Written by: Cara a Cara

Carlos Pérez y 1080 Wildlife «Una marca internacional desde Extremadura que ha conseguido conquistar el mundo entero con documentales de naturaleza»

Los inicios en el cine, el mundo de los largometrajes, cortos y documentales son duros. La ilusión vence en muchos casos los escasos presupuestos, y tras luchar y creer ciegamente en los proyectos audiovisuales, se alcanza la cima de la excelencia profesional. Estamos hablando de soñadores como Carlos Pérez y todo el equipo que compone 1080 Wildlife. Esta aventura cinematográfica consigue producciones premiadas en medio mundo, surgen de un paraíso natural como es Extremadura, y el golpe de suerte para que pueda llegar a muchas pantallas depende muchas veces de elementos ajenos a las propias obras, pero la calidad, alcance su visibilidad o no, siempre queda. De hombre orquesta, como nos cuenta Carlos Pérez, a gestionar un equipo humano digno de los mejores documentales de naturaleza del mundo. Nada que envidiar con el resto de grandes producciones. Es hora de elogiar el trabajo bien hecho y volver a creer en rodajes made in Extremadura.

Al pisar la mina de La Jayona en el sur de Extremadura, se siente un extraño ruido cristalino en los pies, el destello metálico tiñe la mirada del visitante, y de repente cien años de minería en ese enclave maravilloso, te absorben y te trasladan a lo más profundo de las cuevas y niveles que conforman el recorrido de la mina. Pero más allá del pasado minero, de la intervención del hombre en la naturaleza, cobra vida una nueva dimensión, la capacidad natural de repoblar con vida animal y flora un espacio abandonado por la economía del vertiginoso tiempo en que vivimos. Aquí es cuando documentales como el rodado por el equipo de 1080 Wildlife, merecen una mención especial, un sello único que los hace paradigma cinematográfico a base de pico y pala documental.

Antes de nada Carlos ¿Qué es 1080 Wildlife?

En el año 2014 surgió la idea de trabajar contenidos de naturaleza. Inicialmente probé suerte con un documental que se acabó titulando Primavera, el regreso de la vida. No contaba con ningún tipo de presupuesto para llevarlo a cabo, así que por lo que tuve que conformar un equipo de profesionales a los que les ofrecí la posibilidad de participar y un porcentaje en las futuras -eso esperaba, al menos- las ventas.

La suerte quiso ponerse de nuestro lado y tuvimos la primavera más espectacular de los últimos 40 años, que grabamos con medios técnicos nada sofisticados: cámaras réflex que grababan video HD. Cómo imaginar que un documental realizado sin presupuesto y con cámaras fotográficas iba a tener el recorrido que tuvo. Sobre todo porque fuera de España las productoras de naturaleza trabajan con grandes medios técnicos y humanos apoyados sobre todo por sus canales públicos. Aunque la verdad los primeros intentos no fueron buenos.

En el primer año no conseguimos ni siquiera estrenarlo en ningún festival o canal de TV. Pero todo cambió cuando contactamos con Juan Valentín Romero, antiguo director de producción de Canal Extremadura que había emprendido una nueva etapa profesional estableciéndose en Alemania y montando una distribuidora de TV especializada en venta de documentales. Es entonces cuando nuestro documental empezó a crecer y conseguir hitos como el de ser el primer documental producido en Extremadura -y de los pocos españoles- adquirido por el prestigioso canal Arte de Francia. Es, sin duda, el objetivo principal de todos los que nos dedicamos a esto, la Champions de los canales de televisión. A canal Arte le siguió TVE, RAI (Italia), RTP (Portugal) y CCTV (China), además de otros canales europeos y asiáticos. Para 1080 creo que fue el comienzo de todo. En aquel momento vi que tenía delante la posibilidad de cumplir uno de mis sueños: producir contenidos de naturaleza salvaje como ya hiciera el gran Félix Rodríguez de la Fuente. Decidí darle forma al proyecto, crear la productora y elegir un equipo técnico y humano con el que competir en toda Europa. Y, por suerte, hoy día creo que lo estamos consiguiendo: nuestros documentales se emiten en más de 40 canales de TV y Plataformas de todo el mundo. Ahora mismo nos encontramos en pleno cambio, siempre con la idea de crecer y ampliar nuestra audiencia. 1080 es ya una marca de ámbito internacional que, además de documentales de naturaleza, abordamos documentales de viajes, etnográficos, turismo, e incluso algo de ficción. Lo que no ha cambiado mucho es el equipo humano. Seguimos siendo los que hicimos el segundo documental, Venidos del Cielo, con alguna incorporación sobre todo para reforzar la parte científica y de filmación. Y ya llevamos 15 documentales y a punto de estrenar un largometraje.

 

¿Cuál es tu trabajo en 1080, cómo se lleva a cabo, cómo planificáis los rodajes?

Mi labor en los primeros documentales era sobre todo el de “hombre orquesta”. Afortunadamente hoy cuento con un equipo humano súper especializado, así que, dependiendo de cada producción, ejerzo de director, realizador, montador, cámara o simplemente productor. Esta es la suerte que tenemos ahora. En el año 2020, 1080 estrenó 5 documentales con 3 directores diferentes. Hemos conseguido crear una marca internacional en la que las funciones están repartidas y eso hace que podamos producir un número importante de películas de naturaleza al año.

En el campo de los documentales de naturaleza, o Wildlife, nos enfrentamos en cada documental a momentos muy complicados y no siempre conseguimos nuestro objetivo. Mientras que para cualquier documental puedes emplear días, semanas o meses, en nuestro caso la mayoría pasa del año y es que los animales no entienden de horarios. Cuando estamos en plena producción de un determinado documental los que nos dedicamos a la filmación nunca contamos el número de horas. Por ejemplo, en los rodajes de grullas en Extremadura montamos un hide o escondite días antes para que las grullas se acostumbrasen a su presencia. Durante varios días realizamos un seguimiento a distancia y cuando vimos que se habían familiarizado con él comenzamos la grabación. Siempre entramos de noche para que no te vean ni noten tu presencia (aunque no siempre funciona). Al final, para hacer una secuencia de grullas has empleado casi un mes; muchísimo tiempo para un minuto o dos de película, pero es lo necesario para poder contar su comportamiento. En nuestros documentales los animales son verdaderos protagonistas porque hacen cosas, no son meros figurantes que no hacen nada, esa es la gran diferencia. En otros casos los rodajes pueden ser más arriesgados por lo que requieren mucha preparación sobre todo en cuestiones de seguridad. En Guinea Bissau durante la grabación de nuestro documental La isla de los hipopótamos necesitábamos planos del grupo de hipopótamos con alguna cría y no lo conseguíamos. No nos quedó más remedio que montar tiendas de campaña al lado de ellos, pero a una altura de 2 metros a fin de evitar su ataque. Al final lo conseguimos, pero a costa de pasar 12 horas sin dormir, que son las horas de oscuridad en el trópico, acompañados de mosquitos y serpientes venenosas mientras tratábamos de oír y ver a la luz de la luna a una inmensa mole comiendo a tan solo 3 metros de la tienda. Fue un momento muy emocionante.

En aquel momento vi que tenía delante la posibilidad de cumplir uno de mis sueños: producir contenidos de naturaleza salvaje como ya hiciera el gran Félix Rodríguez de la Fuente. Decidí darle forma al proyecto, crear la productora y elegir un equipo técnico y humano con el que competir en toda Europa. Y, por suerte, hoy día creo que lo estamos consiguiendo: nuestros documentales se emiten en más de 40 canales de TV y Plataformas de todo el mundo

¿Extremadura, paraíso natural, qué os aporta esta tierra para llevar a cabo vuestro trabajo?

Es una suerte para los que nos dedicamos a la filmación de documentales de naturaleza tener el cuartel general en Extremadura. Si bien cada rincón de la Península Ibérica es un prodigio de vida natural,  en Extremadura tenemos la suerte de la abundancia y facilidad para ver animales en su entorno natural que posee. Eso hace que podamos grabar documentales en casi cualquier escenario: ríos, llanuras, estepas, bosques, montañas… Es una suerte porque gracias a estar en Extremadura podemos decir que nunca antes se ha visto nuestra naturaleza fuera de España como ahora y basta con citar algunos  de nuestros títulos: Venidos del cielo, rodado en las ZEPAS urbanas de Extremadura; Dehesa, casi en su totalidad localizado en Extremadura; Jerte vida salvaje en el valle de los cerezos con más de 2 millones de espectadores en TVE; Un invierno en el sur, explorando los inviernos extremeños; Salvajes, que cuenta una peculiaridad única en el mundo: la manada de caballos salvajes pottokas que vive en plena sierra de Piornal, Hijos de Saliega, centrado en la llegada de los linces ibéricos a Extremadura después de su extinción; Las aves del frío, con un papel protagonista de Extremadura en tanto que es el lugar de más grullas en invernada de Europa; La Jayona, un nuevo mundo enterrado, que ha sido nuestro último documental en Extremadura, un trabajo del que estamos muy satisfechos contando cómo la naturaleza ha conquistado un espacio yermo fruto de la acción humana. O el actual que estamos filmando en el Parque Nacional de Monfragüe, titulado Mons Fragorum.

Fuera de España la repercusión de nuestros documentales es brutal. Hoy día somos mucho más conocidos fuera que dentro de España. Por ejemplo, el estreno de Dehesa se pudo ver en Prime Time Europeo en más de 15 países como Francia, Alemania, Bélgica, Italia… Ojalá algún día esa estadística suba mucho más en España y nuestros otros documentales sigan la estela de, por ejemplo, el documental que se pudo ver en TVE “Jerte…”, y que, como te decía, registró una audiencia de 2 millones de espectadores y hoy está disponible para todo el mundo en plataformas como Prime Video de Amazon y Filmin. Mirando un poco hacia atrás estamos muy orgullosos de lo que estamos haciendo. Por supuesto que estamos agradecidos a las instituciones públicas que nos ayudan, como la Dirección General de Cultura de la Junta de Extremadura, Consejerías o Diputaciones, así como la ayuda a la internacionalización que nos aporta Avante. Creemos que estamos devolviendo con creces esta confianza en nuestro trabajo sobre todo porque, gracias a él, la marca Extremadura se está viendo en los 5 continentes. Hoy podemos presumir de que espectadores de Europa, Asia, África, América o Oceanía verán esta semana alguno de nuestros documentales.

 

Estamos enamorados de un espacio único como es La Jayona, ¿Cuéntanos cómo fue el rodaje del documental?

Casi 2 años nos costó realizar el documental de la Jayona, desde que creamos la idea su director Javier Ortega que también hace labores de guionista lo tenía claro: teníamos que contar qué tiene La Jayona que hace de ese lugar algo único en el mundo. Una especie de pequeño planeta dentro del planeta Tierra donde se volvió a producir el milagro de la vida. Y es, como le ocurrió a nuestro planeta hace miles y miles de años, la Jayona se transformó de un puñado de rocas desnudas tras su explotación minera en una explosión de vida salvaje. De nuevo la Naturaleza triunfaba. Para contar esta historia fueron semanas y meses de rodaje en algunos momentos con larguísimas esperas en los rincones más recónditos de la Jayona para poder filmar por ejemplo al Cárabo.

 

1080 Líneas en Islandia 2017

En nada dará luz el largometraje, Extremadura el paraíso natural de Europa ¿Qué nos puedes contar?

Tras muchos documentales en formato TV de 50 minutos nos surgió la idea de realizar nuestro primer largometraje, enfocado más para salas de cine y festivales. Este largo, titulado Extremadura el paraíso natural de Europa y en el que llevamos trabajando casi 3 años, llegará a las pantallas en la primavera de 2022 y contiene imágenes que no habíamos filmado nunca y que será la primera vez que se pueda ver en pantalla. Queremos sobre todo que sea un espectáculo para todo aquél que lo vea. Ahora estamos en pleno proceso de montaje y la verdad es que está superando todas nuestras expectativas.

Desde hace 2 años, hemos cambiado nuestro estándar de calidad para grabar en la máxima calidad disponible. Esto hace que por ejemplo los brutos del largometraje lleguen casi a los 40 Teras. Se puede imaginar el trabajo de selección que hay ahí.

Con este nuestro primer largometraje queremos demostrar que ya estamos preparados para este tipo de trabajos. De hecho, ya estamos preparando un segundo largometraje para dentro de 4 años. Como ves en los proyectos de naturaleza los rodajes abarcan un amplio periodo de tiempo, de ahí que cada ver que terminamos uno acabamos exhaustos, pero rápidamente cogemos aire para comenzar otro. Con este largo volveremos a poner a la naturaleza extremeña en el panorama internacional en festivales y televisiones de todo el mundo. En esta ocasión yo asumiré la dirección con el equipo de siempre: con Javier Ortega en el guion y el extremeño Miguel Ángel Gragera en la banda sonora, además de todos los demás compañeros: cámaras, biólogos…

 

No deberían influir, pero los premios en Festivales alaban vuestro trabajo y os animan a seguir trabajando en proyectos de este calibre…

….El objetivo principal de nuestros trabajos es que no acaben como se dice vulgarmente, en una estantería. Todos los documentales que hacemos nacen con la vocación de tener un largo y extenso recorrido. Para lograrlo tienen gran importancia los festivales. Además del ánimo que nos aporta ver que tu trabajo gusta y es premiado, ayuda indudablemente a las ventas pues nos dan muchísima visibilidad.

Hace tan solo unos años en ningún momento pensábamos que podríamos llegar a ganar algún premio fuera de nuestras fronteras sobre todo porque fuera no nos conocían y no sabíamos cómo iban a recibir nuestras películas. En España hemos recibido bastantes premios, como el Batefuegos de Oro por una serie a la que le tenemos mucho cariño y que hicimos para Canal Extremadura. Después llegarían los premios Adenex, Avuelapluma… y hasta un premio donde nací, en Montijo.

Nuestras películas empezaban a ser reconocidas y llegaron otros más en España, como los dos años seguidos ganando los premios Extrecine, y muchos más repartidos por toda la geografía española. Hace menos de un mes ganamos también el Primer Premio en el Festival Internacional de Cine del Aire 2021 con el documental La Jayona… en la categoría de mejor película de naturaleza y al de mejor formato de TV con Naturaleza oculta, grabado en las islas Bijagos, en la XXX Bienal Internacional de Cine de Ronda. Se trata de una serie que aún no se hemos puesto en distribución. Con los primeros galardones fuera de nuestro país es cuando empezamos a sentir que nuestro trabajo está cumpliendo para lo que fue concebido. Solo por citar algunos: Mejor película rodada en África en el Wildlife Conservation Film festival de Estados Unidos en New York, ciudad en la que ya ganamos el primer premio con el documental Salvajes en el festival de películas equinas más importantes del mundo, el Equus Film Festival; Mejor Director en La India en el Kolkata International Wildlife festival y así hasta los casi 30 premios y reconocimientos recibidos por documentales de 1080 en estos últimos años, lo que no deja de ser un logro, creemos, teniendo en cuenta que tu producción participa en estos festivales en los que incluso se presentan más de 5000 películas. En nuestra web www.1080web.es  se pueden ver todas las Selecciones Oficiales que son una especie de reconocimiento de estar entre los mejores y ya llevamos 119.

1080 Líneas en Islandia 2017

 ¿Cómo os ha afectado la pandemia?

La naturaleza ha hablado y nos ha puesto en nuestro sitio. Es el momento de cambiar nuestros hábitos de vida. No podemos seguir masacrando el planeta porque nos pasa factura. Tenemos que seguir luchando contra esto y nosotros aportamos nuestro granito de arena con nuestros documentales convencidos de que “Para proteger hay que conocer”. La pandemia ha sido un frenazo en seco para nuestros proyectos porque estamos embarcados en nuestra próxima producción en África y hemos tenido que posponer todo y reinventarnos. Recuerdo cuando había confinamiento pleno que el campo en esos primeros días de primavera del año pasado me recibió de manera salvaje. Estaba precioso, frondoso e incluso primitivo. De esta manera nos recibió la Jayona también. En ese sentido hemos tenido suerte pensando en la filmación porque no se hacían visitas y había bastante fauna por toda la mina. Se notaba que ningún visitante pisaba por allí hacía tiempo.

Afortunadamente tiene que llegar el equilibrio porque ahora hay una corriente de personas que están ayudando a esa naturaleza a levantarse y es importante que todo vuelva a la normalidad. Para nosotros ha significado un cambio, nuevos aires, nuevas producciones. Incluso hemos cambiado de nombre: ahora somos 1080 a secas. Queremos simbolizar con ello que hemos ampliado las temáticas que abordamos: documentales de viajes, turismo o etnográficos, sin olvidar aquello que tantas alegrías nos ha dado fuera de España: los documentales de fauna salvaje o Wildlife.

Casi 2 años nos costó realizar el documental de la Jayona, desde que creamos la idea su director Javier Ortega que también hace labores de guionista lo tenía claro: teníamos que contar qué tiene La Jayona que hace de ese lugar algo único en el mundo.

 

Y Carlos para finalizar, cuéntanos proyectos de futuro.

Como te decía en la anterior pregunta hemos crecido y ampliado metas y horizontes. En este mismo otoño vamos a empezar dos series internacionales en paralelo con otras 8 de toda España. Llevamos trabajando meses en este proyecto y estamos deseando que llegue el momento de empezar. Nuestras metas en estas nuevas series son las de ofrecer nuevas técnicas cinematográficas para que el espectador disfrute viendo esos contenidos ya sea en TV o en Plataformas, sobre todo hemos conseguido la unión de un grupo de profesionales de toda España que nos ayudará desde su propia región a que la serie sea un éxito internacional porque ese es el gran objetivo: que una vez terminada la entreguemos a nuestra distribuidora en Alemania, 3Boxmedia, y de ahí llegue a todo el mundo, incluida España porque al menos una de ellas la podremos ver en España.

Y por supuesto seguiremos investigando en la naturaleza extremeña para producir un nuevo documental el año que viene, tras el estreno de Mons Fragorum y el largometraje Extremadura el paraíso natural de Europa.

1080 Líneas en Islandia 2017

Willy López | Fotografía. 1080 Wildlife

(Visited 519 times, 1 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share via
Copy link
Powered by Social Snap