Virginia Mori. Ilustración desde un bolígrafo negro

Difícil descifrar una clave ideológica, surrealista, cínica y desencantada realidad dibujada en un papel. Las niñas de Virginia optan por el gran rechazo de lo cotidiano de común acuerdo, un notable ejercicio de sarcasmo,  afilado y simbólico, la mayor arma eficaz contra el desorden de la mediocridad realizada con un mediocre bolígrafo de tinta negra.

Libro de la semana

«Virginia Mori»

Textos de Virginia Mori

ISBN: PVP: 16,50 €

Editorial El Verano del Cohete, Badajoz

http://veranodelcohete.blogspot.com.es

Virginia-Mori1-cultura-badajoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos al trabajo de Virginia -un poco antes de comenzar con la editorial- como casi todo el mundo: Internet. Imágenes sueltas compartidas en un Tumblr y algún enlace de Facebook nos metieron poco a poco en la línea correcta. Había una chica en Italia obsesionada con pesadillas de colegialas -¿en plural?- en las que entraban y salían mutilaciones disparatadas, juegos infantiles con macabras reglas y resultados, envidias y venganzas, acoso -¿auto infligido?- y maldad a campo abierto. Se llamaba Virginia Mori y no tardamos mucho en apuntar su nombre en alguna libreta para un posible libro, a pesar de que esa falta de cohesión que proporciona la red parecía el marco perfecto para tan desconcertantes ilustraciones.

Pero somos obstinados y, tras un año de selección de ilustraciones y de dar con el tono correcto, «Virginia Mori», el libro, está ya a la venta.

En esta casa somos un poco como los personajes de Virginia, nos gusta jugar y retorcer, pero, en nuestro caso, las intenciones son claramente sanas. Quisimos aportar nuestra interpretación del trabajo de Virginia y construir un libro, más o menos, con principio y final. También invitamos a otras autoras a hacer lo mismo: a Pilar Pedraza, Sara Morante, Christiane Cegavske, Ana Sender y Alejandra Acosta. Nos juntamos para ver si entre todos éramos capaces de atravesar el espejo. Lo que ocurre es que, por mucho que pretendas meter mano a determinado material, este se revuelve y se reivindica como la voz potente y única que es. Y las imágenes de Virginia Mori son lo suficientemente tozudas y fuertes como para no diluirse en un mar de interpretaciones ajenas. El lector, sin duda, intentará dar con las claves y entenderá el libro a su manera. Y bien que hace. Pero lo más probable es que le termine ocurriendo lo mismo que a nosotros: la mirada de una colegiala impasible le recordará, desde el papel, que su esfuerzo es en vano y que todo esto nos es más que una maravillosa madriguera de conejo con mil salidas y ninguna.

 

La autora:

Virgina Mori

Cattolica (Italia), 1981. Vive y trabaja en Pesaro

La artista italiana Virginia Mori estudió Ilustración y Animación en el Instituto Nacional de Arte de Urbino, mejorando su imaginario artístico e iniciando la realización de métodos abreviados de animación tradicional. Mori ganó en 2008 el “SRG SSR idée suisse” en la convocatoria de Proyectos para Annecy, que le permitió crear el cortometraje Il gioco del silenzio. Posteriormente, la película fue premiada y seleccionada para varios festivales internacionales y en 2011 ganó el premio “Abbaye de Fontvraud”. Sus diseños de tinta de bolígrafo negro han sido expuestos en numerosas exposiciones colectivas e individuales en Italia y el extranjero

VIRGINIA-MORI3-cultura-badajoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de los representantes internacionales del surrealismo pop, Virginia Mori declara su admiración incondicional por Ray Caesar y Nicoletta Ceccoli. Hablar sobre el papel que Internet tiene en su vida, en la realización y promoción de su trabajo y en la posibilidad de mantener relaciones con el público y los artistas, Virginia admite que es básico, una herramienta que le ayuda en la realización de una gran parte de su trabajo artístico y siempre ofreciéndole una nueva fuente de inspiración, de intercambio interpersonal y de visibilidad.

 virgina-mori3-cultura-badajoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 «Cuando se dibuja, algo en el cerebro y las manos trabajan juntos. Por eso, dibujar es la honestidad disfrazada de piruetas, líneas, sombras y gestos expresivos que cuentan una historia permanente, porque no importa qué tan descabellada o sinsentido resulte la vida que cuentan, es en esas líneas donde los mundos de lo imposible se juntan.»

Luz Espinosa. Cultura Colectiva

 

«Virginia admite que es básico, una herramienta que le ayuda en la realización de una gran parte de su trabajo artístico y siempre ofreciéndole una nueva fuente de inspiración, de intercambio interpersonal y de visibilidad.»

Cultura Inquieta

 

«Las creaciones de Mori no se limitan a los dibujos, exploran lugares liminares entre el dibujo, la animación y el precine .»

Pilar Pedraza. Doctora en Historia de Arte y profesora en la Universidad de Valencia

 

 

Nosotros decimos

 

«El imaginario de Mori sólo se difumina cuando el boli bic se queda sin tinta, cuando sus trazos retuercen la dulzura de sus personajes con macabras y sutiles maniobras de gran artista ».

Cultura Badajoz

virginia-mori2-cultura-badajoz