Plata o Plomo #Week 39

Daisy es una tía chula, pisa fluxus sin pedir permiso a Vostell, susurros en alemán asoman del cemento, Daisy pasea, calva, fina, porcelana de Portalegre, bien escamondada con colonia para todos los días, de esas que venden en farmacias, rancias, con olor a formol, pero fragancia para todos los días, plas, plas, en el cuello, el torso , manos y nalgas, nunca se sabe le decía su madre; la más guapa del escaparate de Galerías Preciados, tres reclamos; barquillitos exquisitos, escudos por pesetas y la mujer impertérrita, la tipa de más glamour de la tienda, la madre de Daisy, fruto de un señor de la tercera planta de Peysan 22 y la reina de Juan Carlos I, escapa, vuela, corre, aquí no podrás ascender, lo más, la sección de Valentino, de lencería al almacén, te han visto todos desnuda, no mires atrás chica, Daisy la rebelde, pitidos del arco de control y guardia de seguridad, Daisy escapa, es libre, nada de marcas de saldo, nada de miradas frías, de esguinces de mostrador, de escaparatistas verriondos, de ropa de fiesta, Daisy se hace autónoma, viaja en maleteros, nada en ríos anegados de plantas sudamericanas, un baño, fresquito, medio cuerpo, el otro medio se hunde, busca pirañas que jueguen con su sexo, Daisy camina lenta, más bien a Daisy la mueven, Daisy ponte algo vas a coger frío, Daisy no mires tan altiva, Daisy mira con quién andas, Daisy manda el curriculum a Primark, Daisy ponte peluca, Daisy sueña con bailar, con taconear, con pillar las volanderas con las finas y largas manos, con sudar el rimmel negro de los ojos con el gruñido de la guitarra, sueña con retorcer escombros de Alepo, con dar de comer a niños en fronteras idoménicas, con nadar en Lesbos, soltar una lágrima en medio del Egeo, Daisy sueña porque ella no lo es, en la última fila del teatro ocupa medio asiento, sueña porque ella no lo es.

 

 

 

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: CULTURA BADAJOZ no se hace responsable, en ningún caso, de los títulos enunciativos y las fotografías publicadas en la sección Plata o Plomo. Sus autores de las instantáneas son los propietarios finales de la edición y publicación.