Written by: Cara a Cara Especiales

Un año de entrevistas | Cara a cara con el 2021

Encendemos la grabadora, acomodamos al invitado o a la entrevistada, calibramos la luz, sacamos algunas notas, nos damos un beso, estrechamos las manos, se quitan las mascarillas se ponen una sonrisa, decidimos color o blanco y negro, preguntamos, responden, nos preguntan y reímos. Respiramos y sonreímos. Escuchamos, entrevistamos, un año más.

SIN EMOCIÓN, SIN ARTE, SIN CULTURA ES MUY DIFÍCIL VIVIR. CASI IMPOSIBLE

Un poeta con nombre de detective busca pistas entre sus poemas. Ben Clark y aplausos en su declamación, Ben Clark y oyentes a la espera de un armisticio, Ben Clark y su amigo Erik, el otro britishibicenco, que se compró un libro gordo de nudos marineros y se ahorcó en la escalera. Ahora toca silencio, para rastrear al más puro estilo Sherlock Holmes, el próximo poema que borre las lágrimas del público.

En otro rincón de la Feria, el libro espera ansioso a ser firmado, bien aprisionado entre los dedos sudorosos, ninguna palabra se escapa, queda menos, cincuenta lectoras delante, queda poco. Martina D´Antiochia o Mercedes Ron reciben abrazos ficticios, besos ficticios y palabras de elogios filtradas por la censura vital de la mascarilla. Ficción de youtubers, wattpaderias y trilogías de amor en tiempos de virus. Hay chicos y chicas que leen, algo queda.

Julián Quintanilla a lo suyo. Atiende amablemente a su ejército de seguidores sentado en la zona de firmas. Dos sillones blancos y un cristal templado separan al lector y escritor. Una firma, un gracias, un te quiero y una hipoteca aceptada. Legajos de la pandemia y una vida entera en treinta minutos de rodaje.

Fernando Ortiz, José Manuel Vivas, Luis Aleixandre, Carmen Castillo, Antonio Rivero, Justo Vila, Ana Bermejo y Juan Ramón Santos. Menacho, lunas congeladas, pocas flores, magia literaria, trasposiciones, la calle del medio, 112 formas de protegerse de la lluvia, cuatro emes y la calle del medio. Autores y autoras componiendo el puzle de un sábado de feria.

Carlos del Amor toca de nuevo suelo extremeño. Tres años después, treinta y seis visitas al Prado, veintidós al Thyssen y dieciocho al Reina Sofía, una liga del Barça, del Real y del Atlético Madrid y un viernes negro periodístico por medio, deja la ficción por pellizcos de su día a día, y como él nos comenta, antes periodista que escritor, Emocionarte, un libro que permanece en ese limbo laboral.

Mientras que Carlos habla del perro de Goya, un abuelo acompaña en el silencio de un banco a su nieto, un chico que pasa hojas ajeno a la mirada de ese animal asustado que como relata el periodista murciano, es un reflejo de nosotros, todos somos ese perro buscando aire, levantando el cuello, mirando con ojos como platos en un paisaje indefinido que puede ser cualquier lugar.

Mientras que del Amor remarca que hemos aprendido a vernos únicamente los ojos, a identificar las miradas, obviando las bocas, la Reina de Corazones trabaja duro para captar la atención de esos ojos infantiles que pululan por el parque ajeno al cuadro de Edward Hopper que inspiraría la casa de Norman Bates.

Mientras que Carlos del Amor recuerda las luces apagadas, el silencio de los museos en tiempo de confinamiento, la traductora de lenguaje de signos pasa un dedo desde el lagrimal del ojo hasta la comisura de la boca. Ella entiende mejor que nadie esa falta de ruido, el autor pone música al abrazo de Juan Genovés, la traductora toca la guitarra de María Blanchard.

Mientras que Carlos habla del pasaporte de los cuadros, las traseras de los cuadros, sus etiquetas, sus censuras, sus dueños por un tiempo, las manos por las que han pasado, los altillos donde han dormido años y años, alguien descubre que el Caravaggio de su casa no vale un duro, que todo es cuestión de emociones, de momentos, de la capacidad que tenga cada uno de soportar las perrerías de la vida, de evadirnos con un libro, de escaparnos del lienzo de Van Gogh aprovechado una ronda de presos, de brindar con absenta de frente a un cuadro de Degas, de celebrar que estamos vivos, que sin emoción, sin arte, sin cultura es muy difícil vivir. Casi imposible.

CARMINHO «DECONSTRUYENDO AL FADO DESDE LA MEMORIA DEL FADO»

Carminho es Maria. Carminho es Maria do Carmo do Carvalho. Carminho es el eco que aún resuena en el Beco dos Cortumes. Carminho es la niña que se balanceaba del brazo oscilante de Teresa Siquiera al cantar. Carminho es la mujer del viento, ella es la que canta el viento, la que viene en forma de lamento, la que escribe tu nombre en el viento. Carminho escucha los sonidos de los barrios, atrapa sus melodías de cada ráfaga de melancolía de la calle, del vértice más hondo de una saudade ajena a la tristeza. Carminho sigue soñando que juega en el Algarve, que canta en una casa de fados con apenas un palmo de altura, la lisboeta sueña con exhalar melodías en medio mundo, sueña despierta y con una saia rodada, abre los ojos y descubre que le bastan siete faldas y un caballo de varios colores para ser feliz.

En las noches de fados en casa tuve la oportunidad de asistir a esta cultura fadista en vivo, es allí donde empecé a sentir estas experiencias emocionales y musicales muy fuertes que me marcaron esa intuición por esta música

PEPA BUENO «VIDAS ARREBATADAS. LOS HUÉRFANOS DE ETA»

06.13 horas del 11 de diciembre de 1987

… ¡Bum! Sentí una enorme sacudida. Abrí los ojos y solo veía una nube de polvo, estaba oscuro, llovía en mi cara y había un olor muy intenso, muy penetrante, que entraba hasta los pulmones. Luego supe que era el olor del amonal, ese olor tan intenso a azufre y amoníaco, que se te queda pegado para toda la vida.

8.00 horas del 20 de octubre de 2011

Anuncio del cese definitivo de la actividad armada de ETA. A esa hora, las 8 de la mañana, recibir un teletipo en las redacciones de España, ponía el cuerpo del revés a los periodistas. Era la hora en la que la banda terrorista solían causar el pánico apretando gatillos de pistolas, accionando bombas a distancia o ejecutando víctimas de toda índole social en zulos  perdidos en el monte. La historia desde este momento ya tenía víctimas en vida, los vivos del terrorismo, que recuerda Manuel Jabois. José Mari y Víctor ya llevaban años recordando ese teletipo en sus cabezas día tras día.

13.04 horas del 5 de junio de 2021

…¡Zas! Una pandemia y media después la autora aterriza en el set de prensa de la Feria del Libro de Badajoz. Pepa Bueno y un libro de vidas arrebatas por la banda terrorista ETA. De vidas cercenadas y de los vivos que han padecido actos terroristas. De eso trata el libro. Esos nos narra, desde ese 11 de diciembre, años antes, con Dictadura agonizando, y después con una democracia agónica de respuestas. La periodista extremeña remarca con especial este último apunte. Escribo la historia de dos huérfanos, dos en concreto, José Mari y Víctor, que pierden a su padre, a su madre y a su hermana. No hablo en memoria de las víctimas, desgraciadamente grande, del colectivo, ETA mató, secuestró y extorsionó durante mucho tiempo. Las vidas de los supervivientes de los atentados son muchas y lo que he aprendido de ellos dos es que no se puede hablar de las víctimas y ponerles una etiqueta en la frente como si todas fueran iguales. Pepa Bueno está convencida de que la distancia temporal hará aflorar muchas más historias. Recuerda que la memoria es traicionera, en los homenajes que se ha llevado a cabo desde el Gobierno, Silvia, la hermana pequeña de los dos, no apareció. Un olvido que supone una nueva detonación en los hermanos Pino, un golpe de olvido que duele y huele a anestesia social.

Estábamos tan habituados a la violencia de ETA, tan acostumbrados a que hubiese atentados que no fui capaz de rescatar un recuerdo personal. Eso me convenció mucho de que había que escribir esta historia

EL FABULOSO MUNDO DEL CIRCO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

El circo suena a viaje y carromatos, a montaje y desmontaje de carpas de localidad en localidad, a forzudos venidos del Cáucaso y hombres bala de bigote daliniano. El circo asume la carretera como destino y atrapa payasos para alimentar las risas de un público expectante. El circo es ¡Tachán y et voilà!, es trapecista con cara de funambulista y alma de acróbata. El circo es una canción de Nino Rota, un plano (e mezzo) de Fellini o una opereta de Ruggero Leoncavallo. El circo es domadores sin animales, malabaristas sin malabares, mimos dando gritos y tragafuegos sin mecheros.

El circo es todo lo anterior y mucho más. El carácter nómada se reinterpreta en espacios fijos, en compañías dedicadas a realizar de esta profesión una actividad que ya tiene cada vez más espacio en el panorama cultural de las artes escénicas. El circo está en el teatro, en los actos musicales, en el cine, en la calle y aunque sea a cuenta gotas, en las escuelas. Educar con valores, formación y aprendizaje. Adaptarse o morir.

Es duro, mi profesión es la de payaso pero el palo ha sido, es y será duro para artistas como nosotros. Pepín León.

PARDO, BENAVENT Y TINO DI GERALDO «LA LEYENDA DEL JAZZ EN EL TIEMPO»

Cuando parió “La leyenda del tiempo”, nadie reconocía  al niño, nadie sabía si se parecía a la  madre al padre o a los abuelos, pero el caso es que nació y al cabo del tiempo se le vio la cara, y no era nada fea…Así define Jorge Pardo el caótico proceso de creación y digestión del disco que marcó un antes y después en el flamenco de la mano de Camarón y todos los que entraron y salieron de ese momento mágico. El cambio era necesario, era y es inevitable, es saludable para la música y necesita de una revisión diagnóstica en perpetua vigilia.

Ortodoxos y heterodoxos del flamenco y puristas e innovadores de jazz. Amantes del flamenco jazz, negacionistas del jazz flamenco. Flamenco Leaks para todos, Jazz para algunos en la “leyenda del Trío; Jorge Pardo, Carles Benavent y Tino di Geraldo. Vientos para una soleá, percusión india para un tema de Coltrane y un bajo para un arreglo del Chet Baker más cíngaro conocido.

Si nosotros estamos con ganas, al público se le ve con más alegría aún, y eso que van con máscaras pero se percibe muchas ganas de pasarlo bien. Una emoción volver a sentir esto en los conciertos. Tras más de veinte años con el trío tocar cada noche, improvisar supone el mayor gozo. Jorge Pardo

JESÚS CARRASCO «RARA VEZ SE HABLA DE LA RESPONSABILIDAD DE SER HIJOS»

“I would prefer not to”… o lo que es lo mismo…”Preferiría no hacerlo”…palabras del señor Bartleby, ese escribiente outsider del universo literario de Melville. De Nueva a York a Torrijos. Mismas palabras, diferentes lenguas, mismas dudas y certezas. Del autor de Moby Dick al autor de Intemperie. De la muerte por inanición a la muerte del olvido, de Wall Street a un pueblo de España, un viaje cuajado de aristas de silencios y responsabilidades atávicas. Estamos ante una nueva novela del extremeño Jesús Carrasco, y estamos ante otra pequeña joya de la narrativa actual. Llévame a casa (Seix Barral)

La tierra en la obra del autor oliventino siempre está presente, el imán del terruño como punto de partida, la familia como desenlace, un polvorín con colores en blanco y negro y algo de Technicolor. Podría haber estado junto a su padre la noche en que murió pero, en cierto modo, Juan Álvarez prefirió no hacerlo. Así arranca lo último de Carrasco.

 

De todas las responsabilidades que asume el ser humano, la de tener hijos es, probablemente, la mayor y más decisiva. Darle a alguien la vida y hacer que esta prospere es algo que involucra al ser humano en su totalidad. En cambio, rara vez se habla de la responsabilidad de ser hijos. Llévame a casa trata de esa responsabilidad y de las consecuencias de asumirla

EMILIO GAÑÁN «DE SANTOS Y TEXTURA

  1. Hagiografía.f. Historia de las vidas de los santos.f. Biografía excesivamente elogiosa. Exposición sita en el Espacio Cultural Santa Catalina por Emilio Gañán.
  2. Emilio Gañán. Artista. m. y f. Persona nacida en Plasencia que cultiva alguna de las bellas artes. Persona dotada de la capacidad o habilidad necesarias para alguna de las bellas artes, en especial la “geometría sensible”.
  3. Geometría sensible. Geometría, donde el rigor matemático cede ante la acción del subconsciente y la sensual presencia de la materia y el gesto.
  4. Gesto. Movimiento del rostro, de las manos o de otras partes del cuerpo, con que se expresan afectos o se transmiten mensajes. En ocasiones esos mensajes pueden contener colores. Rojos, ambarinos o azules. Ojo, no confundir con un azul cualquiera de encofrados y astilleros del país. Nos referimos a los azules de ultramar o azul Klein.
  5. Klein. Yves Klein: el hombre que inventó un color. Paul Klee: Artista que se volvía loco con los colores y su composición. Emilio Gañán dixit: “La composición se organiza en forma de construcción o recorrido espacial. Como Paul Klee, saco a pasear las líneas y ellas siguen su propia voluntad”.
  6. Voluntad. f. Acto con que la potencia volitiva admite o rehúye una cosa, queriéndola, o aborreciéndola y repugnándola. El artista sufre, se quiere, se aborrece y se repugna para llegar a generar una obra. Emilio Gañán; ¿El artista sufre pintando? Sí. Si no lo hace se aburre, esta profesión es dura y esa pelea conforma al artistaEs indispensable, como les digo a mis alumnos de la Universidad, si se quiere dedicar uno a esto, que tenga una absoluta y verdadera pasión.
  7. Pasión. Lo contrario a la acción. Estado pasivo en el sujeto. Perturbación o afecto desordenado del ánimo. Rasgo a que las obras de Gañán están sometidas a base de texturas.
  8. Textura. Estructura, disposición de las partes de un cuerpo, de una obra. Momento clave, durante una visita al museo, galería de arte o espacio expositivo, donde el visitante, público, coleccionista, comisario o guardia jurado desatan unas ganas irrefrenables de tocar la obra, de manosear la piel de la pieza expuesta. Para el artista extremeño “el espacio y las texturas mandan mucho y la necesidad de resaltar la pintura, que se despegase, no sólo los objetos sino que también hablase el interior y el exterior de la obra”.
  9. Obra. f. Cualquier producto intelectual en ciencias, letras o artes, y con particularidad el que es de alguna importancia. f. Medio, virtud o poder. Por obra del Espíritu Santo.
  10. Santo. adj. Perfecto y libre de toda culpa. Sellado en la obra de Emilio Gañán. Santa Catalina. Hasta el 8 de enero. Recogido en Hagiografía.

EL BRUJO Y DIOS

Todos somos dioses; ¡ojalá todos lo supieran! Reminiscencias de Paramahansa Yogananda y su amante cósmico. En el otro cosmos, en pleno oeste ibérico, Rafael Álvarez, o lo que es lo mismo el Brujo sideral, un Dios encima de un escenario, evoca algo parecido, ¡Todos somos dioses ¡ojalá lo supiera Fernando Simón!

Hasta aquí todo bien, la cosa se tuerce cuando Olga Ayuso, subida en plataformas petrolíferas con forma de zapatos, elude el ingenio de las calzadas romanas, y confunde desde su altozano, al músico con el actor. De eso va la obra le decimos. La suplantación de personalidad en un cuentito de Plauto y un phishing de Dios en toda regla. Javier Alejano hace de Júpiter, el Brujo de Anfitrión, nosotros de un Sosias cualquiera. Esclavos con cámara y grabadora.

Tras las entrevistas con los compañeros es nuestro turno, nos toca charlar con el maestro. Viene de blanco lino y con la mirada de su primera actuación en el San Juan Evangelista. Parece decirnos ¡Niño, a ver si te enteras de lo que estás viendo, que no lo vas a volver a ver en tu vida! Yo con cara de Juncal y Búfalo contando lo del Puerto de San María para refrescar la memoria.

“Pregúntame algo, dime algo, motívame”…nos dice el Brujo cuando se sienta con nosotros…”¿Qué carajo hacemos tú y yo aquí en el peristilo del Teatro romano de Mérida?”…le preguntamos…”¡De eso va la obra!” nos dice riendo…”De preguntarnos qué hacemos en esta vida”…matiza.

CRISTINA GARCÍA RODERO «UNA CÁMARA FOTOGRÁFICA PUEDE SER UN ESCUDO O UN INSTRUMENTO PARA ACARICIAR»

La mujer que sostiene al niño ya no vive. El sida ha borrado su negativo. Sólo permanece la foto, la angustia de sentirse culpable y el llanto profético de su hija.

La niña de grandes ojos azules, su niña, no ve. La ansiedad de una fotógrafa a la que la vista le ha dado todo y la belleza de una pequeña mujer de la India sabiendo sobrevivir en negro, se funden en esa foto.

La niña albina muestra su collar. El elemento que llama la atención a la fotógrafa, el que casi nadie se fija, el que hace diferente la instantánea y enmarcara el color blanco de la piel de la chica.

Otra niña de doce años, seria, triste, con una saca de arroz entre sus brazos, vende su alma a la dote de sus padres, un futuro condicionado en una zona del mundo incierta.

Rostros anónimos para el retrato, historias dilapidadas en una Tierra de Sueños, una tierra donde a pesar de la miseria, la gente ríe, la gente llora y la gente viste con los colores más potentes del planeta. Detrás, la maestra Cristina García Rodero.

Fue muy duro, una lucha tremenda en todos los sentidos, física, psíquica, intelectual, un trabajo de resistencia que me trae recuerdos de miedos y soledad. Carreteras heladas, zonas sin luz, sin comida, pero con mucha gente hospitalaria y sencilla

TAN CERCA, TAN LEJOS

Cuando pisamos el barrio. Tan cerca tan lejos

Cuando pisamos el barrio…los barrios…la vía del tren tenía un paso a nivel con barrera que resquebrajaba la ciudad en dos. No, no era el Guadiana, el que hacía de frontera natural…era nuestra forma de percibir estas calles, unos recuerdos creados de oídas, de noticias de papel amarillo y de prejuicios malnacidos.

Cuando pisamos estas calles,  aún sonaban los vagones a rancios y la locomotora iba a carbón. Tampoco esto ha cambiado mucho…Cuando llegamos Félix y yo sentimos que estábamos cerca pero también muy lejos. Cuando llegamos, Ramón aún colocaba los cubiertos en el comedor social, Lolo era el párroco de la Asunción y Juan ejercía de cicerón en este instituto.

Cuando llegamos al barrio, Antonia tenía la misma fuerza que ahora a pesar de sufrir el palo de su vida…Ricardo era el mejor jefe scout… y dos murgueros locos estaban metiendo la vena del carnaval desde la base, desde los más pequeños. Cuando pisamos tierra norte de la ciudad de Badajoz, había un estercolero que un tal Julio supo convertir en parque. Cuando cruzamos la avenida, la Farmacia de Sara aún tenía el decorado de su padre, su espagueti western del que ha hecho un fortín a base de cariño y lazo rosa. Por entonces Paco, el Aspirino, era el Sheriff.

Cuando pisamos el barrio conocimos a chicos y chicas con ganas de reorientar su vida. Vimos a gente motivada, motivando al futuro de los barrios…Cuando llegamos, Estefanía tenía los ojos azules, ahora son transparentes, más azules aun, enormes como un faro…! En esta costa no puede encallar ningún niño ¡…nos decía.

Cuando llegamos aquí, Marta, no quería estar a la deriva, quería llegar a buen puerto y ser alguien, lo está consiguiendo. Zeus le daba bien al balón, sabía el destino de su vida, pero antes no renunció a intentarlo. Zoraida jugaba en dos ligas, en su casa y en la del fútbol femenino. Le quedan muchos penaltis que tirar. Sara e Ismael eran amigos, luego pareja y más tarde padres. Han sabido navegar.

Cuando entramos en el barrio, Gloria nos acogió…los huérfanos, los desvalijados, los perdidos éramos nosotros. Gloria nos acurrucó y nos mandó a paseo, nos habló, y habló y habló y nos dejó hablar, un rato, pero nos dejó. Nos marcó y nos sacó el pasaporte del barrio. Cuando osamos meternos en las casas, en los colegios, en las aulas, en los negocios, en el centro de salud, únicamente nos dedicamos a escuchar…a sentir…a observar. Ellos eran los protas, vosotros sois los protagonistas. Gente luchadora, vecinos conectados, personas cercanas que visto desde la distancia, nunca estuvieron lejos. Gracias.

LUIS COSTILLO «VIAJANDO CON SU FAHRENHEIT POR LISBOA»

El maestro Costillo viaja. Siempre lo ha hecho. El artista Luis Costillo viaja por el interior del alma, recorre su propia crítica a través de la imagen, con el arte en cada pintada, collage, texto o pieza, y lo más importante, siempre nos hace viajar con él. El camino puede ser corto, largo o eterno, depende de las ganas de compartir vuelo con el autor fallecido en 2019. Generador de una obra extensa y epicentro de un arte punzante, mordaz y definido. ¡Esa obra es de Luis Costillo! Reconocible aquí, en su tierra, y allí (donde sea), en este caso Lisboa, el Instituto Cervantes, en la Mostra Espanha, festival bienal de cultura española.

RIKI BLANCO «LA POESÍA QUE NOS MERECEMOS»

Riki Blanco es ese tipo de persona que te hace crecer las dimensiones de las pupilas en cuestión de segundos, un impacto visual, una hostia virtual, un puño en lo más encaramado del coco y ¡Pum!, dientes rotos, gafas partidas y mentón al bies. Y todo lo anterior provocado por la presentación de una imagen, de unos de esos artefactos poéticos con los que trabaja, nada de manos, nada de guantes de boxeo, la imaginación desbordante de una ilustración con límites físicos pero con un infinito universo de interpretaciones mentales. Nada de sangre. Mucho de Riki Blanco.

Riki Blanco es uno de esos creadores que te hace reflexionar, sonreír, vacilar, rodar, sudar, gimotear, emborrachar, acariciar, toda una métrica visual que, sin duda, nos merecemos. El autor catalán es capaz de plantear el tema más crudo del momento con una elegante y directa ilustración con, detrás o delante, muchos pliegues de enormes interpretaciones.

 No diría que se trata únicamente de la poesía visual. La imagen, como tal, tiene esa habilidad. Un corte de mangas, por ejemplo, lo entiende todo el mundo. Si el gesto en sí, por lo que sea, no se entiende, sí lo hace el contexto y la intención.

CELESTE GARRIDO «TUS OJOS DICEN LO QUE TU BOCA CALLA»

La artista gallega Celeste Garrido tiene una amplia trayectoria en proyectos teóricos y expositivos muy relacionados con la identidad y con cuestiones de género. En esta muestra se incluye una cuidada selección de obras en distintos formatos —en su mayoría de nueva producción— que construyen un relato en torno a la temática del cuerpo como material, como soporte, como sujeto y como receptor, con especial alusión al cuerpo femenino y al vestido como símbolo. Su proyecto Nupcial, desarrollado a través de numerosas obras, hace referencia al vestido de novia como símbolo del matrimonio, dentro de un sistema patriarcal subyacente en nuestra cultura y que todavía hoy ejerce un claro dominio sobre la mujer, condicionando su libertad y su autonomía.

Es un aspecto que se trata muy poco y que muchas veces ocurre en el círculo de confianza del menor y por tanto, tarda mucho en detectarlo. De ahí como educadora me interesa que los niñas sepan que existe esta cruda realidad y pueden contarlo.

MANTENIENDO EL TEATRO EN VILO A TRAVÉS DE NOEMÍ RODRÍGUEZ

La entrevista con Noemí Rodríguez, dramaturga, actriz, autora, escritora, profesora y entrevistada se dividió en tres actos. Ninguno de ellos carente de clima, diálogos y acotaciones. Noemí posee el 50% de Teatro en Vilo, o lo que es lo mismo, mantiene en vilo el 50% de su compañía.

Entran en el patio de butacas la jefa de prensa del teatro, fotógrafo y redactor ataviado con retales de una corresponsalía de guerra y la dramaturga. El equipo técnico del festival prepara el sonido, las luces y el escenario de la obra que se representara ese día.

Es importante tener un diálogo entre el contexto social, político y personal, es básico tener el teatro como un foro

ANA ROCHA DE SOUSA «EL CINE COMO UN ARMA PARA MOSTRAR EL LADO OSCURO DE LA SOCIEDAD»

Tenía que hacer la película tras descubrir que familias portuguesas estaban pasando por adopciones forzadas en Reino Unido. Tras su paso por delante de las cámaras como actriz, la directora de la contundente “Listen”, Ana Rocha de Sousa, realizó estas declaraciones antes de conseguir el premio del festival de Venecia a la mejor ópera prima.

Escuché hablar de algunas familias portuguesas que estaban pasando por adopciones forzadas en el Reino Unido, así que empecé a investigar, con la esperanza de entender qué estaba pasando y por qué. Lo que descubrí me resultó muy perturbador. Fue entonces cuando supe que quería hacer una película al respecto, porque sentía que era algo realmente importante. Más adelante, junto a los productores y coguionistas Paula Vaccaro y Aaron Brookner, recopilamos todo lo que pudimos sobre el tema. Al principio, la investigación se realizó principalmente online, y posteriormente logramos contactar con algunas asociaciones.

HEISER «UN “FUTURO IMPERFECTO” PARA UNA BANDA CON MUCHO TALENTO»

Cantaba Ian Curtis que él existía en los mejores términos que podía, que el pasado era ahora parte de su futuro, que el presente estaba bien fuera de control. Ronroneaba el británico con el micro, a golpe de espasmos con los Joy Division. Fuera de control. Y a sacudidas, con algo más de control, suena un grupo con un futuro imperfecto labrado en horas y horas de ensayos y conciertos, una banda que en el pasado emergió escupiendo vapor de música, una erupción, ocho sacudidas sin etiquetar y cinco músicos para rato. Heiser

Una de las cosas buenas que tiene el grupo a nivel de criterio musical, es que somos muy dispares, muy variados, que va desde el rock hasta el pop, pero se enriquece mucho con los arreglos, hace que se todos aportemos y eso hace que crezcan mucho las canciones

LUIS LANDERO «ES UN GUSTO ESCRIBIR. UNO SE SIENTE COMO NIÑO CON CUADERNO NUEVO. UN GUSTO Y UN VÉRTIGO»

Escribir es agregar un cuarto a la casa de la vida, lo decía Adolfo Bioy Casares, me lo recordaba Luis Landero durante nuestra charla. Y es que escuchar a Landero es sentir el eco de sus personajes, las pausas de nuestra conversación, el interludio de los capítulos de sus novelas, el ritmo oscilante de sus entonaciones, la sensación de habitar por un rato en ese cuarto destinado única y exclusivamente a la escritura.

Al escritor extremeño le han hecho entrevistas en infinidad de espacios, en el Hotel Wellington, en el Café Comercial, en el Bar Maracaná o en la magnífica biblioteca del Casino de Madrid, pero en esta ocasión toca tener una cita desde el terruño, desde este maravilloso fango del oeste ibérico. Como dos novios en una cabina telefónica, a la espera de la hora acordada, con un único y amoroso tema a abordar, el huerto de Emerson, un tema que será del que menos se hable.

En el día a día, en las noticias están las historias, la mentira, la ficción forma parte del interior del escritor, el que le dará forma a la novela, todas parte de algo que ha sucedido.

OUSMAN UMAR «EL TALENTO NO TIENE COLOR»

Nacer un martes es común. Ser tu único dato para celebrar un cumpleaños ya no tanto. Cruzar el Sahara en busca del trabajo con nueve años es dantesco. Tardar cinco años en cruzar el estrecho una locura. Sentirse más sólo en Barcelona que una barca de maderos podridos en medio del mar una paradoja con común denominador; Esclavitud del siglo XXI.

“Es indiferente, no hay año, da igual que sea quince, veinte o trescientos años, lo más importante es el día de la semana”. Nos dice Ousman Umar con una sonrisa inmensa, y nos da el primer hachazo. “Aquí viene la diferencia de culturas, que a veces, pensamos que nuestra forma de entender y ver el mundo es la única manera para que funcione. Hay multitud e culturas”. Kwabena, martes en lengua ghanesa, nos los escribe en un papel, mientras nos recuerda que Kofi Annan, quien fuera secretario general de las Naciones Unidas, significa el cuarto hijo nacido en viernes.

Lo que llega a Europa es la punta del iceberg, la gran mayoría morimos antes. La peor tortura lo vivimos antes de llegar a las costas europeas

EL EXILIO POÉTICO DEL PINTOR TIMOTEO PÉREZ RUBIO

Sabemos de la relevancia del pintor extremeño Timoteo Pérez Rubio, de su dimensión como defensor del arte y la cultura de nuestro país. De Timoteo sabemos su recorrido artístico, convirtiéndose en una figura crucial y renovadora del panorama plástico extremeño de principios de siglo. Conocemos su pasado de su Oliva de la Frontera natal, de su paso por la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz, de sus estudios en el  Bellas Artes de San Fernando de Madrid, de su estancia en Roma y su exilio a Buenos Aires y finalmente en Brasil. De Timoteo sabemos su vida con la gran escritora Rosa Chacel, la salvaguarda de su arte, como “Timo” lo fue del patrimonio artístico español durante la Guerra Civil, en su papel de presidente de la Junta Central del Tesoro Artístico. Timoteo fue el encargado de organizar el traslado de los fondos del Prado desde Madrid a Valencia para pasar finalmente a Ginebra. Lo que desconocíamos del extremeño era su labor de poeta, esa que el pintor desarrolla durante un cuarto de siglo. La poesía, como esa “otra biografía” del pintor, como llegó a definir Chacel.

 

He sentido sorpresa al leer los textos de mi padre porque no me esperaba, realmente me revela a la figura que yo conocía, era muy identificativa, el hecho en sí es lo sorprendente, no el contenido. Carlos Pérez Chacel, hijo de Timoteo

 

ANNA R. COSTA «LA MIRADA FEMENINA DE LA FICCIÓN ESPAÑOLA QUE NO PIDE PERMISO PARA OCUPAR EL LUGAR QUE ES SUYO»

Antes de que Anna Costa comience su infusión, un perro de 50 kilos, de nombre Manchego, hace las delicias de los insensatos que seguimos refugiándonos y citando a amigos en los bares. Cuando arribe al Café Pavón de Madrid, se fijará en Manchego y en una pegajosa y extraña risa que a lo lejos detendrá en más de una ocasión esta conversación. Tras pasar el Covid hace ya unos meses y aún con la resaca del éxito de Arde Madrid, la guionista, dramaturga y creadora recibe a Cultura OVERdose/ Badajoz para dar un largo repaso a la industria audiovisual pero sobre todo al papel de la mujer en él, sobre las que dice que han venido para quedarse: “no hay marcha atrás”.

Habría que tener más empatía con el arte y lo que significa ser artistas, tienes que estar mucho tiempo haciendo un trabajo que nadie te paga, es tremendo porque todo el mundo tira de la ilusión hasta que te plantas en los 40 y dices ¿ahora qué? ¿sigo con la ilusión?

HUSMEANDO EL ARTE DE DANIEL MUÑOZ CON SU GUÍA PARA UN TERRITORIO REVERSIBLE

Extremadura tiene territorio, extenso y formidable. Esta esquina del mundo está dotada de guías únicas, personales, íntimas, colaborativas, fronterizas, rayanas y reversibles. En esta tierra el velcro de sus localidades se acomodan a la piel del territorio, una piel que muda y puede adquirir infinidad de hitos genuinos. Esa guía es endémica, exportable y aunque suene cansino, es reversible. En ese mapa, en esa frágil guía, estamos todos, están todos, y el artista Daniel Muñoz nos ha editado su imaginario atlas en una obra dentro y fuera de un museo, el MEIAC. El arte para todos y en todos lados.

Una de las  funciones del artista es oler, perseguir, estudiar, husmear las obras, encontrar las pistas que proyecten su arte, Muñoz lo hace, lo recuerda y nos lo muestras en esta especie de obra-juego-guía. El artista extremeño, pinta, cose, corta con la radial y se asoma a una piedra milenaria para marcar unas coordenadas. El resto es mejor que lo averigüe el público, el turista, el paisano, que ha visto ligeramente modificado su paisaje, tres acciones y un único y lacerante proyecto. Puede que reversible. O no.

De eso habla la exposición, de todo ese proceso de gestación de todo el proyecto pero con añadidos como el fracaso, la problemática o todas las cosas que suceden ahí “fuera” del museo

 MIGUEL ZENÓN «EL JAZZ SIEMPRE ESTÁ CAMBIANDO, ES UNA MÚSICA QUE ESTÁ MUTANDO CONSTANTEMENTE»

La RUCAB con aroma, al ya cerrado, Colegio Mayor San Juan Evangelista. El “Johnny” fue la punta de lanza cultural en el ambiente universitario de Madrid, un epicentro donde el Jazz se hizo prisionero. Y la RUCAB de la Fundación CB toma en cierta medida ese testigo, un espacio de jóvenes universitarios que comparten la pasión de esta música universal con el resto de aficionados. A muchos kilómetros de la capital y con la frontera con Portugal como raya imaginaria, la primera noche del Festival Internacional de Jazz de Badajoz en su 34 edición (ojo, analicen tranquilamente ese número, pocos festivales en la península ibérica poseen la longevidad y calidad de este que preside Badajoz), retumbó en el salón de actos de la residencia con un maravilloso, potente y elegante concierto de Miguel Zenón y su magnífico cuarteto.

Con la camiseta de Puerto Rico en el ensayo, Zenón nos recibe saxo en mano. Charlamos de estos tiempos convulsos, de las calles de Nueva York, de comida, de béisbol y baloncesto, de la apasionante labor de Javi y Pablo como cicerones del festival y también hablamos un poco de jazz. Lo justo para sentirnos más humanos por un rato, lo necesario para recomendar el Kind of Blue de Miles Davis a todos los pequeños de este mundo. Una escucha necesaria para seguir viviendo entre tanta tragedia.

La intención es básicamente la misma, tratar la música como se merece, presentar el jazz de una manera honesta

ALBERTO DE LOS RÍOS «POTENCIA, ALMA Y ARTISTA EN TRAZOS DE FRONTERA»

Si una obra se refleja en los ojos del que mira un cuadro, la historia viaja, recorre todo el cuerpo y exhala toda su potencia, su alma, la carne vivida del artista. Alberto de los Ríos se convierte en ese paradigma. El autor extremeño cataliza su creatividad en rasgos que lo hacen reconocible nada más doblar la esquina de su cuadro. Trazando mapas visuales únicos, de los Ríos, convive, conversa y esboza arte desde sus entrañas, acaricia el paisaje, conversa con sus personajes, medita, suspira y cincela sus fábulas a golpe de trazo icónico y original.

Mesas, sillas, un silencio hondo y una puerta que deja entrar un hálito de vida en ese estudio inquebrantable, oscilante y colorido. Los ingredientes básicos que nutren a Alberto de los Ríos.

RUTH MORÁN «INFINITO NEGRO EN UN ETERNO DIÁLOGO CON EL ARTE»

La cara B de una obra de arte aporta la secuencia del ADN del artista. Esa cadena cromosómica, ejerce de memoria, de recuerdo, de impacto visual, de puñetazo cósmico. La parafernalia anterior, es necesaria. No encontramos otra manera de narrar aquello que lleva a una artista, a un artista, a plasmar con una brocha, un pincel, un cincel, sus manos, sus entrañas, en definitiva, su proceso creativo, hasta alcanzar la punta del iceberg, aquello a lo que se enfrenta de golpe el espectador. Debajo, detrás de esa obra, la cara B, hay mucho más y más y más arte. Ruth Morán mediante, más, y más y más, hasta el infinito negro.

Gracias a esta caótica y sensual armonía de líneas, la artista consigue crear una trama que enreda al espectador e hipnotiza su mirada. Contemplándolas, sus obras abstractas en un principio, se hacen cada vez más sugerentes y evocativas y liberan nuestra imaginación creativa

ANTONIO PAMPLIEGA «HUÉRFANOS DE UN AFGANISTÁN RESQUEBRAJADO»

El reportero reconstruía el solar de las Torres Gemelas con ingredientes huérfanos de un Afganistán resquebrajado. Y de un Antonio a otro Antonio, tomaba el testigo de las conferencias Muñoz Molina. Y sin pacto entre ellos, se ligaban las historias, la ficción recreada del escritor teñida con la realidad de tintes de pura ciencia ficción del periodista, un salto crudo y certero, un escupitajo a la moral humana universal. Pampliega soltaba lastre desde los aviones que destrozarían el sur de Manhattan y Muñoz Molina recogía las cenizas del downtown como testigo directo.

Pero hay un momento en el que los talibanes entran en nuestras casas, en el 2001, estaban en el poder desde el 1996, pero la destrucción de los budas gigantes de Bamiyan con 1500 años de historia, nos dieron un toque de atención. El pasotismo de los Estados Unidos ante esa situación, dio un vuelco aterrador, el 11-S en Nueva York.   El resto es historia y la historia se repite

LA NEW EUROPEAN BAUHAUS PARA SEGUIR CRECIENDO DESDE LA CULTURA DEL TERRITORIO

Este es un espacio único, que muestra el compromiso del municipio con el desarrollo de infraestructura para proyectos emprendedores y creativos. Fábrica da Criatividade es un espacio multidisciplinar, con talleres, ateliers y ‘coworking’, que tiene como objetivo apoyar proyectos creativos en un mismo espacio físico y flexible, destinado a la producción en diferentes áreas artísticas, performativas y plásticas, como el teatro, la danza, la música. , cine, video, diseño, diseño de moda, artes gráficas y fotografía. Carlos Matos. Director de la Fábrica da Criatividade

Desde sus inicios, Ras de Terra ha contado con la asesoría y el trabajo de los profesionales de la zona,  tanto para la restauración arquitectónica de los espacios, como para la construcción, desarrollo y cultivo de la huerta.

1080 Líneas en Islandia 2017

CARLOS PÉREZ Y 1080 WILDLIFE «UNA MARCA INTERNACIONAL DESDE EXTREMADURA QUE HA CONSEGUIDO CONQUISTAR EL MUNDO ENTERO CON DOCUMENTALES DE NATURALEZA»

Los inicios en el cine, el mundo de los largometrajes, cortos y documentales son duros. La ilusión vence en muchos casos los escasos presupuestos, y tras luchar y creer ciegamente en los proyectos audiovisuales, se alcanza la cima de la excelencia profesional. Estamos hablando de soñadores como Carlos Pérez y todo el equipo que compone 1080 Wildlife. Esta aventura cinematográfica consigue producciones premiadas en medio mundo, surgen de un paraíso natural como es Extremadura, y el golpe de suerte para que pueda llegar a muchas pantallas depende muchas veces de elementos ajenos a las propias obras, pero la calidad, alcance su visibilidad o no, siempre queda. De hombre orquesta, como nos cuenta Carlos Pérez, a gestionar un equipo humano digno de los mejores documentales de naturaleza del mundo. Nada que envidiar con el resto de grandes producciones. Es hora de elogiar el trabajo bien hecho y volver a creer en rodajes made in Extremadura.

 

Al pisar la mina de La Jayona en el sur de Extremadura, se siente un extraño ruido cristalino en los pies, el destello metálico tiñe la mirada del visitante, y de repente cien años de minería en ese enclave maravilloso, te absorben y te trasladan a lo más profundo de las cuevas y niveles que conforman el recorrido de la mina. Pero más allá del pasado minero, de la intervención del hombre en la naturaleza, cobra vida una nueva dimensión, la capacidad natural de repoblar con vida animal y flora un espacio abandonado por la economía del vertiginoso tiempo en que vivimos. Aquí es cuando documentales como el rodado por el equipo de 1080 Wildlife, merecen una mención especial, un sello único que los hace paradigma cinematográfico a base de pico y pala documental.

Casi 2 años nos costó realizar el documental de la Jayona, desde que creamos la idea su director Javier Ortega que también hace labores de guionista lo tenía claro: teníamos que contar qué tiene La Jayona que hace de ese lugar algo único en el mundo.

LORENZO SILVA «UNA NOVELA CON FORMA DE LIBRO DE VIAJES Y NOSTALGIA DE IDENTIDAD»

Una búsqueda personal de la identidad castellana. De ahí parte la documentación, idea y proyecto llevada a un libro del autor de Castellano. Lorenzo Silva abandona por un rato a sus Bevilacqua y Chamorro y rastrea por la Castilla del 1520, un momento clave y muy olvidada para la historia de España.

Tres momentos marcan la vida de Silva, crecer en un barrio habitado por múltiples acentos del país, una bomba de péndulo que hizo borrar del mundo a su vecino por parte de ETA y su estancia en Cataluña entre el 2008 y 2015. Tres identidades imborrable es su ideario social que hizo buscar la identidad personal, el origen de nuestra forma de ser, el legado de una lengua que hablan 500 millones de personal en el mundo. Una revolución identitaria gestada por comuneros desde una revolución integra y noble antes un Carlos V a miles de kilómetros de ese espacio y esa forma de entender una vida mejor para el pueblo.

Una pregunta que pasa por la respuesta por una identidad castellana, muy personal, que no pretendo convertir en un sentimiento de nada ni mucho menos, ni para construir naciones ni patrias, y ni muchísimo menos aún para decirle nadie lo que tiene que ser

JUAN CEACERO «EL MAYOR PREMIO ES QUE UNA OBRA DE TEATRO PUEDA LLEGAR A MUCHA GENTE»

Los Remedios es un barrio de Sevilla, una obra de teatro y sobre todo una manera de extender la vacunación para los adictos de la dramaturgia. Premios Max aparte, la obra se concibe desde la humildad que destila toda la troupe. El texto, firmado por Fernando Delgado-Hierro, intoxica el espacio escénico de fuerza, potencia, ironía y crítica. Vinculados, inoculados por el relato, Juan Ceacero asume la dirección desde el sur de las sensaciones vividas. Una historia que surge desde la co-creación de sus protagonistas, del inmutable esfuerzo por contar lo mundano, al filo del desarraigo, al límite de lo que impregna la cultura que cada uno de nosotros absorbe, mama y escupe con el paso del tiempo. En ese recoveco explota Los Remedios, al levantar el limo del escenario, Pablo Chaves, Fernando Delgado-Hierro y el director Juan Ceacero, narran, muestran, iluminan, oscurecen y recrean una obra que vislumbra una forma de hacer teatro entre lo analógico y el digital, un pegamento perfecto para encolar el patio de butacas con un mismo escenario.

Utilizamos un lenguaje con distintos códigos teatrales, con ritmos vertiginosos y otros más sutiles, pero una de las cosas que puede estimular mucho al público para que vaya a ver Los Remedios es que es un espectáculo que te ríes y te emocionas

ADRIÁN ROLO «MARAVILLOSAS MANERAS DE VOLAR PINTANDO»

Para volar no se necesitan alas, al menos para alzar el vuelo al ras del suelo, la dureza de un paisaje crudo, rudo y palpitante, desde el cielo se convierte en alimento concupiscente del artista. Rolo. Anoten ese nombre. Este tipo vuela. Lo hace planeando, surfeando por las costras que levantan sus trazos. Llagas en carne viva que supuran mapamundis en color. Pecios de obras en blanco y negro esperando a ser rescatados del fondo marino del arte. La pintora Remedios Varo pensaba que para un creador lo importantes es el crear y que el devenir de su obra era cuestión secundaria y que fama, admiración, curiosidad de la gente, eran más bien inevitables que cosas deseadas. En esas anda Adrián. Creando, disfrutando, perseverando en danzar como los cíngaros de Battiato, volando como un milagro milanés de Vittorio De Sica, nauseando la fama como el Pollock menos ebrio de su borracha vida. Rolo. Apunten su nombre. Es hora de volar.

Siento que internet es un escaparate enorme que, en mi caso, me ayuda mucho a seguir progresando y me permite mostrar mi trabajo

MARIO DO ROSÁRIO «LA PASIÓN DE UNA MUJER POR LA LITERATURA DE SU PAÍS»

La pausa es una característica que predomina en el reloj vital de Portugal, asomarse al precipicio de la velocidad es un ejercicio contaminante para el dialogo entre lusos. En esas agujas horarias nos apoyamos con una de las protagonistas de las letras portuguesas. Con Maria do Rosário rellenamos los frascos vacíos del anaquel de Pessoa. Con ella dilatamos la literatura, saboreamos su trabajo editorial, desplegamos su nutritiva poesía, acunamos los versos afables, tranquilos, parsimoniosos, escritos a manos, transcritos con el alma. Portugal está empeñada en crecer sin perder un ápice de su esencia cultural y bajo el paraguas de la escritura, el Aula Díez Canedo de Badajoz nos invita a viajar sin movernos de la tierra. La Asociación de Escritores Extremeños recibe a los autores  más representativos del panorama nacional y del país vecino, desarrollando una lectura en un instituto de enseñanza secundaria de la ciudad en cuestión y una segunda lectura abierta al público. El Instituto Bárbara de Braganza se acoge al primer punto y el MEIAC se hace fuerte en el segundo. Poesía, saudade y arte formando versos. Maria do Rosário en estado puro

Empecé a escribir porque me gustaba decir cosas y nadie me escuchaba

«EL TEATRO YA NO ES SOLO TEATRO» LA ACTUAL PUESTA EN ESCENA DE JUAN VÁZQUEZ

No podemos hacer spoiler porque no hems visto la obra que abre el Festival Internacional de Teatro de Badajoz. Lo que sí podemos certificar son cinco cosas acerca del autor y director de la puesta en escena de “Los que nos debemos”; Juan Vázquez Corrales. Por un lado que escribe, mucho y bien. Que es germen de la dramaturgia del terruño extremeño. Que tiene la inmensa fortuna de estar acompañado de gente como Fernando Nieto, Guadalupe Fernández, Camila Almeda, Pablo Mejías, Luis Prieto o Chloé Bird. Que es “Cómico Crónico y que es el encargado de devolvernos el precio de la entrada si no nos gusta la obra. Esto último pude ser un fallo de raccord o una licencia bertoltbrechiana de la emoción, de la seguridad o simplemente del pánico de un estreno en el Teatro López de Ayala.

David Mamet dijo en su momento, quizá ahora no lo piense, que el teatro consiste en representar figuraciones vivas de acontecimientos humanos ocurridos o inventados, con el fin de divertir. Esa es la clave de Juan Vázquez, divertir, remover las entrañas, generar debate, o como sencillamente el propio autor dice, contar una historia.

ATRIO «UN MARAVILLOSO ESPACIO DE CULTURA GASTRONÓMICA»

La comida se convierte en cultura desde el momento en que un plato recibe todos los ingredientes endémicos de un barrio, de una localidad, de un paraje escondido en el mundo. La cultura gastronómica roza un ADN social que impregna de características populares y que transita desde el simple gesto de capturar comida con una cuchara e inclinar el brazo hasta llevarlo a la boca, rozar el producto, olerlo y tamizarlo de sabores atávicos, con una explosión de recuerdos, una amalgama de sensaciones gustativas a la que digerir con destreza. Somos lo que comemos.

El historiador boloñés Massimo Montanari escribía en una de sus obras sobre la historia de la alimentación que la comida es cultura cuando se produce, porque el hombre no utiliza solo lo que se encuentra en la naturaleza (como lo hacen todas las demás especies animales) sino que ambiciona crear su propia comida, superponiendo la actividad de producción a la de captura. La comida es cultura cuando se prepara, porque una vez adquiridos los productos básicos de su alimentación, el hombre los transforma mediante el uso del fuego y una elaborada tecnología que se expresa en la práctica de la cocina. La comida es cultura cuando se consume, porque el hombre, aun pudiendo comer de todo, o quizás justo por ese motivo, en realidad no come de todo, sino que elige su propia comida con criterios ligados ya sea a la dimensión económica y nutritiva del gesto, ya sea a valores simbólicos de la misma comida.

ANDRÉS SUÁREZ «DESCIFRANDO A UN AUTOR A TRAVÉS DE LOS OJOS»

Dice, escribe y canta Andrés Suárez que ¿Qué me depara la vida? Si no la muerte ¿Qué hago de frente si pierdes la ropa y aún sigues vistiendo presente? Repite y susurra el gallego que ¿Quién quiere Dios, si tu pecho lo habita todo? Salgo del modo avión si a tus piernas les da por abrirse y quererme.

Suarez, intenso, activo, alegre, optimista, culturamente seguro y escritor, rechaza ser poeta mientras que se pregunta ¿Quién tiene miedo a la suerte? Cuando me aciertas del todo préstale al cielo tu rostro y amanece en él, amanécenos.

El teclado suena, el lápiz se anima y el cantautor decide ponerle música a lo que en sus inicios fue pandemia, miedo, soledad y sólo ojos. Háblame a través de los ojos, vuélvete la luna que llenas, mira que otra noche nos llega, dejando pendiente, pedirnos perdón.

Escribía Rosalía de Castro que la miseria seca el alma y los ojos además. Andrés Suárez resucita a su paisana, y saca de la miseria el miedo con letras potentes, directas al alma y relatos capaces de dar vida a los ojos, esa única parte de la cara que ahora podemos vislumbrar. Pasamos un rato con el escritor y cantautor.

ALICIA CHAMORRO «CUÉNTAME ALGO QUE ME RECONFORTE»

Es algo que no te puedo explicar. La vida que nos ha dado es indescriptible. Tenemos un recuerdo, no bueno, muy, muy, muy bueno, especial al máximo. Gracias al cuento, mi hija se fue soñando, se fue viva. Todos los días se lo leíamos, se sentía importante, era la protagonista, le encantaba saber que era el centro de atención, la guerrera que quería ser. Nos ha dado un soporte y alivio que no sé cómo agradecerte.

EDUARDO NARANJO «EL LUGAR DE LA FIGURA»

“Pocos como yo pueden presumir de ser profetas en su tierra”

JUANMA SALGADO «LA GASTRONOMÍA DESDE EL ALMA DE DROMO»

La vida de Juanma está ligada indisolublemente a los fogones. Con 16 años abandona su Badajoz natal para estudiar en la Escuela de Hostelería de Cádiz, uno de los centros formativos más destacados de la gastronomía nacional. Durante este periodo compagina la formación con la experiencia, trabajando en diversos locales de la capital gaditana.

Al finalizar sus estudios recorre las mejores cocinas del país, Aldebarán (1* Michelin), Calima (2* Michelín), Martin Berasategui (3* Michelin), Quique Dacosta (3* Michelin), Dos Cielos (2* Michelin) y Dani García (3* Michelín) en donde trabaja durante 3 años. De Marbella se traslada a Barcelona donde ejerce como jefe de cocina en el Hotel Olha (5*) durante dos años. En 2017 Caelis (1*) traslada su cocina al hotel y JuanMa se convierte en su jefe de cocina, junto al Chef Director Romain Fornell.

Durante su estancia en Caelis JuanMa ha desarrollado una cocina fundamentada en la reinterpretación de la tradición y la vanguardia. Una cocina contemporánea en la que predominan los productos del mar. En febrero de 2019 nace Dromo en Badajoz. Una apuesta personal fundamentada en su concepto de la cocina: una cocina clásica pero desenfadada, en la que destacan la mezcla de elaboraciones clásicas y modernas con el objetivo fundamental de sorprender al comensal. Competir es, junto con viajar, su otra gran pasión. Representó a España en las dos últimas ediciones del Bocuse D’Or, el campeonato de cocina más importante del mundo. “Representar a mi país ha sido para mí uno de mis grandes retos y una gran responsabilidad”

“El reto personal es dar a conocer un concepto de gastronomía diferente a los habitantes de Badajoz a través de la presentación de mi experiencia gastronómica en los platos”

GABI MARTÍNEZ  «EXTREMADURA, LA GRAN DESCONOCIDA»

El escritor Gabi Martínez, y alma mater del festival, presentó “Un cambio de verdad”, el libro que escribió en Tamurejo, el pueblo de su abuela, tras su experiencia durante meses entre pastores de La Siberia. Alejandro López Andrada, todo un referente de la liternatura española, que presentó “La dehesa iluminada”, reeditada a los 30 años de publicarse

«Extremadura es una gran desconocida», dice Gabi Martínez, y entonces se lanza a hablarnos con pasión de la Dehesa, ese espacio híbrido y armónico entre lo humano y lo natural que ha construido durante siglos el saber hacer del pueblo extremeño.

IÑAKI GABILONDO «PERIODISMO CON LETRAS MAYÚSCULAS»

Crecer en una redacción entre teletipos, discos de vinilo, olivettis y ceniceros llenos de colillas de tabaco, ayuda. A pesar de no existir ahora ninguno de esos atrezos periodísticos, el analógico nos ayuda a entender las entrañas de la profesión, desembarazase de contenidos, en ocasiones tóxicos, y nos proporciona el plasma necesario para sobrevivir algunas batallas profesionales. Un recuerdo en blanco y negro que nos concede el alimento preciso para descifrar los códigos necesarios para tener siempre a mano un botiquín de primeros auxilios completo. Gasas, agua oxigenada, tiritas, vendas, suero, pinza, tijeras, un paquete de 24 horas al día de trabajo, un par de oídos, un par de ojos, una cajita completa de dedos para teclear, una botella de honestidad y un blíster de humildad.

El periodismo en el interior de un país que no tiene nada que ver con lo que tiene ahora no solo se puede responder bajo el prisma de un solo oficio

 

Willy López / Félix Méndez

 

(Visited 108 times, 1 visits today)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share via
Copy link
Powered by Social Snap