Rocío Guerrero «La extremeña que revoluciona la música desde Spotify y Warner Music»

Para obtener el mejor tema de Rocío Guerrero, tenemos que hacernos premium. De esta manera podemos saltar de canción a canción hasta descubrir que somos uno de los 170 millones de seguidores de sus listados. La chica extremeña de Spotify, la chica que construye la banda sonora de nuestra vida, de Estocolmo a Nueva York pasando por Brasil sin pasar por la casilla de salida, Rocío Warrior, y ahora Rocío Warner. Es una maravilla poder estar en su playlist y canturrear sus melodías desde la distancia.

Para sintonizar a la extremeña en Nueva York tenemos que volar hasta la luna, cerrar los ojos  y dejarte engatusar por la voz de SinatraLlévame volando hasta la Luna, déjame jugar entre las estrellas. Déjame ver cómo es la primavera en Júpiter y en Marte.En otras palabras, toma mi mano, en otras palabras… cariño, bésame. Es allí donde vive, trabaja y mejor exprime su carácter inquieto. Rocío engulle música y reparte entusiasmo. Ella ha colocado en lo más alto a artistas desconocidos, 1.163.442.098 veces ha ocasionado que se escuche la versión mix de Despacito de Luis Fonsi, por poner un ejemplo. Cuando empezó en la plataforma musical apenas estaban 1 millón de suscriptores, ahora Spotify cuenta con 170 millones de seguidores. Hace 7 años trabajaba en Estocolmo, ahora en Nueva York, y hace bien poco ha dado el salto a la Warner Music Group. Los números sonrojan a la humildad inherente de la dombenitense, segura de sí misma ha creado una fórmula con un marcado Mediterráneo, creer y luchar por tus sueños, proponer una vida con una enorme lista musical construida a base de sentimientos y mucho trabajo.

Si queremos buscar sus esencias, sus venas musicales tenemos que sintonizar sus raíces, mimetizarnos como los olivos y tararear la canción de otra extremeña, BebeNo hablamos el mismo idioma, pero haremos que no importe, porqué te robaré hasta el alma, te enseñare a bailar, que te voy a dar mi piel hasta hacerte enloquecer…la Extremadura de Rocío Guerrero contiene grandes dosis de nostalgia y añoranza. Allí se acurruca, siente la tranquilidad y recupera, en su Delorean particular, el tiempo con los suyos.

Sola, sola en el olvido. Sola, sola con su espíritu. Sola, con su amor el mar. Sola, en el muelle de San Blás…en esa canción siempre encontraremos a Rocío. En ese muelle siempre estará su pasión por la música…desde ese tema saltamos a la entrevista y ponemos de fondo Rapshody on a Theme of Paganini de Rajmaninov. Surte efecto. Amansamos a la fiera con su propia medicina…la música.

Botón de reproducir y…

 rocio-guerrero-culba-05

 

Te conocí cuando estabas en Estocolmo con Spotify, hablé contigo en NYC y ahora estás en Warner Music…eso como se traduce…¿Cómo puede cambiar tanto tu vida en tan poco tiempo?

La verdad que uno no se da ni cuenta de lo rápido que pasa el tiempo y los cambios que conlleva. Siempre he sido bastante inquieta y me han gustado los cambios. En el momento en el que siento que ya he exprimido algo a más no poder, busco, encuentro y empiezo un nuevo desafío. Es casi como mi ley de vida aunque no lo hago conscientemente, es algo muy inherente a mi personalidad, como que me lo pide el cuerpo. Y esto me pasa con ciudades, países, proyectos, trabajos, etc. casi con todo lo que hago. Mi madre siempre dice que me pongo nuevas metas constantemente, y así es.

De los kinder sorpresa, barbies, y de los juegos en la calle aderezados por el chocolate con pan de tu abuela en Don Benito a estar en una gran ciudad como Nueva York trabajando para 170 millones de usuarios…Cuéntame brevemente esa etapa de tu niñez en Extremadura…aún mantienes ese precioso deje extremeño a pesar de estar fuera tanto tiempo…

…Yo recuerdo haber tenido una infancia muy pero que muy feliz. Y soy muy afortunada por ello, ya que soy consciente que esos años son importantísimos para sentar las bases de un futuro pleno. Absolutamente todo lo que hago en mi vida, desde mi trabajo hasta mis relaciones personales, están fundadas en mi tierra, mis raíces y todas las cosas que allí aprendí. No es la primera vez que digo que cuando empecé a crear listas de música para Spotify estaban casi todas basadas en recuerdos que tenía de Don Benito. Siempre intentaba imaginar qué sentiría o necesitaría gente corriente con vidas normales para así poder poner banda sonora a sus vidas. Recordaba cuando iba con mis amigas a tomar café, cuando salíamos los sábados al “botellón”, cuando nos reuníamos en familia en casa de mi abuela por Navidad, cuando nos íbamos de viaje en coche a la playa, cuando empecé la carrera en Badajoz…y así iba creando las diferentes listas, en base a esos sentimientos.

En Don Benito y en Badajoz pasé años importantísimos, añoro muchísimo mi tierra y soy muy feliz cada vez que vuelvo. Es increíble que a día de hoy los detalles que me hacen más feliz sean los relacionados con mi tierra. Esos días Como intentando cocinar migas extremeñas en un caldero con mi marido que es americano o cuando ¡Escuchamos juntos canciones del folklore extremeño!…

…hablas de sentir la música desde pequeña, desde cualquier rincón de tu casa…

…La música ha sido parte fundamental de mi vida desde incluso antes de nacer. Está en mi ADN. Mis padres trabajaban los dos en el Conservatorio de Música de Don Benito, a día de hoy mi madre es profesora de música en Badajoz en la Universidad de Extremadura, mis abuelos y tíos eran los dueños de Colomo Musical- Real Musical, la única tienda de música que había en Don Benito por aquel entonces, además que toda mi familia tocaba algún instrumento. Mis estudios musicales empezaron cuando tan sólo tenía 4 y 5 años y han continuado hasta el día de hoy, aún sigo tocando el violín en una orquesta sinfónica aquí en Nueva York, que además es donde conocí a mi pareja. El conservatorio era como mi segunda casa, no sólo pasaba allí horas y horas después del colegio sino que en casa, no se hablaba de otra cosa. Cuando apenas cumplí 7 años, mi madre decidió escribir un libro que se llamaba “Pomporita” para ayudar a los profesores a enseñar el folklore extremeño en todas las escuelas de Extremadura y así a los niños no se les olvidaran sus tradiciones. Además del libro grabaron un álbum de estudio en el que un grupo de niños, mis hermanos y yo incluidos, cantaban las 20 canciones elegidas. Fue una experiencia increíble que aún recuerdo muy bien, de hecho siempre que podemos lo escuchamos o cantamos en familia.

No es la primera vez que digo que cuando empecé a crear listas de música para Spotify estaban casi todas basadas en recuerdos que tenía de Don Benito. Siempre intentaba imaginar qué sentiría o necesitaría gente corriente con vidas normales para así poder poner banda sonora a sus vidas

rocio-guerrero-culba-08 

Comunicación Audiovisual, Periodismo, Beca Erasmus en Londres, currículum por Madrid y viajes… El salto…¿Cómo llegas a Spotify?

Una vez terminé Comunicación en Badajoz decidí dar el salto a Madrid y hacer el segundo ciclo de Periodismo en la Universidad Carlos III. Fueron tiempos duros, ya que tenía compaginar los estudios con miles de trabajos para así poder permitírmelo, pero me enseñaron muchas cosas y lecciones que después utilicé en mi vida. En mi segundo año, la Universidad me ofreció una Beca Erasmus en Londres, lo cual fue un gran punto de inflexión en mi vida: mi primer año en el extranjero. Hacer Periodismo en inglés no fue tarea sencilla pero tras muchas horas y días de dedicación conseguí graduarme allí. Mientras más me daba cuenta de las dificultades que la vida tenía por ofrecer, más crecía mi curiosidad por seguir encontrando esos desafíos. Así que una vez terminé la carrera en Londres decidí cruzar el Atlántico y pasar unos meses de locura y aventuras en Brasil. Aprendí una cultura nueva, un idioma, conocí a muchísima gente…pero lo más importante de todo, me di cuenta que nada es imposible. Perdí muchísimo el miedo a lo desconocido, cualidad que fue crucial para todos los pasos siguientes que llegué a dar…y sigo dando a día de hoy.

Rocio-warrior-culba-015

Muchos currículums y mucha incertidumbre entonces…

…sí, después de Londres y Brasil decidí volver a Madrid para intentar empezar una vida “normal”. Tras cientos y cientos de currículums mandados en Infojobs, muchos trabajos temporales, desde camarera a recepcionista, azafata o nanny, y mucho sacrificio, Spotify, recordemos que era una empresa aún desconocida, me ofreció un puesto junior en sus oficinas de Madrid, como sales planner que básicamente consistía en ayudar a los agentes de ventas haciéndoles las presentaciones en Power Point, introduciendo datos en el sistema y demás. El hecho de que era capaz de manejar idiomas (Inglés, Francés y Portugués) además de mis ganas de aprender y las vueltas que ya había dado ya con 23 años, les convenció. Y así, el verano del 2011, empecé mi aventura en Spotify.

 

Terminé la carrera en Londres decidí cruzar el Atlántico y pasar unos meses de locura y aventuras en Brasil. Aprendí una cultura nueva, un idioma, conocí a muchísima gente…pero lo más importante de todo, me di cuenta que nada es imposible. Perdí muchísimo el miedo a lo desconocido

rocio-guerrero-culba-04

Spotify…de 1 millón a 170 millones de usuarios…excelencia laboral, la mujer en el mismo nivel que el hombre…y las playlists latinoamericanas made in Rocío Guerrero…

…Después de unos meses desarrollando ese trabajo como sales planner en Madrid y ya conociendo a más gente dentro de la empresa, que todavía era pequeñita me llegó una oportunidad para un trabajo como Community Manager, para manejar las redes sociales de Spotify en español desde Estocolmo, la sede principal. Obviamente no dudé ni un segundo en coger la oportunidad. ¿Poder salir de nuevo al extranjero pero esta vez con un trabajo seguro, un sueldo estable y una empresa con mucho potencial? ¡Desde luego que sí! Y así, a principios del 2012, empecé mi aventura en Suecia, la cual duró unos dos años. A pesar de que me encantaba lo que hacía, adoraba mi equipo y era feliz en Suecia, yo quería seguir creciendo y aprendiendo. Sobre todo quería acercarme más a la parte Editorial y Musical de la empresa. En el 2013, Spotify compró una pequeña firma editorial para que empezaran a crear listas de reproducción o playlists, que hasta ese entonces no existían. A la semana de que ese pequeño equipo empezara, fui a ellos, me presenté y me ofrecí como editora para los países de habla hispana. Un par de entrevistas después, me ofrecieron el trabajo y la posibilidad de mudarme a Nueva York. Y así, a principios de 2014, me mudé a la gran manzana como senior editor para los países de habla hispana y portuguesa. Después de un año o así en ese puesto me pusieron como cabeza para el equipo de música y cultura latina e hispana, Head of Latin Music Culture, donde construí un equipo de cero y tuve la oportunidad de apoyar la música en español desde un punto de vista más global y llevarla a otro nivel. Tuve mucha suerte de poder trabajar de la mano de artistas como Luis Fonsi, J.Balvin, Pablo Alborán, Daddy Yankee, Ozuna, entre muchos otros y ayudarles a poner su música en frente de millones de personas de todo el mundo. Han sido unos años de mi vida que jamás olvidaré y me han enseñado mucho sobre una industria que desconocía, la musical, y de la que ahora sé que quiero formar parte de ella toda mi vida profesional.

Después de eso me promocionaron a cabeza de culturas globales, Head of Global Music Cultures, ya que querían que hiciera algo parecido a lo que hice con la música Latina pero con otras culturas, como la africana, coreana, Hindú, árabe…y así lo hice durante un año y medio.

…casi cinco años ya en Nueva York ¿Cómo es tu vida neoyorquina…?

Mi vida en Nueva York ha ido mejorando con el tiempo. El próximo Febrero serán ya 5 años desde que vine, ¡Quién lo diría! Los inicios nunca son fáciles pero es que además Nueva York puede llegar a ser muy hostil. El ritmo frenético hace que la gente no tenga demasiado tiempo para preocuparse por ti, cado uno realmente va a lo suyo, el trabajo es absolutamente lo más importante para todo el mundo, además todos van y vienen, por lo que no hay raíces y es difícil crearlas, y eso puede chocar al principio. Eso sí, una vez te acostumbras a eso, cierras un pequeño círculo y entiendes que la ciudad tiene muchísimo por ofrecer, puedes llegar a ser muy feliz. Durante los primeros años viví en Brooklyn, y desde hace un par o así, mi chico y yo nos mudamos a Nueva Jersey, donde se puede respirar un poco más tranquilo y las cosas van más despacio…aunque ambos tenemos que ir a trabajar a Manhattan todos los días. Mi vida a día de hoy es más bien sencilla: trabajo, toco el violín en la orquesta, paso mucho tiempo en nuestra casa con mi perrita y mi pareja, vamos a muchos conciertos de música, nos vemos cuando podemos con amigos y familiares…Nada muy diferente a la vida que cualquier persona podría tener en otro lugar del mundo. Eso sí, sigo viviendo con la sensación de no pertenecer completamente a ningún sitio, cuando estoy en España me siento un tanto perdida y cuando estoy aquí, también. Es un síndrome que le pasa a todos las personas que una vez emigraron y con el que puede llegar a ser difícil de lidiar, pero no cambiaría  mi situación actual y volvería a hacerlo todo de nuevo.

 nyc-willy-lopez-rocio-01

Hablas de la obsesión por el trabajo en una metrópolis como Nueva York…Pero tu trabajo es diferente…cazas música por las calles, por los barrios, en los pubs, que con el tiempo se convierten en canciones que son escuchadas por millones de personas en el mundo.

Hace muchos años la gente que trabajaba en la industria de la música literalmente tenía que salir a calle para encontrar nuevos talentos, ir a conciertos todo el tiempo, festivales, conferencias…A día de hoy, gracias a las nuevas tecnologías y plataformas como Spotify, Youtube o Instagram puedes encontrar de todo desde tu portátil. Cada vez más, los artistas suben su música a las plataformas con la esperanza de que miles de personas puedan llegar a escuchar sus canciones y disfrutarlas, y así ocurre. Casi toda la música que he encontrado y decidido apoyar de un modo u otro ha sido gracias a investigar online, no sólo en las plataformas musicales o las redes sociales sino en blogs especializados, revistas musicales, o foros. Cuando trabajas en un puesto de programación musical la música también te va llegando, la gente te manda sus canciones, los sellos discográficos te hacen llegar sus prioridades, los mánager, agentes…La afluencia de música es casi incontrolable pero una vez que das con lo que puede ser un éxito local o global, apuestas todo por ello. Tu intuición no siempre va a ser la correcta pero a día de hoy existen muchas herramientas que permiten analizar si las canciones van funcionando o no, es decir si a la audiencia le va gustando o no. Si es así, el apoyo e inversión se incrementa y si no, se empieza otra vez el proceso de buscar nuevas canciones, talentos, artistas. Estamos en un momento en el que el consumo de la música es rapidísimo y la gente se aburre de las canciones muy pronto, por ello es importantísimo estar al día de todo lo que está pasando y poder reaccionar rápido a las tendencias.

Sigo viviendo con la sensación de no pertenecer completamente a ningún sitio, cuando estoy en España me siento un tanto perdida y cuando estoy aquí, también. Es un síndrome que le pasa a todos las personas que una vez emigraron y con el que puede llegar a ser difícil de lidiar

 

Ahora en Warner Music Group…¿Cómo has decidido el cambio y cuál es tu dedicación en esta empresa ahora Rocío?

Parece que este año ha sido uno de cambios. Decidí casarme, comprar una casa aquí en los Estados Unidos, cambiar de trabajo…realmente un año en el que mi cuerpo me ha pedido cerrar una etapa y empezar otra en todos los sentidos. Como todas las cosas  en la vida, Spotify tuvo su principio y su final. Es muy difícil explicar el por qué cerrar una etapa cuando todo te va bien y adoras lo que haces, pero creo que si algo habéis aprendido de mí en esta entrevista es que para mí, en el cambio está la evolución. Warner Music Group me ofreció esta oportunidad hace mucho tiempo, años incluso, pero hasta ahora no sentí que fuera el momento adecuado. Hace unos meses tuve la sensación de haber exprimido muy bien estos más de 7 años y medio en Spotify y entendí que si quería seguir aprendiendo cosas nuevas, había llegado la hora de salir de mi zona de confort. Quería volver a sentir la inseguridad de no saber cómo funcionan las cosas, de cómo va a ser tu día a día, de cómo desarrollarás tu trabajo, de conocer un equipo nuevo…y así tomé la decisión y tomé el puesto de Vicepresidente de A&R (A&R significa Artistas y Repertorio).  y Estrategia Multicultural, para Warner Music, una de las compañías musicales discográficas más importantes del mundo. Básicamente a partir de ahora estaré más metida en lo que es el negocio de la música. En lugar de programar la música que me mandan, estaré buscando nuevos talentos, sentándome en el estudio con los artistas para crear las canciones, desarrollar sus carreras, elegir sus singles, etc. Es una parte más creativa del proceso que creo podré disfrutar, y del que tengo todo por aprender.

rocio-guerrero-culba-03

¿Qué añoras de tu tierra? ¿Qué nos falta a los extremeños para no infravalorarnos tanto?

¡Lo añoro todo! Yo diría que lo único que me falta en mi vida a día de hoy, es mi tierra, mis amigos, mi familia…echo muchísimo de menos la filosofía de vida que tenemos. El salir a tomar algo todos los días, el ver a la gente por la calle hablando porque se conocen entre ellos, el solito a todas horas, la comida, el hablar por hablar, la tranquilidad con la que nos tomamos las cosas, nuestros dichos,…¡todo! Si realmente pudiera hacer mi trabajo actual desde allí, volvería mañana mismo sin pensarlo dos veces.

Yo no creo que a los extremeños les falte algo, ni mucho menos. Además, no creo que nada se pueda generalizar, cada persona es un mundo y toma la vida desde un punto de vista diferente y un ángulo distinto. Creo y esto va para todo el mundo no sólo los extremeños, que es muy importante entender que nada es imposible, que el que la sigue la consigue y que los obstáculos nos los ponemos nosotros mismos muchas veces. Hay que arriesgar y apostar por uno mismo, porque cualquier persona es capaz de llegar a cualquier sitio, pero para eso hay que intentarlo. Realmente no importa dónde estés para que puedas sentirte feliz, tener éxito y estar satisfecho. La vida es difícil estés donde estés, el punto está en sacar lo mejor de cada momento y nunca dejar de aprender.

Hablar de proyectos de futuro, ahora con tanto cambio en tu vida, es algo irrelevante pero ¿Qué te ronda por la cabeza para hace en un futuro?  

La verdad que no tengo ningún proyecto de futuro claro…nunca podré planear ni saber a dónde me va a llevar la vida. Me gustaría volver a España en algún momento, la verdad que ya son muchos años fuera y me apetece pasar una temporada allí. No sé cómo ni cuándo, pero definitivamente es algo que tengo en mente. Nuestra idea no es quedarnos en Nueva York para siempre, de hecho, nos gustaría irnos en un par de añitos o así. A dónde exactamente es algo que aún está por ver…dependerá mucho de la oportunidad o del momento en el que nos encontremos.

La afluencia de música es casi incontrolable pero una vez que das con lo que puede ser un éxito local o global, apuestas todo por ello. Tu intuición no siempre va a ser la correcta pero a día de hoy existen muchas herramientas que permiten analizar si las canciones van funcionando o no, es decir si a la audiencia le va gustando o no

Qué te gusta de vivir fuera…qué echas de menos de este rincón del mundo…

…Me encanta vivir fuera por la sencilla razón de que no hay día que no aprenda o vea algo nuevo. Creo que la magia de la vida está en la fusión de culturas y en lo que sale cuando abrimos la mente y aceptamos que no sabemos casi nada de nada. Pero como he dicho anteriormente, me encantaría volver a España en algún momento, y a Extremadura pues quizás también, ¿por qué no? Tendría que planear bien el proyecto y ver si sería capaz de seguir evolucionando y aprendiendo al mismo ritmo, que seguro que sí. Una vez eso estuviera resuelto no tendría ningún problema con volver. Creo que, como ya he dicho también, da igual donde estés, las cosas más básicas que se necesitan para ser feliz las puedes encontrar en cualquier sitio. Eso sí, nunca podría dejar de seguir viajando y mis proyectos tendrían que estar conectados a nivel global o internacional de alguna forma para así no perder la magia de recibir de otras culturas y aportar de la nuestra, lo cual estoy segura sería muy posible.

 

Entrevista. Willy López  |  Fotos. Rocío Guerrero

rocio-guerrero-culba-02

JUNTA EXTREMADURA