Spanish Shame «No te diré ni pío»

Pavonearse hasta sentir agujetas en los dedos gordos de los pies, ponerse de puntillas para terminar de desintegrar un ataque de gota, en plena edad del pavo, hacer tonterías, hablar entre gallitos y medio mostacho pubertoso, ponerse guapa con la ropa de tu madre, hacer el pavo como tarea extra-escolar, aprovechar para pelar la pava, somos jóvenes, y tenemos hambre, soez expresión que sólo se debería utilizar en fechas navideñas, día del acción de gracias que dicen en lo States, extendamos bien las alas y gluglutemos, es la hora de no decir ni pío.

pavo-spanish-shame-culba01

Un collage de poesía visual

Nuestro poeta sienta sus versos en el diván. Deja que hablen de sus métricas, que se desahoguen en serventesio, dialoga con el hiato y la diéresis y diagnóstica en rimas dulces y potentes. Enjuaga su bestiario de emociones en un teclado acostumbrado a golpes de poesías. Dedos alquitranados y endurecidos por la rutina de escribir desde el alma. Fran Serrano se empapa de una lluvia de historias, analiza el entorno y vomita palabras destinadas a una hoja pinturreada con muy poca vergüenza. El segundo proceso…o a veces…el primer paso de Spanish Shame.

Nuestro pintor delinea con brocha gorda. Su voz sigilosa deambula fina hasta el hombro, recorre el brazo sinuosa, alcanza la mano y el pincel, y es desde ese punto donde el garabato salta con voz ronca, un grito de furia recopilado con timidez y pausa. Paco Vellarino vierte los versos del poeta y se deja embadurnar por la ola que deja la acuarela a su paso por la lámina.