Viaje a la esencia del jamón, el vino y los quesos de Extremadura

1060x115

Una forma de saborear, tocar, ver y oler Extremadura es a través de las rutas gastronómicas que atraviesan su territorio.

Viajando con nuestro pódium gastronómico. El jamón

 La del jamón ibérico de bellota nos permite conocer su origen y proceso de elaboración, visitar fincas y secaderos, y disfrutar de las posibilidades culinarias de esta delicatessen que nace en la dehesa. Seguir la pista de los mejores jamones nos lleva a pueblos repletos de patrimonio e historia, como Hornachos, Montánchez, Fregenal de la Sierra, Jerez de los Caballeros, Monesterio, Azuaga y Llerena, entre otros.

Fregenal de la Sierra

Un placer muy sano

 Según estudios contrastados científicamente, los productos del cerdo ibérico de bellota, gracias a la composición de ácidos grasos monoinsaturados y otros compuestos que aporta la raza y el sistema de cría y engorde, no sólo no aumentan el colesterol sino que disminuyen la tasa de colesterol perjudicial para el organismo. Al consumir un jamón con Denominación de Origen “Dehesa de Extremadura“, además de degustar un alimento sano, estamos colaborando con la conservación del medio ambiente de un ecosistema único en el mundo: La Deshesa

IMG_6160-1

 El cerdo ibérico ha formado parte del paisaje de Extremadura desde la más remota antigüedad. Una tradición mantenida desde los tiempos de los romanos. Para hablar de jamón ibérico tenemos que nombrar al jamón con nombre y apellidos, pues palabras genéricas como ibérico, por sí misma no definen la auténtica calidad del producto. Lo mismo ocurre cuando nombramos al jamón ibérico acompañado de una región, localidad, zona, pueblo concreto relacionado tradicionalmente con el mundo del jamón ibérico, donde hay multitud de jamones de calidades muy variadas. Así pues, combinando los apellidos con los nombres, tenemos los nombres completos que tenemos que indicar cuando solicitemos un jamón ibérico. Dehesa de Extremadura certifica sólo de bellota 100 % / 75 % de raza ibérica ( 97 % de su producción) y de cebo de campo 100 % / 75 % de raza ibérica ( 3 % de su producción ).

IMG_5044

Ruta del vino de Extremadura

La del vino Ribera del Guadiana pasa por localidades como Mérida, Almendralejo y Zafra, entre otras, y nos propone a lo largo del año visitas guiadas a bodegas, rutas en globo aerostático, catas y cursos, paseos en calesa, maridajes con productos locales e incluso tratamientos de vinoterapia en el balneario de El Raposo (Badajoz).

Vinoterapia en el Balneario El Raposo @ Ruta Ribera del Guadiana

Los caldos extremeños, blancos, rosados, tintos e incluso cavas se producen principalmente en Badajoz, por ser la provincia con mayor concentración de viñedos. Extremadura en su conjunto es una de las primeras regiones productoras de vino de España.

Los vinos tintos extremeños se producen en su mayoría con uvas de las variedades Tempranillo, Merlot, Garnacha tintorera, Garnacha tinta, Cabernet sauvignon y Syrah. Para los blancos, en cambio, se prefieren las variedades Cayetana, Pardina, Macabeo, Alarije, Eva o Beba, Montúa y Pedro Ximénez, aunque también se suelen utilizar en menos cantidad las variedades Chardonnay, Cigüente, Malvar y Sauvignon blanc. Con todas ellas se elaboran los caldos extremeños, muy bien considerados por las guías de vinos más reconocidas del país.

Bodega vino Ribera del Guadiana

 Los que más pujantes son los vinos D.O. Ribera del Guadiana, que  se elaboran en Cañamero, Montánchez, Ribera Alta, Tierra de Barros y Matanegra. Pero los cavas de Extremadura, también D. O. Y es que Extremadura es una de las siete regiones españolas con plena capacidad legal para dedicarse a la producción de este tipo de vino espumoso. Es concretamente en Almendralejo, que ya se conoce como ciudad del cava, donde se producen desde 1983.

 Cerca de una veintena de municipios de Badajoz forman parte de la Ruta del Vino Ribera del Guadiana. Recorrer esta ruta supone conocer prácticamente cada rincón de las comarcas de Tierra de Barros, Zafra y Río Bodión. Los municipios de Aceuchal, Almendralejo, Fuente del Maestre, Hornachos,  La Albuera, Santa Marta de los Barros, Puebla de la Reina, Puebla de Sancho Pérez, Ribera del Fresno, Los Santos de Maimona, Torremejía, Villafranca de los Barros, Villalba de los Barros y Zafra forman parte de este recorrido.

Una ruta auténtica y novedosa que permitirá que viajen tus sentidos ya que te ofrece la posibilidad de realizar multitud de actividades, como visitar bodegas, realizar catas y compartir mesa y mantel con los mejores caldos maridados con los productos estrella de la gastronomía extremeña. Experiencias que puedes completar visitando el Museo de las Ciencias del Vino en Almendralejo. Y lo mejor es que puedes organizar tu viaje a medida. Porque como bien dice su lema, La Ruta del Vino del Guadiana es mucho más que vino.  Es una oportunidad única para conocer de cerca la provincia de Badajoz, su historia, su cultura, su gastronomía, su naturaleza, su gente…

A_VINOSEXTREMADURA_01

Además si te interesa la historia y la cultura, tienes a tu disposición un soberbio patrimonio histórico-artístico. Centra tu escapada en visitar yacimientos arqueológicos, restos de villas romanas, necrópolis, monasterios y castillos, ejemplos de arquitectura mudéjar o solariega, elementos etnográficos relacionados con la actividad de cada zona, la huella indeleble de las Órdenes Militares de Santiago y del Temple, que defendían desde la segunda mitad del siglo XII puntos estratégicos de las fronteras a cambio de extensas posesiones…Pero aún hay más, porque si eres amante de la naturaleza, La Ruta del Vino Ribera del Guadiana te ofrece grandes posibilidades, como organizar rutas ornitológicas para avistar aves en la Sierra Grande de Hornachos y los humedales de La Albuera. Aunque también es una buena opción si lo que prefieres es hacer coincidir el enoturismo con turismo deportivo y activo: rutas ecuestres, rutas en 4×4, senderismo, escalada, actividades de orientación, pesca, piragüismo, cicloturismo, etc.

 Y si lo que quieres es relajarte y dejar atrás tus preocupaciones, disfruta y siente la cultura del vino en la Fiesta de la Vendimia, en Villafranca de los Barros, declarada fiesta de Interés Turístico de Extremadura; prueba la oferta gastronómica de la zona y date un baño de vino en el balneario de El Raposo. ¡La vinoterapia está de moda!

A_VINOSEXTREMADURA_03

Además, otros caldos destacados de Extremadura son los de vinos de los pagos, los vinos de la tierra y, por supuesto, los de pitarra. Son vinos elaborados en bodegas familiares de manera artesanal y que suelen guardarse en tinajas de barro. Actualmente se elaboran sobre todo en las comarcas de Las Villuercas, en Tierra de Barros, en Sierra de Montánchez y Sierra de Gata. Estos vinos maridan fenomenal con un buen plato de migas, frite o caldereta. Si tienes la oportunidad, no dejes de probarlos, merece la pena.

Si te atrae todo lo que tiene que ver con la enología, tienes que de venir a Extremadura. Porque además de las más de las muchas bodegas que puedes visitar en la región, que en su gran mayoría ofrecen cursos de cata, puedes acercarte al Museo de las Ciencias del Vino de Almendralejo, participar en el Salón del Vino y la Aceituna, vivir la Fiesta de la Vendimia, en Villafranca de los Barros, declarada de Interés Turístico de Extremadura; o prepararte una escapada de fin de semana para recorrer la Ruta del Vino Ribera del Guadiana. ¿Te lo vas a perder?

 Queso de La Serena

Ruta del queso extremeño

La ruta de los quesos extremeños, de reciente creación, nos acerca a unos productos íntimamente ligados a la idiosincrasia de esta tierra y nos lleva por pueblos, queserías, restaurantes, alojamientos y tiendas especializadas de lugares como Casar de Cáceres, La Serena y Los Ibores.

Queso Ibores

Cuenta la leyenda que un pastor después de ordeñar sus ovejas y beber leche de un cuenco se recostó a la sombra de un árbol y se durmió. Cuando se despertó, fue a coger el cuenco y descubrió que algunas flores habían caído en su interior, y que lo que había dentro, ya no era líquido, sino que se había formado una pasta. La probó y le pareció exquisita. Así nació la Torta del Casar, uno de los tres quesos con denominación de origen de Extremadura. Prueba esta joya de la gastronomía extremeña. Un consejo, si dejas que se atempere el queso conseguirás que su textura, aroma y gusto se multipliquen. Y recuerda que la Torta del Casar no se come en porciones, sino que se unta en un pedazo de pan. Sencillamente irresistible. Y acompañado de un buen vino de la tierra, ni te cuento.

A_quesos-extremadura_1

El protagonista de este milagro que transforma la leche en queso es el cardo silvestre, cuyos pistilos cortan y cuajan la leche cruda de oveja con que se hace esta clase de queso, al mezclase con ella. Una Denominación de Origen que abarca localidades de las comarcas de los Llanos de Cáceres, Sierra de las Fuentes y Montánchez.

Otro capricho de leche de oveja es el queso de La Serena, también con denominación de origen. Son quesos elaborados única y tradicionalmente con leche cruda de oveja merina, que se coagula con el cuajo vegetal del cardo silvestre del que antes hablábamos. Como curiosidad, resulta interesante saber que para elaborar un kilo de este queso se necesita la leche de quince ovejas. De la leche cruda de cabras de las razas verata, retinta y serrana sale el tercer queso D.O. de Extremadura, el famoso queso Ibores, que se fabrica en la comarca de Los Ibores, pero también en Las Villuercas, La Jara y Trujillo. Unos quesos que suelen presentarse con pimentón de La Vera o untados en aceite.

Torta del Casar

Pero además de estos tres quesos existen muchos más tipos que recogen la esencia de cada rincón de Extremadura: las quesaíllas de La Raya, elaborados en las comarcas de Alburquerque y Olivenza; los rulos de cabra o los quesos de cabra de La Vera.

bannerlogos-culba