mar para el público y para la banda sonora de muchas películas. Antes ha materializado una de sus costumbres, estirar la espalda apoyando las dos manos firmemente sobre una pared. La muralla que sujeta el intramuros de la ciudad aguanta su saudade y destensa los nervios.

Estar delante de Dulce supone estar delante de un trozo enorme de música. Cuesta mantener el tipo ante la historia viva de la música portuguesa, de la tradicional, que nació cuando Portugal decidió abandonar el ego conquistador y dejarse arropar por el mar y hacerse fuerte como un panal en el hueco ibérico que dejó la frontera con España. Allí es donde hace tiempo Dulce Pontes ha sabido moldearse al sonido de los barrios urbanos en forma de fado, al canto alentejano sin un instrumento de por medio y a los sonidos de colonias de ultramar, llantos caboverdianos, riffs samberos y colores indios.

Lo que importa es sentir el fado. Porque el fado no se canta, acontece. El destino se siente, no se entiende ni se explica. Amalia Rodrigues.

 Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-06

¿Qué significa para ti el fado y el flamenco?

Yo no canto solamente fado y esto se sabe de ante mano. Unir fado y flamenco viene de lejos para mí, me resulta muy familiar porque estuve de gira con mi querida Estrella Morente. Fue un verdadero aprendizaje, escuchándola y viendo hablar de genealógica del flamenco, compartiendo maestros como compartimos durante esa gira. Ese acercamiento me resulta muy natural, Celia Romero hace años y ahora la Orquesta de esta región.

Dices que no solo haces fado, que está en tu repertorio pero lo diferencias de la música portuguesa…

…El folklore tiene distinto género, son canciones relacionadas con el trabajo de la tierra y animales de fiesta digamos también después de la cosecha…

…En el documental de Alentejo, Alentejo, Sérgio Tréfaut recoge estos cantes alentejanos y podemos descubrir que no solo hay fado en Portugal.

Sí porque está muy poco divulgado, bueno, Amalia Rodrigues lo ha divulgado porque ella lo cantaba, cantaba muchos temas de folklore pero lo cantaba con alma de fadista porque no había fadista mayor que ella y nunca lo habrá. Siempre hay una clave muy importante en el trabajo que Zeca Afonso que ha construido lo que yo considero la música popular portuguesa, ha sido un visionario, todo lo que ha escrito y compuesto y lo que iba también a buscar en el alma del folklore. Zeca ha investigado muchísimo y también ha cantado lo que hoy se llama canción de Coimbra, antes se llamaba fado de Coimbra, la música medieval galaica portuguesa que también me gusta mucho.  Luego me apasioné por la nacionalidad porque tiene mucho que ver con el folklore portugués. La nacionalidad de algún folklore, de Argentina por ejemplo, de Portugal se conoce el fado, de España el flamenco, de Argentina el tango y cuando hay una paleta de géneros tan grande y potente de distintas regiones y países a veces sólo nos quedamos con la más impactante. Pero detrás hay muchas ramas que han formado ese cante famoso.

 Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-014

“La desnudez es necesaria cuando uno intenta conectar o llegar un poquito a sí mismo y tocar un poquito el cielo digamos, el divino, el que no se alcanza”

 

 

 

De “Lusitana” en el 1992 al Peregrinação del 2017, con mucho trabajo antes y después de esos discos…30 años dan para mucho…‎

Se puede describir poéticamente, de manera más entrañable y todo a través de lo que ha rodeado mi música, no sólo los discos y colaboraciones. Es un camino espiritual porque así considero mi función en la música, la desnudez es necesaria cuando uno intenta conectar o llegar un poquito a sí mismo y tocar un poquito el cielo digamos, el divino, el que no se alcanza. El peregrinaje, eso es lo que busco, pensar en ese concepto para la música, que necesita una aventura que no puedes imaginar y a partir de ese momento, es como si el propio trabajo caminara con sus propios pies. No sé decírtelo de otra manera, con los encuentros, con personas distintas, con los argentinos Jaime Torres o León Gieco, músicos que participaron en mi disco también…un viaje desde mi Lusitana y mi Peregrinación.

 Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-04

Has actuado en todos los escenarios imaginables del mundo, pero ¿Dónde te sientes más a gusto realmente para hacer música?

Curiosamente, y no porque actúe aquí, un sitio muy especial para mí es Badajoz, aunque existen espacios verdaderamente increíbles para cantar. Concentrar toda la energía en cada momento y dar lo mejor de mí cada día es lo más importante de mi vida como artista. El espacio no es tan vital. La música te puede transportar a cualquier sitio.

“Curiosamente, y no porque actúe aquí, un sitio muy especial para mí es Badajoz”

 

 

Hablas de Badajoz como un sitio especial, ¿Cómo te acoge el público extremeño? ¿Qué esperas de los espectadores de la frontera hispano lusa?

No pienso en eso, espero estar totalmente libre, despierta y conectada para transmitir en su totalidad lo que quiero para la gente y lo que siento. Nunca voy  pensando cómo va a ser, si a la gente le va a gustar o no. Lo hago con todo el amor que tengo dentro, no lo predispongo en mi cabeza, puede ser un mecanismo de defensa ¿no? Quiero estar conectada con la gente, los quiero abrazar y los quiero sentir, Badajoz y este festival me hace sentir así…

 Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-019

…Una canción que pones cada mañana cuando te levantas, una canción que te acompañe siempre…

Los pajaritos que cantan por la mañana me encanta…[Ríe]…y el silencio, esa es la música me encanta. El silencio es muy importante para mí, por la mañana no empiezo escuchando música, luego más tarde por la noche me pongo a escuchar a Amalia, Stéphane Grappelli, música clásica, pero antes el silencio.

Entrevista. Willy López | Fotografía. Félix Méndez | Ayudante de redacción. Marta Antúnez

Dulce-Pontes-overdose-culturabadajoz-015