«Los crímenes ejemplares » de Max Aub

«No hay tantos crímenes como dicen, aunque sobran razones para cometerlos» explica Max Aub en su prólogo y además, estas no suelen ser tan oscuras como creemos. Asesinar al que en vez de comer, rumia; a quien mira al techo indiferente mientras hace el amor o matar a alguien simplemente por aburrimiento, son motivos que pueden haber cruzado la mente de cualquiera de nosotros en alguna ocasión.

 Crimenes2

Libro de la semana

«Crímenes ejemplares»

Max Aub

16,5 x 24  96 págs. Blanco, negro y…¡Rojo!

P.V.P.: 17,00 €.

Editorial Libros del Zorro Rojo

http://librosdelzorrorojo.blogspot.com.es

Los Crímenes ejemplares son un compendio de testimonios anónimos que muestran los razonables y al mismo tiempo disparatados motivos que llevaron a sus autores a cometerlos. En este sentido, la de Max Aub no es sino una confesión más, que abre el libro: «Me declaro culpable y no quiero ser perdonado. Estos textos —dejo constancia— no tienen segundas intenciones: puro sentimiento».
Todos conocemos al Liniers historietista por su tira cómicaMacanudo, que comenzó a publicarse en 2002 en la Argentina y que hoy en día se edita en multitud de países. Cualquiera puede identificar su estilo aparentemente ingenuo o su uso del factor sorpresa como generador del humor absurdo, pero es otro Liniers el que descubrimos en las páginas de los Crímenes ejemplares. Sin perder de vista sus técnicas de composición siempre tradicionales ⎯la tinta china y la acuarela en lugar del dibujo por ordenador⎯ ni la experimentación constante que caracteriza su producción, Liniers abandona aquí su estilo más contenido para dialogar con los rasgos esenciales de la obra de Aub, para dibujar la violencia y hacerlo con violencia, pues sus trazos rápidos como cuchillazos en una atinada bicromía de rojo y negro acompañan la serie de brevísimos textos que componen los Crímenes.

Impregnados de un potente humor negro y una fuerte irreverencia formal, Max Aub escribió estos crímenes a lo largo de muchos años. Puesto que fue quitando y añadiendo textos, prácticamente no existen dos ediciones iguales del libro. En ellos, lo grotesco del crimen se trabaja a través de la repetición creativa, como él mismo explica: «Siempre que pude evité la monotonía, que es otro crimen».

Leer, reír y reflexionar son un mismo fruto que madura a través de las páginas de este libro, compuesto no solo de crímenes, sino también de secciones tan variopintas como «De suicidios» y «De gastronomía», y que hemos querido cerrar, como corresponde, con la sección «Epitafios».

 

max aub 

Los autores   Escritor     Max Aub   Paris, 1903 – México D.F. 1972

«Max Aub, escritor español nacido en París, de abuelos alemanes. Sus nietos son ingleses y mexicanos.» En esas trazaron sus pasos para eludir, de exilio en exilio, las desgracias de la época que le tocó vivir.
Tras la Primera Guerra Mundial, se trasladó con su familia a Valencia, donde residió hasta el estallido de la Guerra Civil española, hecho que forzó su regreso a Francia. Allí fue denunciado por comunista, apresado y desterrado a Argelia, donde pasó meses detenido en el campo de concentración de Djelfa —su libro de poemas Diario de Djelfa da cuenta de esa marca indeleble— hasta que en 1942 pudo embarcarse hacia México. A pesar de no ser su lengua materna, siempre se reconoció en la profunda huella que le imprimió el español («Uno es de donde hace el bachillerato», decía de sí mismo), y fue esa lengua, con fuertes improntas mexicanas —no en vano, México lo albergó durante más de treinta años—, la que trabajó en su escritura. La que lo trabajó.
Los Crímenes ejemplares están signados por un potente humor negro —«ironía trágica», en palabras de Aub—, una fuerte irreverencia en cuanto a las formas y un despotismo libertario que hacen de lo grotesco una manera de leer, reír y reflexionar.

liniers-culturabadajoz

Los autores   Ilustrador    Ricardo Liniers Siri    Buenos Aires, 1973.

Sus primeras lecturas fueron las tiras de Mafalda y de Tintín. Influenciado tempranamente por el mundo del cómic —Quino, Oesterheld y Spiegelman, entre otros—, en 2002 comenzó a publicar la tira cómica Macanudo, en la cual aparecen extraños personajes que han obtenido gran popularidad (el misterioso hombre de negro, Enriqueta y su gato Fellini, y hasta el propio Liniers, que se dibuja a sí mismo como un conejo). En 2008 estableció junto a su mujer, Angie Del Campo, La Editorial Común, dedicada a la publicación de novelas gráficas.
En 2012 Ricardo Liniers Siri recibió en Argentina el Premio Konex – Diploma al Mérito, como uno de los mejores humoristas gráficos de la década. Sus trabajos han sido traducidos a diversas lenguas, lo cual le ha valido una importante proyección artística hacia el ámbito internacional.
La afinidad de su posición artística con la de Max Aub se atestigua en su conducta intachable: Liniers nunca mató a nadie.

Crimenes22 

Nosotros decimos

 «El humor negro, el absurdo, la vigencia de temas tan tabú (muerte, sangre, crimen) para una época como la del multi exiliado autor, Max Aub, se muestra genuino desde el primer párrafo de su obra. Una lectura vigente, sarcástica e hiriente, de las que te hacen removerte del sillón de lectura, de las que tienes que parar a pensar desde el la cama, una obra donde el crimen se convierte en algo cotidiano, algo que realmente lo es, y que Gómez de la Serna pudo contemplar desde su palco de la contemporaneidad. La potencia de esta edición del Zorro rojo, además, supone una vuelta de tuerca con la expresiva ilustración del argentino Liniers, el autor que creció con las tiras de Tintín y Mafalda y que convierte a sus personajes en gente abultada y sedienta del color rojo».

Cultura Badajoz

Crimenes5