Editora Regional de Extremadura «La editorial de los extremeños que dirige Eduardo Moga»

Un teatro de Barcelona. Interior noche. Rafael Álvarez el Brujo interpreta el Hechizo del Lazarillo, la versión de Fernando Fernán Gómez del Lazarillo de Tormes. El genio de la dramaturgia española musita desquiciado -¡Hambre, hambre, hambre! …en el interludio de la obra se sortea un jamón. Sale el número agraciado y se escucha un grito contenido de alegría. Un hombre canoso gesticula con los puños cerrados y las piernas encorvadas, suspendidas en su butaca. Es el ganador. Eduardo Mendoza. El magnífico escritor catalán es el agraciado. Humildad, ironía y suerte a partes iguales. Otro Eduardo, Moga, el actual director de la Editora Regional de Extremadura, fiel testigo del milagro dos butacas a la izquierda. La hambruna cultural en esos pocos metros cuadrados se convirtió en gula artística, una sobredosis de protagonistas de la cultura enredados en su propia ficción. Eduardo Moga por entonces ejercía su trabajo para la Generalitat, cuentas, finanzas, balances, números de todos los colores y formas a los que en sus espacios libres convertía en una sutil y potente métrica poética. Eduardo Moga, cliente de cómicos, lector de afortunados concursantes, funcionario, escritor, traductor, crítico literario, padre de familia, director de la editorial pública extremeña y ahora, entrevistado por un medio de comunicación.

eduardo-moga-editora-extremaudra-culturabadajoz-05

La Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura. Mérida. Interior día. Ajetreo, teléfonos que no paran de sonar, saludos, un reducido espacio, dos sillas, una mesa y mucha hambre. Hambre de conocer autores, poetas, novelistas, cuentistas, ensayistas, investigadores, pintores, diseñadores, ilustradores y todo un mundo de palabras donde guardar publicaciones desde el corazón de la región. Más de treinta años remitiendo señales para toda la galaxia cultural de Extremadura. Sondas recibidas por los lectores en forma de libro. Hojas en blanco manchadas por la imprenta a propósito con un objetivo sociocultural, embadurnar de historias las cabezas de miles de lectores y convertirlas en obras perenes como hojas de hierba.

Yo me celebro, / y cuanto hago mío será tuyo también, / porque no hay átomo en mí que no te pertenezca.                       Walt Whitman. Hojas de hierba.

Editora Regional5

Capítulo 1. Pro pane lucrando y los sudores del traductor

¡Qué importante y que denostada está la figura del traductor!

El traductor es como el árbitro de un partido de futbol, es el que decide al final lo que está bien y está mal, pero tiene que hacerlo sin que se note. El buen árbitro es aquel que acaba el partido y ni te has enterado de que estaba en el campo, es la mejor de lo que ha hecho bien. Con la traducción es tres cuartos de lo mismo, todos los traductores imprimimos un estigma evidentemente, dejamos una impronta, o aspiramos a dejar una impronta, pero al final lo que le importa al lector es pasar por ese texto sin ni siquiera percibir que el traductor ha estado ahí porque su trabajo ha sido tan bueno que lo ha vertido de una manera tan natural, tan fluida y tan convincente y persuasiva que el lector hasta se olvida del traductor. Esa es la triste paradoja del traductor, cuanto mejor es, menos se nota su mano.

Es conocida tu traducción de Hojas de hierba de Walt Whitman para Galaxia Gtuemberg ¿Existe alguna complejidad añadida al traducir poesía?

Es una idea que tiene mucha gente, me atrevería a decir que es casi un tópico, y con todos los respetos,  que traducir poesía es especialmente difícil. Yo tengo la idea de que algunos autores, tanto de poesía como de novela, teatro o de cualquier cosa, son más difíciles que otros. He traducido algunos textos en prosa en los que me he vuelto loco, mucho más que algunos poemarios que he traducido y que eran a priori relativamente sencillos. Es verdad que la poesía se preste un poco más a la desarticulación, la investigación, la vanguardia y a la experimentación y en ese sentido puede ser más complicado. Pero no me gusta deslindar la dificultad en función del género, más bien en función de los autores. Walt Withman tiene su dificultad, estuve con esa traducción dos años y medio, ese tiempo de mi vida dedicado al gran poeta norteamericano.

 La triste paradoja del traductor, cuanto mejor es, menos se nota su mano

eduardo-moga-editora-extremaudra-culturabadajoz-07

Capítulo 2. 34 años editando desde las entrañas de Extremadura

 

La Editora Regional de Extremadura es una editora regional pública que lleva 34 años publicando…

El objetivo de la Editora de acuerdo con sus normas fundacionales es propiciar la publicación y la difusión de la obra de los creadores extremeños. Obra en un sentido amplio, literaria, fotográfica, investigación, publicamos cómics, teatro, poesía, ensayo…en breve vamos a sacar libros de música incluyendo pentagramas, libros vinculados al mundo del arte, sobre el patrimonio extremeño, tenemos un abanico lo más amplio posible. Editamos con la condición de que sean autores extremeños o bien ciudadanos de cualquier parte del mundo que escriban sobre algún aspecto de la sociedad extremeña. Por ejemplo, acabo de recibir un libro de un investigador catalán sobre los viajes que hizo Miguel de Unamuno a Extremadura a principios de siglo y la repercusión que eso tuvo en los círculos generacionistas de España. En estos tiempos tribulados es importante que esto ocurra, que un autor catalán escriba sobre los que hizo un vasco afincado en Salamanca en Extremadura para una editorial regional. Es una manera de romper  barreras mentales e intelectuales.

¿Existe algo parecido en España?

Antes de que yo tuviera algo que ver con ella, cuando yo era un mero lector, la Editora Regional ha sido y para eso seguimos trabajando la mejor editora pública de España. Por su comportamiento franco, literario y su actitud amplia, permeable, porosa y generosa. A principios de los años 80 no había en la región prácticamente ningún tejido editorial. En esta parte lo público intenta ser el motor que tire de la realidad, para estimular esta labor en el mercado para que se generen nuevas iniciativas. Actualmente se han mejorado muchas cosas, pero creo que nuestra labor sigue siendo muy necesaria.

Editora Regional3

Capítulo 3. La lectura está malita. La temeridad de ser editor en la región

Existen unos datos de lectura que dan mucho miedo

Efectivamente, Extremadura tiene el segundo índice de lectura del país por comunidades autónomas, sólo superado por Castilla La Mancha. Pero aún hay un índice más triste, el de la compra de libros, devastador para un editor, los extremeños somos los españoles que menos libros compramos. Sólo un 20% de los españoles declara haber comprado un libro en los últimos 3 meses. Sólo un 1,4% de los extremeños se puede considerar un gran comprador, es decir, que haya comprado 5 libros o más en los últimos tres meses. Existe un 80% de extremeños que no compra un solo libro…hay que potenciar el fomento a la lectura de manera urgente…

…pero tenemos muchos espacios de lectura en la región…

Ese es un buen índice, en la comunidad autónoma que tiene una mejor relación de biblioteca por habitante,  pero faltan especialistas, bibliotecarios que realicen esa labor. Hay que reforzar ese trabajo para potenciar la lectura.

 En estos tiempos tribulados es importante que esto ocurra, que un autor catalán escriba sobre los que hizo un vasco afincado en Salamanca en Extremadura para una editorial regional

¿Cuál es el tejido editorial extremeño con el que poder crecer de la mano?

Hay un tejido muy fino, hay gente que lleva años haciendo cosas interesantes, de la Luna Libros, Periférica, Aristas Martínez, Ediciones del Ambroz, Le Tour 1987, y algunas más que llevan años haciendo cosas, pero no dejan de ser propuestas modestas, por su tirada, su distribución, por su presencia en el mercado y que dependen en buena medida de ayudas para poder subsistir. Es muy complicado editar cuando vives en una comunidad autónoma de poco más de un millón de habitantes, muy dispersos, con una red de librerías escasa, sin apenas suplementos literarios…es muy duro ser editor en Extremadura bajo estos datos.

¿Cómo podemos activar ese gusto por pillar y abrir un libro para engullirlo entre nuestras manos?

El trabajo familiar, la labor educativa en el ámbito escolar, la actitud de los medios de comunicación es clave. La gente es más propensa a la lectura si confluyen una serie de factores que nos haga cómplice con la lectura.

Hay datos que corroboran, que al menos, los más pequeños de la casa leen ¿Cuándo surge el corte de lectura?

Los niños leen bastante pero se corta a los doce años, cuando abandonan la educación primaria y pasan a la educación secundaria. Se produce más en los niños que en las niñas, las niñas aun bajando, mantienen un mayor vínculo con la lectura. Los pocos lectores que sobreviven a esa enorme caída es un lector de por vida.

eduardo-moga-editora-extremaudra-culturabadajoz-012

Capítulo 4. Manuscritos, obras, poemas, novelas…y mucha burocracia

¿Cómo establece la Editora Regional los libros que se van a publicar durante el año? ¿Cuál es el plan de edición?

Nosotros estamos abiertos a la recepción de obra en todo momento, no tenemos filtro de tiempo. Recibimos muchísimas propuestas más los encargos que la Editora solicita, de esta manera estamos activos, no sólo esperando obras. Nos gusta aportar autores que pueden ser interesantes, sugerir ideas, mantener un perfil de editor activo para estructurar una edición más profunda. Este volumen se filtra de dos maneras, el de los lectores de la Editora, profesionales de la lectura, filólogos, profesores, críticos, caso todos ellos escritores, que pasan un informe, y los resultados favorables, también los desfavorables, se tienen muy en cuenta para finalmente el equipo de la Editora decidir su publicación. Tenemos un catálogo y tenemos que dar calidad, prestigio para difundir de la mejor manera posible nuestras publicaciones. Tenemos un plan de edición que se integra de los títulos que hemos aceptado y que se distribuye a lo largo de los años. Intentamos realizar unos programas anuales con un número que puede rondar entre los 15 y 18 libros al año. Hay dos colecciones que rompen las reglas de ser extremeño o de cualquier otro lugar pero con contenido regional pero que a su vez están vinculadas con la extremeñeidad, por decirlo de alguna manera, y son la colecciones de Letras Portuguesas e Iberoamericanas.

Creativamente la salud de los extremeños es buena, como lleva siendo los últimos 40 años

¿Cómo se realiza la distribución y difusión de estas publicaciones?

Estamos trabajando de nuevos con las ayudas a la edición que había desaparecido y la conexión con la crítica y los medios pero hay cosas que aún tenemos que mejora; el gran editor Mario Muchnik decía que editar es distribuir, y sigue siendo así en este mundo digital y en esta sociedad de redes sociales. Tenemos que mejorar este aspecto, potenciar las distribuidoras que tenemos manteniendo la estructura pública a la que pertenecemos. Hay que seguir ofreciendo calidad pero bajo la dirección de un buen trabajo de distribución.

¿Cómo está la salud de la literatura en Extremadura?    

Creativamente la salud de los extremeños es buena, como lleva siendo los últimos 40 años. A mí siempre me ha sorprendido la vitalidad creadora de una región con factores tan duros como la escasa población, con ciertas carencias de conexión, periférica y demás, existieran tantos excelentes poetas y novelistas tan activos y con potentes obras. Javier Cercas, Ada Salas, Antonio Méndez Rubio, Diego Doncel, Basilio Sánchez, Gonzalo Hidalgo Bayal, me quedo muchos fuera de la lista, una lista que es larguísima. A pesar de la dureza, o quizá por las dificultades, salen y han salido grandes autores a flote.

eduardo-moga-editora-extremaudra-culturabadajoz-08

Entrevista. Willy López | Fotografía. Félix Méndez