La Mujer en el Teatro «La vida secreta de Memé Tabares»

No sabemos aún si Rodin esculpía con el cincel de Camille Claudel o Claudel era el mármol que tallaba la vida del escultor….o quizá sí la sabemos, pero no nos atrevemos a desenmarañar los libros de historia del arte.

Hasta aquí, todo anormalmente normalizado. De Petra Leduc en adelante la cosa cambia. Encauzar la biografía de tantas y tantas mujeres desdibujadas se convierte, en manos de la dramaturga Memé Tabares, en una lucha, que para muchos, desgraciadamente les parece anómala. La puesta en escena no va para ellos, los anormales, que todavía pretenden sesgar la opacidad a la que está sometida la vida de muchas artistas, para ellos, las salas de teatros reservan butacas con un burka cultural, con diversos colores para elegir, con diferentes telas y estampados, asientos que poco a poco quedan vacíos para bien de la humanidad.

Las Memé de este mundo escriben, producen, actúan y dirigen para contar algo, para desprendernos del tul polvoriento que cubren las arrinconadas historias de la mujer en el arte, en la ciencia, en el teatro, en la vida. Allí emergen nuestras Petras Leduc, las miles de Leduc obstinadas a ser lo que nunca debieron ser, el manicomio repleto de olvido.

Hay muchas mujeres trabajando el arte, ingentes cabezas dándole a la creatividad y a la puesta en escena, mujeres en el teatro que llevan luchando desde hace años para fijar el mundo escénico como un parlamento neutral donde la excelencia no goce de privilegios genitales. La calidad sin ningún atisbo de mediocridad sexual, un teatro gestado, trabajado y parido por todos sin discriminación. Es ahí donde nuestra Camille Claudel comienza a tener vigencia.

Cuando crear es una fiebre, un salto al vacío inevitable, un impulso que arrastra al creador más allá de su vida; cuando crear es una fuerza de la Naturaleza como lo es un torrente o un glacial, no hay cultura, familia o religión que lo soporte. Un artista, un verdadero artista no viene a complacer, viene a arder; viene a derruir el árbol social que nos hemos inventado para mostrarnos la vida real del alma: aquello que somos. Un artista, un verdadero artista viene a quemar escuelas, iglesias y hogares. No puede hacer otra cosa. Entrega su cuerpo y su alma a esa misión. Sus maestros le miran mal, los curas se niegan a bautizarle y sus padres le encierran en un hospicio o en un manicomio.

Me han insultado y humillado; me han ridiculizado; se han reído de mí; me han perseguido, me han violado; jamás me han preguntado qué pienso o qué quiero; me han torturado, me han arrancado la piel a tiras y me han quemado cada vez que me he puesto en pie y he gritado mi nombre. Me llamo Petra Leduc, existo y soy escultora. Y tengo una vida para contar.”

 Meme-tabares-05

¿Vida secreta de Petra Leduc?

La vida secreta de Petra Leduc es una forma de dar voz a mujeres que han sido negadas, sus vidas han sido robadas y han sido ignoradas, tiradas incluso a la cuneta. Básicamente mujeres artistas. Obviamente un tipo de vida, extensible a muchas mujeres, cuyas obras y cuyo genio ni ha sido reconocido y en muchísimas ocasiones ha sido robado. La necesidad de reivindicar el espacio que sólo estaba reservado al varón. Entonces ¿Qué ha pasado? Qué cuando ha habido esas mujeres que desde siempre han tenido ese talento, era una amenaza que no se podía consentir….

…sigue siendo una amenaza…

…sí, sigue siéndolo, y cantidad de mujeres artistas seguirán pisando el manicomio para poder sobrevivir. Investigando el tema he descubierto una infinidad de casos. Dora Maar fue ingresada por Picasso en un centro. La expresionista Paula Modersohn-Becker sufrió la incomprensión dogmática de sus coetáneos. La vida de Margaret Keane, donde su marido que se adjudicaba la autoría de las obras…si es a mí quién me conocen ya me encargaré yo de que a ti no te crean…decía sobre Keane. Son muchas historias las que han machacado la vida de estas artistas.

Meme-tabares-01

¿Había algo más duro que hacerlas invisibles al no reconocer su trabajo?

Su propia vida. Y esto lo recogemos en la obra, lo que suponía como ser humano, se ve en la vida de Petra, ver su alma constreñida y destruida. ¿Te imaginas que a ti te cercenaran tu creatividad, que te trataran como a un delincuente por crear e imaginar? Es una herida fuerte.

…¿Evoluciona esa herida, Petra da algún paso para resignarse a estar aislada?

No me gusta hacer obras donde los personajes no evolucionen, en las que no se vea que por todo lo que tú has pasado te puede servir para iniciar otra cosa o para redimir ese dolor. No me gusta dejar a los personajes en su dolor.

La vida secreta de Petra Leduc es una forma de dar voz a mujeres que han sido negadas, sus vidas han sido robadas y han sido ignoradas, tiradas incluso a la cuneta

Esta obra son de las que generan debate una vez cae el telón, de las que marcan al espectador ¿Cómo ha evolucionado esta obra desde que se gestó y se representó por primera vez hace casi dos años?

Es curioso, cuando la presentamos en el MUBA, y por temas de presupuesto y a una semana del ensayo, con pocos ensayos a cuestas, para los actores ese es un proceso demasiado rápido. Eso ha hecho que la evolución de esta propuesta, y manteniendo la misma potencia que desde el primer día, ha crecido adaptándose a las salas, al personaje interior de Petra, a la iluminación que se ha ido generando con el tiempo. La densidad escenográfica se ha pulido y en la interpretación a medida que pasa el tiempo van descubriendo elementos que intuitivamente las tenían pero que ahora las están introduciendo.

Meme-tabares-03

¿Cómo se ha gestado el equipo artístico de esta obra?

Creaciones escénicas Efecto Kepler nos las hemos ingeniado para llevar a cabo el montaje, y bajo ese equipo la obra está escrita para Maite Vallecillo. Ella era la actriz y está elaborada así porque era ella la protagonista. Es tal su potencia y su intuición que el comienzo de la obra tiene su figura teatral. El principio de la obra es muy bestia, muy radical y Maite son de las pocas capacitadas para hacerlo. Nuqui Fernández tiene una versatilidad por su carácter que en esta función puede hacer de la amiga pequeña hasta la madre de Petra. Y Jorge Barrantes es un camaleón, entran y salen continuamente y no percibes que sea el mismo actor. Hay pocos elementos en esta obra y los cambios son energéticos. Tanta energía que por ejemplo en el museo, al finalizar un día la representación pudimos ver a todos los hombres, pequeños y mayores, llorar. Algo muy emotivo.

Memé, tú si has podido llegar al teatro sin tener que ver cercenada tu vocación, ¿Cuáles fueron tus pasos para dejarte atrapar por mundo escénico?

Yo creo que soy un caso aparte. Yo no soy de esas personas que sentía una vocación por el teatro, más bien lo contrario. Tenía un compañero de instituto que escribía obras y logró convencerme para suplir el papel de una actriz que no pudo actuar, lo hice y al público le gustó, pero ni así me enganché, con el tiempo y coincidiendo en una sala de lectura de poesía con unas amigas que en realidad era un grupo de teatro, el director de la compañía que era un exiliado de la Argentina de Videla, me dijo; si al final sigues viniendo, te incorporas quiero que sepas que aquí no hacemos tonterías, no estamos para tontear. Ahí fue donde me dejé atrapar y aprendí muchísimo.

Y llegas a Extremadura…

Por casualidad también, por unos cursos de teatro, con Suripanta, Leoni, Penco y compañía…y hasta ahora. Se estaba creando el Centro dramático extremeño y Leoni me hizo pasar por extremeña en los casting…[Ríe]…realmente nunca me preguntaron, y en ese ir y venir me asenté con el tiempo en esta hermosa región, de eso hace cuarenta años.

Cuando escribo estoy dirigiendo y cuando estoy dirigiendo estoy actuando

Meme-tabares-07

¿Cómo haces para compaginar la dirección, la escritura y la interpretación?

Todo sale del mismo sitio, y son actividades que como no te defines como nada todo es posible. Empiezas a descubrir elementos dentro del teatro para sobrevivir moral y profesionalmente. Necesito escribir para contar historias que necesitaba contar y que  no estaba en otros textos. Pero la fuente es la misma, cuando escribo estoy dirigiendo y cuando estoy dirigiendo estoy actuando.

Lo importante, lo básico en el teatro consiste en contar algo, contar una historia…

…eso debe ser así. Es un guía necesario como referencia, nos tiene que tocar, nos tiene que decir algo esa historia, de otra manera descarto trabajar. Tienes que sentir el alma para ser trabajar en este mundo.

…el mundo del teatro…¿Qué definición puedes darme del teatro?

El teatro es una forma de vivir. En una de esas crisis que sufrimos todos, abandoné el teatro por un tiempo, y de repente empecé a llorar en el metro como si nada, pensando sólo en el teatro…o el teatro o me moría.