Tomasito, flamenco y vacilón

Centro de Ocio Contemporáneo. Interior noche. 19 horas. 25 grados Fahrenheit en el exterior. Alguno más en la sala. José Ignacio Rodríguez, el fotomatón de La Albuera, grita, ¡compadre, vente pacá! rodeado de focos y su cámara. Los dueños del COC hacen acto de presencia; nefrítico abrazo y retrobesos. El manager del artista, con look rockabilly recordando vasos de leche con galletas, malos tiempos para la lírica. El técnico de sonido subiendo decibelios por orden expresa de la banda, trabajadores de pista del aeropuerto dispuestos a meter caña olvidando que la gente viene a escuchar al jerezano. Si si, ahá, ahá, uno, dos, uno…prueba de sonido y taconeo sobre una tabla patentada por el andaluz…botines verdes, los mismos que utiliza cuando lleva a sus pequeñajos camino al cole a ritmo de yo soy el rey del jazz a go go, el más mono rey del swing, más alto ya no he de subir y esto me hace sufrir…Félix Méndez y yo preparamos el encuentro en una sala de baile que en un tiempo fue cine, redecorada con espejos sobre lo que un día se proyectaba imágenes en movimiento…el mismo movimiento que trae nuestro Mowgli del sur, afilado pero fibroso, moreno aceituno y sonrisa perenne…el jerezano con más swing flamenco de toda la selva gaditana…esta es tu silla Tomasito…  

Tomasito12-culturabadajoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomasito, defínete musicalmente

Soy flamenco y rockero y con muchas horas de indagación de todo tipo de música, muchos escenarios para entender otros géneros como puede ser el funky o el jazz

Pero tus raíces son flamencas, tu madre la Bastiana, te dejó mucho en este arte ¿no?

Claro, mis influencias vienen del barrio de Santiago en Jerez, del sentimiento de fiesta flamenca que he respirado de chico. Es más cuando me metí a monaguillo me aprendí la música por bulerías (ríe)…fue en esa época cuando me llamaban de todas las maneras menos por mi  nombre…Tomasín, Niño Robot, Tomasito el pequeño showman…

De Jerez de la Frontera salís un montón de artistas…

…(ríe)…en Jerez pegas un grito y salen más palmeros que albañiles…es una zona con mucha fuerza flamenca históricamente y la competencia que se crea en la ciudad y sus barrios nos viene muy bien para sacar gente de calidad.

      

“…Lola Flores, la Faraona, me metió en su combo flamenco…a través de mi madre…¡cosas de las mujeres!”         

De monaguillo pasas a irrumpir con fuerza en la fiesta de la bulería jerezana ¿Quién es el que te pone en órbita?

En esa fiesta andaba Diego Carrasco, fue el que habló con mi padre y me propuso ir a Madrid…con trece años  empiezo a bailar en Los Canasteros con Manolo el Caracol. A los dos años de corretear por la capital salgo en la tele, algo anecdótico para mí pero para un chiquillo de Jerez como yo me marcó…

 

…y ese momento tu madre te recomienda a Lola Flores…

…La Faraona me metió en su combo flamenco…a través de mi madre…cosas de las mujeres…Lola era extraordinaria, pero cuando hacía el canalla, me disfrazaba con el vestuario del teatro, un sombreo de paja, una camisola y un pañuelito, me escondía y armaba jaleo…era ahí cuando me enfilaba y me ponía más firme que el palo de un churrero.

 

Empezaste bailando realmente… ¿te sientes más bailaor que cantaor?

Sí, yo empecé bailando… lo mío es bailar…no puedo estar encima de un escenario sin taconear y mover el cuerpo…El Güito y Manolete me daban clases gratis pero también me gustaba canturrear y hacer locuras con las canciones de la publicidad de la tele de la época y versionar los clásicos del flamenco, pasármelo bien con todo y con mi gente. Tomasito9-culturabadajoz

Madrid, tu centro de trabajo… ¿Cómo la vives?

Fenomenal…llevo a mis hijos al cole, voy a las presentaciones de mis compañeros, voy a la radio para presentar mis discos, al bar para tocar la guitarra…no paro

“Yo empecé bailando… lo mío es bailar…no puedo estar encima de un escenario sin taconear y mover el cuerpo”

Por cierto…me ha chivado que llevas a tus hijos bailando al colegio, ¿es cierto?

(Ríe y comienza a cantar una canción del Libro de la Selva)…Busca lo más vital no más,  lo que es necesidad no más y olvídate de la preocupación, tan solo lo muy esencial, para vivir sin batallar y la naturaleza te lo da… los llevo cantando como Mowgli…aunque ahora son ellos los que me llevan bailando (ríe)… el pequeño mío cuando empecé con el proyecto del G5, con Kiko Veneno, el Canijo y Ratón de Los Delinqüentes y Muchachito (Bombo Infierno), teníamos una canción, el vino y el pescao que decía: Me gusta comerte las tetas, eso me hace feliz, parece regaliz… y el niño llegaba con cuatro años al colegio cantando ese estribillo y llamada al canto del profesor…- !cosas de niños!-  Le respondía yo (ríe)

Has hecho referencia a G5, muy cercano a tu estilo, o la Pandilla Voladora el año pasado, pero has estado en los saraos más importantes del jazz con Chano Domínguez o Wynton Marsalis

Con la Pandilla Voladora lo pasamos tremendo, todo lo que ganamos para el psicólogo (ríe)…y gracias a Chano Domínguez conozco al jazz bien, con él hice Calle 54 y fue donde conocí a Jerry González, Paquito D´Rivera, Michel Camilo, a toda esa vasca y gracias a él conocí el latin jazz y el jazz…un puntazo, luego con Chick Corea y Wynton Marsalis pude recorrer los Estados Unidos…un lujo.

“La cosa está apretada y nos siguen apretando, son unos salvajes, unos tiburones, unos señores ladrones como una de las canciones de mi último disco”

Además de poder meter un carro lleno del supermercado cada mes en casa, ¿Con qué te quedas de tu periplo musical?

Me quedo con un montón de cosas…la experiencia de poder recorrer medio mundo al lado de los grandes del jazz, o vivir con los flamencos, con las compañías de teatro, con Carmen Linares, con el G5…pero sobre todo me quedo con las buenas horas que paso con la gente del flamenco, cantando, bailando, riendo…

“Con Chick Corea y Wynton Marsalis pude recorrer los Estados Unidos…un lujo conocer el jazz así”

Hablemos un poco de tu último disco, el que vienes a cantar a Badajoz, “Azalvajao”…  

Me gustó ese título porque es una manera de ser libre y no tener complejos…me compré el traje este de guepardo salvaje y con mis botas verdes tiré pa´lante (taconea mientras responde)…además me gustan las portadas que peguen fuerte, que tenga algo cachondo, yo ya salí en una portada en gayumbos con las medias del Real Madrid…es más, mi madre me ha dicho de este disco, que al menos salgo tapado…(ríe)…- anda que pareces un niño de Norma Duval- me dijo exactamente. Este disco tiene a mucha gente “azalvajá” que me ha echado una mano como el Canijo de Jerez, Bebe, Pepe Habichuela, las Negris o Soleá Morente.

tomasito500-culturabadajoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Para llegar a meter todos esos sonidos en este último disco, qué es lo escuchas en tu día a día?

Lo que venga…si voy en el coche pues pongo la Cadena Dial, Radio Olé o Radio 3, todo me gusta…me van dando discos y voy picando de uno y otro…rumba, jazz, hip-hop, rock…es que me gusta to…(ríe)…el funky también me pone…!Lo que me echen!

Ya has actuado en esta ciudad en alguna otra ocasión…pero ¿Conoces las calles de Badajoz?

Ese es el gran problema que suelo tener, no me da tiempo de disfrutar de los sitios a donde voy a actuar, vamos muy apurados de tiempo. Badajoz es una ciudad con muy buena gente, muy flamenca, con vuestros tangos extremeños y buen rollo.

Tomasito, ¿Cómo está panorama musical actualmente?  

Pues los discos, los cds, desaparecerán, está todo tan difícil que llegará el momento en que todo estará en el youtube, las compañías tendrán que irse al digital, al internet en nada de tiempo. Y pensar que yo he sacado canciones con Pastora Soler o por Miguel Bosé hace más complicado esto de que te compren un disco, son músicas muy diferentes y a veces no encuentran un único estilo, es difícil que me encasillen.

“Badajoz es una ciudad con muy buena gente, muy flamenca, con vuestros tangos extremeños y el buen rollo”

Tomasito3-culturabadajoz …¿De qué te encasillen como a los Oasis en un hotel de Barcelona de rumberos?  

Más o menos… (Ríe)…fue curioso el Liam Gallagher y el hermano uno alto y desgarbado, los bitelcitos, les dije…nos agarraron para corrernos una fiesta en un hotel después de un concierto en Barcelona y se pensaban que iban a poder con nosotros… a las primeras de cambio ya estaban tocaos y medio despelujaos y nosotros viendo amanecer bailando rumbas y jaleos… ¡Muy flojos los bitelcitos!

 

Tomasito, para terminar, la cosa está muy mal para la cultura, ¿En qué medida te afecta?   

Son unos salvajes, unos tiburones, unos señores ladrones como una de las canciones de mi último disco. La cosa está apretada y nos siguen apretando…mejor no hablar del tema… ¡A seguir trabajando con ilusión!…que me quedan muchas canciones del Libro de la Selva que cantar…

Redactor. Willy López     Fotografías. Félix Méndez y José Ignacio Rodríguez

Ver más fotos. Galería