Olga de Dios «El Monstruo Rosa de la ilustración»

Tiramos de ceras Manley y trazamos un boceto de Olga de Dios. Pantones de colores como retrato, una obra marcada por su propia existencia, una pasión visceral por la creación. Arte compulsivo con manchurrones de grafito para la infancia, las niñas y niños, el ingrediente esencial de este mundo que da sentido a la vida, esa clase vip, exigente pero ansiosa por divertirte, disfrutar, saltar, correr, cantar, gritar, pintar, abrazar, besar y colorear.

Sonrisa de Monstruo rosa, alas de Pájaro amarillo y flúor de Leotolda. Así es Olga. O parte de ella. El resto está en su amor al arte contemporáneo, arte urbano, arte en espacios públicos, cine, literatura, fotografía, pedagogía, medio ambiente, derechos humanos y conciencia social. Le ponemos dos tareas para hoy;

1.Rellena esta entrevista lo más rápido que puedas.

2. Escribe en la pizarra; Volveré a hacer otra magnifica, educativa y divertida obra gráfica… a tiza y cien veces…

Volveré a hacer otra magnifica, educativa y divertida obra gráfica

Volveré a hacer otra magnifica, educativa y divertida obra gráfica

Volveré a hacer otra magnifica, educativa y divertida obra gráfica…

Olga-Dios-04-culturabadajoz

¿Ilustradora o autora?

Me considero ilustradora y autora de libros la infancia. Entré en el mundo de la edición a través de la ilustración, la base de mi trabajo es el dibujo, pero tenía  mucha inquietud por contar historias, comencé en el formato de álbum ilustrado en el 2013 gracias al Premio Apila Primera Impresión.

Llevas poco tiempo en el mundo editorial pero desde muy pequeña pintando…

Sí, yo le digo a los peques que desde hace cuatro años he estado todos los días, todas las horas que estáis en el cole, yo estoy en casa dibujando.

¿Cuántos libros has publicado como cómo autora?

Tengo cinco libros publicados como autora-ilustradora…

…al ser autora-ilustradora tienes más control del producto final, pergeñas toda la edición,  y eso se nota…

Yo concibo los libros como proyectos, como obras en sí mismas, yo creo las historias, los personajes, la estructura general del formato y luego los convierto en un libro. Voy componiendo la historia a través de lo que voy contando en cada página, de esta manera un aspecto creativo se va retroalimentando del resto, no escribo primero toda la historia y luego dibujo todas las ilustraciones, sino que voy trabajando ambas partes simultáneamente todo la obra, y eso hace que en su conjunto se entienda como tal.

Olga-Dios-011-culturabadajoz

Yo le digo a los peques que desde hace cuatro años he estado todos los días, todas las horas que estáis en el cole, yo estoy en casa dibujando

¿Por qué está cosechando tanto éxito tu obra, como por ejemplo Monstruo Rosa?

Mis historias son bastantes personales, cuando cree Monstruo Rosa tracé la historia desde una perspectiva autobiográfica. Quería contar la historia de la exclusión a todos los niveles, aspecto que yo he vivido como mujer, creadora y lesbiana y cómo a lo largo de mi vida había ido desarrollando mi personalidad, hasta el punto de exponerlo en una obra de calado infantil. Monstruo Rosa está elaborado desde un punto optimista, con sentido del humor sin caer en tópicos y mi intención era crear personajes que fueran capaces de llegar a cualquier persona, la idea es que cualquier persona pueda identificarse con estos personajes. Lo increíble es que ha ocurrido, el libro nada más publicarse nos lo premiaron en la feria de Sanghai y se tradujo al chino, llegando lejos en tan poco tiempo.

Olga-Dios-018-culturabadajoz

¿Y cuál ha sido la recepción de la gente?

La gente ha sido unánime con el mensaje que recibo de ellos: yo me he sentido Monstruo Rosa. Esa es la parte más bonita del proyecto, porque esa era una de las intenciones con las que hice el libro, cuando se trabaja la diferencia o la exclusión se hace de manera muy explícita en el mundo de LGTB, con infinidad de cuentos y relatos sobre el tema, identificando a una persona homosexual, la familia homoparental, pero yo sentía que eso tenía que ir mucho más allá, es decir en el sentimiento de diferencia y exclusión nos puede venir de cualquier lado y creo que lo que tenemos que trabajar es en la construcción de una sociedad que ampare cualquier diferencia, en la que todas y todos podamos sentirnos a gusto.

Mis historias son bastantes personales, cuando cree Monstruo Rosa tracé la historia desde una perspectiva autobiográfica. Quería contar la historia de la exclusión a todos los niveles, aspecto que yo he vivido como mujer, creadora y lesbiana

¿Cómo ha funcionado  nivel educativo, escolar?

Es curioso, y siempre cuento esta anécdota porque derriba cualquier prejuicio que tengamos sobre educción, religión, sexo y raza, el libro empezó a funcionar muy bien en escuelas con aulas TEA, aula para niños en con un trastorno del espectro del autismo, y mogollón de educadoras especiales identifican a los personajes de Monstruo Rosa con sus alumnos.

Olga-Dios-08-culturabadajoz

Tienes una forma de dibujar, de ilustrar particular, enseguida se identifica tu trabajo a un solo golpe de vista…

…¡Llevo pintando toda mi vida!…[Ríe]…siempre se lo digo a los peques, que llevo pintando desde muy pequeñita y creo que así he podido diseñar un producto con el que siento a gusto, y creo que es fácil de identificar.

Tenéis que ser conscientes de que sois una generación de autores que estáis acercando el dibujo, la ilustración, la literatura de un amanera atractiva y educativa a la población infantil…¿Os dais cuenta de eso?

La idea es no sólo acercar la literatura y el arte, sino también la inquietud y la búsqueda del conocimiento que puedan generar propios niños. Creo firmemente que una primera experiencia negativa con la literatura puede ser una faena en el futuro, eso puede generar un distanciamiento de la niña o el niño que lo está leyendo que puede hacer irreconciliable la conexión con la lectura. Es importante que en sus primeros años encuentre materiales que les diviertan, con los que se sientan identificados, que les animen a soñar e imaginar.

Olga-Dios-012-culturabadajoz

Realizas talleres y quizá sea ahí donde los niños digan la verdad ¿Qué aptitud ves en esas atividades?

[Ríe]…es cierto en esos talleres puedes ver como ellos marcan si la cosa les divierte o no, es un público muy sincero. En estos talleres puedes testar y valorar como funciona un libro o un taller sobre mi obra. De momento, el balance de estas actividades para mí es positivo.

El libro empezó a funcionar muy bien en escuelas con aulas TEA, aula para niños en con un trastorno del espectro del autismo, y mogollón de educadoras especiales identifican a los personajes de Monstruo Rosa con sus alumnos

 

Olga de entre los libros que has publicado veo obras como En Familia que puede gustar a una generación más adulta, quiero decir que creo que gusta más a los padres que sus hijos, otras como Monstruo Rosa o Pájaro Amarillo están elaborados desde el ojo de una pequeña de cuatro o cinco años, y el Leotolda vemos algo diferente, un nexo entre ambos, además utilizando una técnica particular.

Con Leotolda quería darle una vuelta a mi trabajo. Desde entonces había trabajado con CMYK, el código de color con el que se imprimen los libros y quería un resultado diferente. Soy una apasionada de la estampación y de la serigrafía y había experimentado unas versiones caseras con tintas flúor y superposiciones de colores, y por otro lado yo empecé a conocer a la editora de este libro Joana Carro que estaba trayendo los libros de una norteamericana, Dahlov Ipcar, una artista que recientemente ha fallecido con casi cien años pero que en los años 60 hizo unas obras de arte maravillosas, y esos libros en aquella época, se imprimían con colores directos. Ipcar llegó hacer hasta un libro con siete colores directos que se han editado en España por primera vez y el amor a esos libros con tintas planas me llevaron a realizar Leotolda de esa manera.

Olga-Dios-014-culturabadajoz

¿Y el color fluorescente?

Yo me crie en los 90, y en esa época el flúor fue una cosa que nos influyó mucho, estaba en la moda, en la música, en el diseño…es un color que me gusta utilizar, además esta técnica que me permitía meter el rosa dentro de la máquina y trabajar con él. Mi idea era que el resultado fuera contemporáneo pero a la vez diferente.

La forma de elaborar las publicaciones hace que cada libro tenga una micro historia especial, ese cuidado hace que cada monstruo sea diferente…ese trabajo tan directo aporta la sensación de recién sacado de la imprenta y eso se agradece…

…muchas gracias, ese es el objetivo de nuestro trabajo. Me hace mucha ilusión que me lo digas porque una de las cosas que tiene la producción editorial, porque ante todo yo me considero artista, es eliminar la sensación de exclusividad de este trabajo. Dentro de mi manera de entender y compartir el arte está el hacerlo llegar a la mayor cantidad de personas posibles. En ese sentido el libro es una herramienta maravillosa, porque haces tiradas y si consigues hacer un libro lo suficientemente bello como para que transmita emociones, y eso es lo que yo entiendo como una obra de arte, pues puede estar al alcance de muchas personas por un valor casi simbólico.

Entrevista. Willy López | Fotografía. Félix Méndez