Written by: Especiales Pasión por la Cultura

Cuando la ópera es sinónimo de éxito cultural «Un maravilloso gato con botas en la Ópera Joven»

“Por agradable que sea la experiencia de gozar de la rica herencia que un padre a un hijo le pueda dar, para un joven no hay mayor riqueza que disponer de maña y destreza y no de los bienes que pueda heredar.” Jacques Perrault

 

Enrico Pagano contonea la batuta a golpe de sutil trazo. El joven director de orquesta italiano otea el escenario y el espacio de cámara que acoge a doce músicos. Sus ojos están a ras de ambos mundos, el escénico, territorio que maneja con destreza y rigor la directora extremeña Cristina Silveira, y el musical, la orquesta formada por seis componentes españoles y seis portugueses, una frontera cultural sin aduana y con un único peaje: una hora de majestuosa ópera. El Gato con Botas del proyecto de la Diputación de Badajoz, Ópera Joven.

Éxito de una producción de la Diputación de Badajoz, donde un género como la ópera, de  difícil acceso, ha cautivado pequeños y mayores en su representación de El Gato con Botas en el Teatro López de Ayala de Badajoz.

Las actividades didácticas previas, las conferencias-conciertos en Llerena y La Codosera, donde se explicaban de manera divulgativa, los engranajes bajo los cuales funciona la emoción, la mímesis y el conflicto en la ópera, se convertían en la antesala de una actuación con garra, estilo y en todo momento envolvente para el público de todas las edades. En las charlas de Cristina Cubell y Carlos de Castellarnau con el Proyecto Perrault, llevadas a cabo en Llerena y Montijo, y como comentaba Cubell; “la fuerza y el imaginario de este cuento aborda una dimensión infinita para interpretarla”.

Tres dimensiones pudimos albergar en la noche de la ópera; el escenario, donde el elenco, desplegó una fuerza artística descomunal dirigidos por la magnífica directora Cristina Silveira, el foso con músicos muy jóvenes de España y Portugal dirigidos por el italiano Enrico Pagano y el espacio del público, la dimensión esencial de la ópera, que entusiasmada supo disfrutar de El Gato con Botas.

Gato con botas

La producción de esta edición, la segunda tras el L’Elisir d’Amore de Donizetti del 2019, El gato con botas, es una ópera mágica y colorida para todo tipo de público, con música de Xavier Montsalvatge y basada en un cuento de fantasía popular europeo escrito por Charles Perrault. Narra la historia de un molinero de origen humilde que recibe como herencia un gato. A partir de ahí, los acontecimientos que se desencadenan hacen de este insólito minino uno de los personajes más célebres del imaginario cultural europeo.

Javier González Pereira, el director técnico de Ópera Joven, nos desgrana durante un descanso de los ensayos que el proyecto es como un desafío claro, tiene el objetivo de fomentar el talento local de los jóvenes, en este caso con una ópera de fácil comprensión que se estrenó en 1948 en el Liceu de Barcelona, un momento convulso en la sociedad española, añade. Para Pereira, los cuentos tienen una doble lectura: “instruye a los más jóvenes pero también se sirven de los conflictos que acucian a los adultos”.

Ópera Joven

Ópera Joven es una experiencia en Extremadura que pretende acercar la ópera a todo el público en general pero especialmente a los/as jóvenes. Ópera Joven va más allá de la producción de una ópera, que en esta edición será “El Gato con botas”, teniendo un marcado carácter divulgativo y pedagógico con diferentes actividades didácticas de esta expresión artística que trasciende tantas disciplinas, más allá de las musicales.

Músicos

El clarinetista Antonio Martín, del Conservatorio Superior de Música de Badajoz, durante los ensayos, nos convencía del poder de la música, “No hace falta hablar con el resto de compañeros ni con el director de Orquesta, la música es el hilo que nos conecta de inmediato”. Andrés Martín, el pianista, mostrando una alegría inmensa durante todos los días de pruebas, ayudaba con sus improvisadas melodías a integrar a toda la Orquesta. La viola, Ana Braga, confesaba su emoción por tocar en una puesta en escena como El Gato con botas, elenco internacional en un espacio de fronteras y el arte como lenguaje universal.

“No hace falta hablar con el resto de compañeros ni con el director de Orquesta, la música es el hilo que nos conecta de inmediato”

Orquestra Sem Fronteiras

Orquestra Sem Fronteiras (OSF): 12 músicos. Conformada por seis músicos españoles (Conservatorio Superior de Música de Badajoz) y seis músicos portugueses (OSF). La OSF promueve el talento de los jóvenes músicos nacidos y residentes en el interior de Portugal, la descentralización de la programación cultural y la cooperación transfronteriza con España. Como tal, OSF es una ONG cultural con un papel central en la región de la Raya Ibérica. Se fundó en 2019 en Idanha-a-Nova, Portugal. Desde entonces, OSF ha actuado en más de sesenta ocasiones en localizaciones que van desde pequeños pueblos de zonas rurales de Portugal hasta grandes ciudades como Río de Janeiro o Lisboa. En España, OSF se presentó por dos veces en Badajoz, Olivenza, Madrid y, a través de un proyecto de cooperación transfronteriza con la Junta de Castilla y León, ofreciendo un concierto digital para el 10 de Junio, día de Portugal. Además de sus conciertos, con la orquesta asumiendo formatos tanto sinfónicos como de cámara, OSF apuesta fuertemente por el potencial educativo y social de su actividad, ofreciendo amplia variedad de iniciativas, gratuitas para todos los participantes. Esto se logra a través de podcasts, programas educativos para profesionales de la música, estudiantes y público en general, así como clases magistrales de instrumentos, talleres de escucha creativa, proyectos comunitarios, entre otras iniciativas similares. OSF ha recibido el estatus de Utilidad Pública Cultural por el Ministerio de Cultura portugués y cuenta con el apoyo de los ministerios portugueses de Cultura, Educación y Secretaría de Estado para los Territorios del Interior.

Dirección musical

Joven, muy joven, con las ideas claras, elegante en todos sus movimientos, el romano Enrico Pagano conectó al dirección escénica, el escenario con el público, con un base sólida, fluida y discursiva con su también joven equipo de músicos. Un acierto que detalla cuando, nos comentaba acerca de la obra elegida para esta edición de Ópera Joven. “Es una ópera muy interesante, primero por un argumento que está destinado a todo tipo de público, con una trascendencia abierta pero que tampoco, a pesar del autor y el título, está creada para niños directamente, el rango de edad es amplio por tanto. Esta obra posee un mensaje moral con un amplio plano de comprensión como la Flauta Mágica de Mozart.”

“Montsalvatge utiliza en esta ópera una técnica ideada por Wagner, sus leitmotivs, donde cada personaje en el interior de la ópera está acompañado de un tema, de una melodía que viene acompañado de la orquesta.

Enrico durante la entrevista, detallaba, y con especial emoción, el momento esencial para expresar la narración dramática de la ópera, doce solistas para seis personajes, esa es la conexión clave. “Montsalvatge utiliza en esta ópera una técnica ideada por Wagner, sus leitmotivs, donde cada personaje en el interior de la ópera está acompañado de un tema, de una melodía que viene acompañado de la orquesta. En este caso un tema dulce para la princesa, el glissando de violines para el Gato, los temas más aguerridos para el Rey o el Orco…cada situación hemos querido identificar de manera muy directa, cada personaje con su, digamos, banda sonora. En el momento que los solistas han comprendido cada personaje se ha conectado, se ha entendido la manera que se debe tocar en este teatro con esta obra”.

La conexión entre ambos directores, el artístico, con Cristina Silveira al mando, y el musical, con Enrico Pagano ha resultado clave para alcanzar la excelencia de esta obra: “El cast tiene un alto nivel, la experiencia ha sido maravillosa, la conexión con Cristina ha sido muy directa, atenta siempre, es una directora extremadamente preparada y competente, y cada uno de nosotros ha encontrado en el otro aquello que necesitaba, ella ha demostrado en el escenario saber potenciar una ópera con su profesionalidad, un espectáculo genuino.”

Dirección escénica

Una mujer profesional, dulce, colaborativa, rigurosa y positiva. Esas son algunas de las descripciones que el resto de profesionales tiene sobre Cristina Silveira. Pasar un rato con ella, reafirma todo lo anterior. Cristina se muestra dialogante y maneja un código esencial para buscar la excelencia en el escenario, escuchar. Poner el oído y reflexionar sobre las dudas y mejoras del resto del equipo, en ese punto la directora escénica amplía su metodología para sacar lo mejor de todos hasta límites insospechados, aunque muchos de esas mejoras sean sutiles o banales a simple vista. Cristina habla del tempo, de los tempos de la ópera, lo dialoga con Enrico Pagano, sabedora de la importancia del libreto musical en este arte, lo comenta con su equipo actoral, lo apunta y exprime en su cuaderno personal. El resultado, ha quedado claro, una puesta en escena excelente en un “tempo” de esperanza cultural.

Silveira nos confiesa algo muy importante, su pasión por la ópera: “Soy una amante de la ópera, aparte de mi dedicación a la dirección escénica y coreografía desde hace más de treinta años, y desde bien chiquita. Era la banda sonora de mi casa. A veces he llegado a pensar que me he dedicado a la danza y al teatro como un camino para llegar a la ópera, para mí es una de las artes que engloba todo, de ahí mi emoción por disfrutar de esta obra en Badajoz.”

“Un trabajo de investigación muy interesante, la búsqueda del libretista, de Néstor Luján, de cuál era su visión de este Gato con botas,  y descubrimos de que Luján era ilustrador, hedonista, gastrónomo, donde ese “bon vivant” se refleja en esta adaptación. El resto de los personajes está más centrado en la ataraxia teatral, donde todo se deja llevar por la propia condición de la época, ese contraste con el gato es crucial y emocionante.”

Intérpretes

Subimos al escenario para saber las emociones vividas dentro de cada personaje. Colombia, Portugal y España, un elenco universal donde los artistas de la región asumen el grueso del espectáculo. Para todos ellos, actuar en es esta obra ha sido un privilegio, y todos coinciden en una cosa fundamental, actuar en este proyecto de Ópera Joven con una obra para jóvenes y mayores. Un viaje cultural desde el escenario donde han dado todo y el público infantil y adulto ha sabido saborear como se merece. Muchos aplausos y enorme emoción.

Para Yeraldín León, la actriz encargada de meterse en el papel del Gato con botas, actuar en esta obra es todo un honor y nos añade la importancia que ha tenido la música en este espectáculo: “Hacer el papel de un animal es todo un reto, y convencer al público de las aristas que posee este gato astuto es algo muy interesante. Me he divertido un montón, trabajar con este equipo de profesionales ha ayudado mucho”.

La fuerza de este proyecto de Ópera Joven radica en el propio empeño de la Diputación pacense por el contar con profesionales excelentes que empiezan a desarrollar su trabajo desde su corta edad. La impronta, la fuerza, las ganas de demostrar su valía queda contrastada con trabajos como éste, donde el colectivo ha conseguido que el resultado sea un éxito.

Supone felicidad porque la música elegida para esta Ópera joven es preciosa y está muy bien que en ciudades, en provincias alejadas de los núcleos clásicos de este género se haga un esfuerzo enorme por hacer llegar la ópera. Una apuesta formidable como iniciativa cultural, tanto para nosotros los artistas como para la región”

Yeraldín habla de adquirir esa experiencia que necesita desarrollar como profesionales y la Ópera joven le ha dado. “Venimos de sitios diferentes y el ambiente ha sido maravilloso, juventud y compañerismo podría resumir”, añade la intérprete. Mar Morán, en su papel de princesa también destaca ese valor: “Para mí es un lujo, sobre todo para  la gente que está comenzando, que podamos traer a nuestra tierra, como es mi caso, ópera, aquello a lo que me dedico”

Otro extremeño, Manuel Torrado, el ogro en la representación, nos habla de emoción y de orgullo, y más tras los estragos de la pandemia en el sector cultural: “Todo un orgullo actuar aquí, soy de Badajoz y volver al cabo de tanto tiempo después de este periodo de pandemia tan difícil, emociona. Trabajar en este proyecto tan bonito, tan atractivo, tan cercano al público es todo un éxito.”

“Para mí es un lujo, sobre todo para  la gente que está comenzando, que podamos traer a nuestra tierra, como es mi caso, ópera, aquello a lo que me dedico”

El elenco destaca la importancia del proyecto, de acercar el lírico, la ópera desde la base, y ese esfuerzo además en época donde la cultura es vital que se haga accesible: “La gente escucha mucho lírico, pero hay que tener proyectos como este, cuando se han programado se ha llenado y ha tenido la trascendencia que se merece este género”, comenta Mar Morán. Para el molinero de El Gato con Botas, el gallego Gabriel Alonso: “Supone felicidad porque la música elegida para esta Ópera joven es preciosa y está muy bien que en ciudades, en provincias alejadas de los núcleos clásicos de este género se haga un esfuerzo enorme por hacer llegar la ópera. Una apuesta formidable como iniciativa cultural, tanto para nosotros los artistas como para la región”.

La bailarina extremeña Elena Rocha, que despliega un trabajo formidable durante toda la actuación, conseguir que proyectos como Ópera Joven de la Diputación de Badajoz se asienten es un sueño escenográfico: “Trabajar en este espectáculo en la región es maravilloso. Traer la Ópera Joven aquí me parece un gran avance y sobre todo esta ópera que se ha querido llevar algo más por el lado contemporáneo, al no tener esas escenografías tan voluminosas como en las óperas clásicas y traer el movimiento como elemento escenográfico.”

Tiago Matos hace de rey, y cruza la frontera, orgulloso de compartir cartel con compañeros de medio mundo y con la ópera como protagonista: “Venir de Portugal para trabajar en España, en Extremadura, es una experiencia nueva y emocionante. Hacer una ópera para el público joven es algo que me da mucha fuerza, traer este espectador que hoy sólo quiere video consolas y sentarlo y entretenerlo en un teatro durante una hora con ópera es un reto para el futuro.” Para Tiago, este género, a pesar de su sofisticación, rebosa actualidad: “La ópera es una historia cantada, tiene todo lo que tienen las películas pero además se canta y donde la música es la protagonista.”

Elena Rocha, termina exhausta pero con una sonrisa enorme siempre en la boca: “Ha sido un trabajo complicado, cada uno con sus disciplinas tan marcadas y llegar a esa fusión se ha conseguido a base de esfuerzo, ilusión y horas de ensayo. La coordinación entre Cristina y Enrico han sido claves”. Tiago Matos termina nuestro encuentro con una afirmación que define el éxito final de eta ópera: “Juntar a profesionales de Portugal con España en un espacio fronterizo, trabajar con la maravillosa Cristina y el magnífico Enrico es sinónimo de gozo”

“Juntar a profesionales de Portugal con España en un espacio fronterizo, trabajar con la maravillosa Cristina y el magnífico Enrico es sinónimo de gozo”

Éxito cultural

Escribía Claude Debussy que “las obras de arte hacen a las reglas; no son las reglas las que hacen obras de arte”. Emocionarse, disfrutar, embadurnase de esa arte, de las obras de arte, de un concierto, de una obra teatral, de un ópera sólo suponen la punta del iceberg de un pequeño logro, seguir construyendo reglas que conformen más y más arte. Una Ópera Joven como pequeño gran hito.

 

Willy López | Félix Méndez

(Visited 341 times, 1 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share via
Copy link
Powered by Social Snap