Mar Benegas «Libros: Manténganse al alcance de los niños»

Nos adentramos en la ínsula Barataria de Mar Benegas. Un universo de letras, gatos y niños al que ponerle rimas, darles formas sigilosas y puntuar correctamente para educar desde la imaginación. Ese es su trabajo. Educar, compartir, fomentar la lectura, rascar en la creatividad de los más  pequeños de la casa y retomar la ingenuidad infantil de los más grandes de ese condominio llamado familia.

Mar Benegas no se siente Condesa Trifaldi, ni Sancho Panza, nada que ver con Dulcinea del Toboso y muy alejada del desdichado Basilio o Sansón Carrasco. Eso sí, nos dice que los que se dedican a la cultura en este país son muy quijotescos. Ella se siente Quijote. Molinos de viento al que colgarle libros y Yelmos del Mambrinos decorados con poesía. Ríe y llora a la vez, mientras lo susurra.

Su obsesión por llegar al fondo de las palabras reside en la semántica de la imaginación. Aquella que permite criticar la situación de opresión de las niñas en el mundo o de escribir de casas que no existen, desaparecieron y ahora son un trozo de barro en una frontera con otro país a muchos kilómetros de la tuya.

poema-benegas-culturabadajoz

Mar Benegas2

¿Poesía en la escuela para los más pequeños?  Damos rienda suelta a la creatividad…

…Lo que yo me doy cuenta cuando me dedico a llevar la poesía por las escuelas, es que en general, desgraciadamente en el sistema actual la creatividad se castiga. Existe como una penalización para todo el que se sale de la norma. Observo que los mediadores, en este caso la familia o los propios maestros y bibliotecarios, muchas veces no tienen las herramientas necesarias para acompañar en el juego creativo, que es aquello que activa el pensamiento y lo que genera los cambios vitales en las personas. No se nos olvide que somos los únicos seres que podemos crear de la nada, perseguir los sueños y convertirlos en realidad pero el sistema tal y como está montado penaliza esa creatividad tan influyente en el crecimiento de los pequeños.

¿Tanto cercena el sistema educativo actual?

Yo siempre digo que es muy difícil acompañar o enseñar algo que tú no eres capaz de hacer o que no amas. A partir de ahí mi interés es que los propios mediadores antes de ofrecer las herramientas o los caminos creativos pues primero aprendan a llegar hasta ellos. Es importante formar tanto a niños como a profesores y padres. Esa es mi línea de trabajo.

Mar Benegas9

No se nos olvide que somos los únicos seres que podemos crear de la nada, perseguir los sueños y convertirlos en realidad pero el sistema tal y como está montado penaliza esa creatividad

 

 

 

Le das importancia a la interactuación entre padres e hijos en tus talleres

Si, con los talleres intergeneracionales, los pequeños se divierten y los grandes vuelven a jugar como cuando eran niños…[Ríe]…pero siempre realizo actividades dirigidas a niños, aunque está claro que los adultos tienen un discurso más elaborado y un pensamiento más profundo.

 

¿Y cómo se puede desbloquear a un adulto en este aspecto lúdico educativo?

Entiendo y como decía Bachelard, que la lectura es una máquina que pone a funcionar el imaginario creativo. Yo no entiendo el acto de leer sin el acto de crear, van unidas. Tú puedes leer pero te quedas cojo sino eres capaz de crear, estructurar y disfrutar algo nuevo.

Mar Benegas4

Existe un índice de lectura alarmantemente bajo, cuesta introducir la lectura, o al menos cuesta que en edades más adultas se mantenga el interés por la lectura. Tenemos la obsesión de introducir otras lenguas cuando ni tan siquiera parluchean correctamente una…

Das en la clave del problema actual, y estos casos me los encuentro todos los días. Me resulta muy curiosa esa obsesión que tenemos ahora con el bilingüismo, por el inglés a todos los niveles o por ejemplo por el catalán en Valencia. Pero no sabemos hablar castellano, no se sabe leer, no hay comprensión lectora y por eso creo que es más interesante, aunque en España se vive un desprecio con mucha intensidad por lo que es el lenguaje, la lectura, por lo relacionado con la cultura.

¿Te refieres a España o a los castellanoparlantes?

A España, estando en países como Argentina o Méjico te das cuenta del valor que le dan a la lengua.

¿Y si a estos le añadimos la lectura de poesía?

…[Ríe]…Pues imagínate, la poesía encima lleva la carga academicista que la arrincona aún más. Lo que hay que quitar esa sensación de miedo que llevan las palabras, lectura, libro o poesía. Es desde ese punto donde empiezo a trabajar.

Me resulta muy curiosa esa obsesión que tenemos ahora con el bilingüismo, por el inglés a todos los niveles o por ejemplo por el catalán en Valencia

 

La gran duda que se plantean las madres y padres respecto a la lectura necesaria para sus hijos es saber el tipo de lectura recomendada, sobre todo para no hacer que aborrezcan la lectura.

Hay que tener en cuenta que si hay unas fases madurativas, que son las que establece su edad, y después cada niño es especial y puede variar su percepción. Pero lo que sí que es cierto que muchas veces hay que ofrecer un cierto contacto con lo más aproximado, aunque en ocasiones lean pequeños textos para más. Es una de las cosas maravillosas del lenguaje y de la literatura, el misterio. Deben ser asequibles y si se puede ir un pasito más allá no pasa nada, tenemos la tendencia de darlo ahora todo muy masticado. Ese exceso de protección puede romper la magia de descubrir nuevas palabras y nuevas historias.

 Mar Benegas3

Estamos en un buen momento editorial respecto a la literatura infantil. Se editan libros donde la ilustración cobra aún más vida ¿Puede ser el motivo del aumento de ventas en este rango de literatura?

El tema del libro ilustrado tiene dos caras, es una maravillosa herramienta, fabulosa para educación artística y estética de los niños pero también tiene el peligro de caer en la fachada sin fondo, es decir, el libro es muy hermoso a nivel visual pero el texto no se cuida en absoluto.

Defines tu actividad de una manera maravillosa, con tres palabras; libros, gatos y niños.  Un triángulo que vincula todo tu universo educativo.

…[Ríe]…Sí, es una adaptación de mi realidad. Tengo cuatro gatos, muchos libros y estoy felizmente rodeada de niños. Es un juego que también utilizo con los pequeños. El gato en realidad sería una metáfora del lenguaje, la poesía y su forma de ser y estar en el mundo, silenciosos, sigilosos, misteriosos. Muchos escritores mantenemos ese vínculo con los felinos. Luego están la infancia y las palabras con las que construyo los cuentos y los poemas.

¿Cuándo empiezas a escribir literatura infantil y cómo desarrollas este trabajo?

Empecé con un poema, que por entonces no sabía que lo era, del año 84. Estaba en el hospital y tenía nueve años y hace muy poquito que lo descubrí. Estaba escrito a renglón seguido pero tenía rima y estructura de poema. Se puede decir que escribo desde siempre, tengo cuadernos de mi etapa adolescente pero no fue hasta que me dediqué a escribir poesía para adultos cuando mi hijo de siete años me pregunto si le podía leer alguno, y ante la incomprensión de mi lectura decidí que quería escribirle un libro a él, de su día a día. Ese libro funcionó muy bien porque miré directamente a los ojos de mis hijos. Decía Gloria Fuertes que ella escribía para niños y para jóvenes porque quería que los adultos leyesen poesía.

Decía Gloria Fuertes que ella escribía para niños y para jóvenes porque quería que los adultos leyesen poesía

Mar Benegas11

Podemos observar que existe un universo femenino en tus obras

Yo tengo una posición clara tanto en mi vida como en mi literatura, es muy respetuosa con la infancia en general e intentando visibilizar la cruda realidad. Existe un poema por ejemplo, La casa que no existe, que nace de los niños refugiados que llegan a Grecia y duermen en el suelo. Los niños entienden todo. A su manera muchas veces pero lo cogen todo al vuelo y en lo poético se cuenta más entrelineas que lo que se está diciendo. En el libro de Las niñas o cómo suceden las cosas  refleja cómo se trata a las niñas en el mundo. No me gustan esos estereotipos que se han creado con los niños y las niñas, hay más vida después del azul y el rosa. Por eso escribo desde la parte femenina, aún se necesitan muchos pasos que dar.

Entrevista. Willy López | Fotografía. Félix Méndez