José Manuel Calderón, el protagonista perfecto para una ciudad de cine

Woody Allen, para quien una victoria de los Knicks es tan importante como la existencia humana, con sus gafas de pasta negra y su milenaria chaqueta de pana marrón recoge del parquet del Madison Square Garden un protector bucal envuelto en saliva, escrupuloso como ninguno lo pilla  con un pañuelo, mira a los jugadores que están en pista y escucha de fondo: “Es del latino Woody, el que tiene el acento raro”, Allen gira la cabeza lento como Morla, la tortuga de la Historia Interminable, y se percata que el grito viene de Pat Ewing, el pívot con pinta de saxofonista que hizo las delicias en el siglo XX entre los rascacielos de la ciudad. Allen, suspira, se atusa el pelo y le responde con una pregunta, ¿Y quién de este equipo no tiene acento raro? Del otro lado de la pista Spike Lee ríe como un loco, y agarrando por el pernil al jugador del protector bucal grita, Woody, el protege dientes es de Mr. Catering…!El español que la sabe meter!

Esta historia sacada del bestiario de sueños de un jugador cualquiera, puede hacerse realidad este año. El extremeño José Manuel Calderón recibe una llamada del presidente, Phil Jackson, el místico ex entrenador que define el baloncesto como una conexión entre jugadores (Curiosamente con Michael Jordan en sus filas) algo nada fácil en una sociedad donde el pasatiempo número uno es la exaltación del ego. Y es aquí donde el jugador tiene las de ganar, por su manera cooperativa de entender este deporte y por su ganas de dejarse la piel por el equipo. Así es que señor Calderón de Detroit a Dallas y desde hace quince minutos ya puedes hacer las maletas para venir a la Gran Manzana. Cosas de la mejor liga del mundo.      

Dan Frisby definió al baloncesto como la fotografía, donde si no enfocas, todo es negativo. Calderón y su calidad humana sacan lo más positivo del deporte, un tipo inteligente y afable, un jugador cercano siempre atento para atendernos y siempre alerta para enfocar con exquisita nitidez.

 JMCalderón13-culturabadajoz

¿Qué supone volver a tu tierra cada verano de la mano de este campus?

Para mi es algo importante y más si lo hago en Extremadura, se ha podido realizar fuera de la región, pero a mí me faltaría algo, es algo así como enseñar mi casa. El 70% de los niños son de fuera y es una manera de que Badajoz  se dé a conocer a través del baloncesto

Hablar de niños y salir fuera de casa desde pequeño lo conoces bien…

…Si, con trece añitos me marché a Vitoria, y este tipo de decisiones te hace madurar y ver que aquellas cosas que a ti te parecen normales en una Comunidad Autónoma quizás no sea tan normal en otros puntos del país.

 

“Tener la suerte de representar a mi país fuera de España y ser la imagen de muchos ciudadanos me congratula”

 

José, esto del baloncesto va más allá de lo meramente  deportivo ¿no?

…Efectivamente, al final el basket es una herramienta que no sólo aporta el pasar una pelota a través de aro, este deporte nos enseña muchísimas cosas. Está claro que tú solo no puedes ganar, necesitas un equipo, el compañerismo, necesitas ayudar al que tienes al lado para que sea mejor y todos seamos buenos, seremos un mejor equipo. Estos valores que se deben aplicar en la familia, amistades, trabajo…en resumen ser buena persona, un buen tipo te llevará mucho más lejos.

Te dicen hace veinte años, recién salido de Villanueva de la Serena camino Vitoria que ibas a jugar en el Madison Square Garden y no te tienes que pellizcar para creértelo…¿te pasaba por la cabeza o era un sueño de adolescente?

(Rié)… ¡Madre mía! Con trece años pensar que puedes jugar allí era un sueño, noche sí y  noche también. Jugar con los Knicks, con esa emblemática camiseta, en ese magnífico escenario va a ser algo muy muy especial. En la NBA nunca se sabe si vas a tener esa oportunidad, todo da muchas vueltas, y tenerla es muy importante.

JMCalderón15-culturabadajoz

De esos años de baloncesto que llevas a tus espaldas ¿Con cuál te quedas?

Yo creo que todas te aportan, los compañeros de equipo, los entrenadores, las ciudades donde he jugado. Todas me han dado algo positivo, sería imposible destacar alguna.

 

“Poder disfrutar de la extensa actividad cultural de Nueva York, aunque ¡Todavía no tengo ni casa ni colegio para los niños!”

 

La NBA tiene mucho de empresa, con continuos cambios, despidos, mejoras…

En ese sentido sí, es la parte negativa de la NBA, y más para nosotros que no estamos acostumbrados a ese tipo de cambios tan bruscos. Lo más parecido en Europa, sería el mercado de invierno en fútbol.  Eso de que te llamen una mañana y te digan que mañana tienes que jugar en Nueva York y dejar Dallas sin tener ni voz ni voto cuesta entenderlo. Para explicar esto el ejemplo sería cuando eres pequeño y tienes una colección de cromos y depende del valor hipotético del mismo cromo algunos tiene más valor que otro.

Este año en la gran manzana, ciudad atractiva en el aspecto cultural…

…A mí no me da tiempo a disfrutar de los museos y espacios culturales de las ciudades, sobre todo cuando vas a jugar fuera, cuando por ejemplo voy a jugar a Los Ángeles no me da tiempo a ver la ciudad…ahora vivir en Nueva York es diferente, tengo días libres y mucho tiempo para hacer cosas con mi familia…en ese sentido si voy a disfrutar de esta ciudad…es uno de los atractivos…poder disfrutar de la extensa actividad cultural de Nueva York…aunque (ríe) todavía no tengo ni casa ni colegio para los niños

Y el tema familiar… ¿Cómo concilias baloncesto e hijos?

Todavía son pequeños…ninguno me ha dicho “Papá dónde vamos ahora que tengo amigos en Detroit”…no se dan cuenta y te facilitan las cosas…quizás dentro de tres o cuatro años si esto pasa y te cambian dos o tres veces es más complicado.

 

“Al final el baloncesto es una herramienta que no sólo aporta el pasar una pelota a través de aro, este deporte nos enseña muchísimas cosas”

¿Qué echas de menos cuando estás fuera?

La gente, estar en casa, en mi tierra, pasar ratos con mis amigos de siempre ¿Lo demás? Ahora se puede conseguir todo en cualquier rincón del mundo

JMCalderón23-culturabadajoz

Ya en el ámbito más personal José Manuel, ¿Qué plato te zamparías después de cada entrenamiento?

(Rié) Soy un tipo muy normal, y siendo extremeño siempre echas de menos la Torta de la Serena, el jamón, una buena tortilla de patatas, o el pisto que cocina mi mujer…(rié)…cocina como los ángeles y tengo la suerte de que podemos hacer en los Estados Unidos, al final ahora se consigue todo y los ingredientes para este tipo de manjares los puedes comprar.

¿Un libro que te acompaña en estos momentos aeropuerto arriba y abajo?

Ahora mismo estoy leyendo uno de Phil Jackson, Sacred Hoops: Spiritual Lessons of a Hardwood Warrior, algo así como canastas sagradas en español, un libro del presidente de los New York Knicks, que fue el que me llamó para comunicarme que hacía quince minutos que pertenecía a su club, cosas de la NBA, y que mejor manera que leer sus libros motivacionales para entrar en dinámica.

Y hablando de motivación, dime esa canción que te da ganas de machacar el aro…

….depende de mi estado de ánimo suelo poner un tipo de música u otra, no tengo nada especial, quizás algo español como Pereza, Leiva, Huecco…ahora con los compañeros de la selección, hacemos una especie de remix para dar buen rollo durante el campeonato (ríe).

Existen personajes, ya en extinción, como Dorado Segura, que han dado mucho a este deporte en Extremadura… ¿Qué recuerdas de él?

Fue el entrenador de mi padre, el padrino del baloncesto en Villanueva de la Serena y uno de los educadores de este deporte en la región.

El talento solo es una parte del éxito; el resto es trabajo y sacrificio…así define Dusko Ivanovic, una de las esencias del baloncesto… ¿Qué te aportó este entrenador para extraer tu talento?

Me hizo aprender mucho, maduré mucho con él, y me lo hizo pasar muy mal, es un entrenador muy duro y exigente pero creo que me hizo mucho mejor jugador.

La selección española

Para mí es un orgullo estar ahí, el tener la suerte de representar a mi país fuera de España y ser la imagen de muchos ciudadanos me congratula. Ganar o no deja ser importante, pero si conseguir el respeto a través de este deporte tan bonito.

JMCalderón7-culturabadajoz

¿Qué peso tienen las lesiones en tu carrera?

Las lesiones son la parte negativa de los jugadores, son las que no te permiten practicar baloncesto, y algunas de ellas te dejan muy dolidos no sólo físicamente, la cabeza hace mucho, y te hacen sin duda más fuerte mentalmente.

 

“Siendo extremeño siempre echas de menos la Torta de la Serena, el jamón, una buena tortilla de patatas…o el pisto que cocina mi mujer”

En Extremadura se practica mucho el fútbol pero el baloncesto ocupa un lugar privilegiado, aunque no acaba de arrancar, ¿Qué crees que le falta a la región para conseguir resultados? 

Hay que tener paciencia, hemos pasado una época muy difícil, y pedir financiación en estos momentos es complicado. Antes con dinero se hacían mejor las cosas, cuando falta eso todo se tuerce un poco. Los patrocinadores en estas fechas se cuentan con los dedos de la mano. Aquellos padres que echaban una mano para apuntar a su hijo ahora están en el paro y tienen que hacer filigranas para llegar a fin de mes. Ahora toca entrenar, divertirse y salir a pasarlo bien, ya vendrán los resultados deportivos.

JMCalderón25-culturabadajoz

¿Cuándo surge el característico gesto cuando enchufas una canasta de tres puntos?

(ríe) Pues entrenado en Toronto un año con Dereck Martin, el tercer base, un veterano del equipo, les íbamos ganando a los titulares de aquel momento y comenzamos a vacilarles con todo tipo de gestos, y entre el cachondeo cada vez que metíamos un triple hacíamos este gesto (tres dedos en alto y pulgar e índice formando un círculo), y yo lo hice un día en un partido y al público le gustó, y así hasta ahora.

Redactor. Willy López |  Fotografía. Félix Méndez

Más fotos de la entrevista con José Manuel Calderón