Written by: ARCHIVO OVERDOSE Especiales FERIA DEL LIBRO 2024 Un Libro

De libros y esas cosas…

No está mal empezar un concierto de ópera con una versión de una canción al azar del Nevermind de Nirvana. Tampoco andamos corto si con el olor a jara de los versos de Pablo Guerrero perfumamos el recinto ferial de Cáceres con Robe como declamatun maximus. También mola ver a un grupo extraído de las propias entrañas de Vostell, en plena plaza mayor, conectando Extremadura con Londres y el Punjab asiático. La primavera tiene estas cosas, algunas son mágicas, otras las imaginamos como tal. La alergia es siempre la misma.

Miramos al norte y el señor Bayal sigue haciendo de las suyas, coleccionando palabras, en un puzle de frases, todas hermosas, todas rudas y para la posteridad. Pilar Galán recauda halagos, merecidos y aplaudidos, recauda vivencias en textos antológicos de no más de trescientas palabras, envidia de esos alumnos al que les da clases, todos ellos en buen recaudo.

En el sur una ballena hace de presa improvisada en el Guadiana, el agua escapa por regatos espontáneos, filtraciones Jesús Carrasco SL y silicona a la intemperie, todo un lujo oliventino, para espacios anegados y soluciones 24 horas. Otro de raíces sindicales, sigue la impronta familiar, y con feliz final en un lugar seguro, sella a base de guantazos con sujeto y predicado, novelas espolvoreadas con tierra de diatomeas, Isaac Rosa mediante y Landero como detective de la memoria.

¿Y toda esta perorata a qué viene? No lo sabemos ni nosotros. Quizá por la necesidad de plasmar que pasan cosas en la región, la más nimia, desde un pequeño club de lectura en una chiquitina localidad hasta la más multitudinaria, una feria del libro. Todas necesarias, todas contingentes, todas cultura en minúscula y Cultura en mayúscula. Todas, y como escribía Jabois en Malaherba, las partes de la cara por separado eran como horrendas, pero en eso sólo me fijaba yo porque lo quería mucho y me fijaba.

Fijamos la mirada en la 43 Feria del libro de Badajoz. Allí Susana Martín Gijón, y como en su Babilonia del 1580, mientras la noche comienza a caer en la zona portuaria, un hormigueo de gentes arremolinándose, atiende a su emocionado pregón. Un lugar, para la autora, como una buena oportunidad para escritores y lectores, un espacio para intercambiar opiniones y enriquecerse y aprender.

Antes Ulises ha puesto banda sonora a la feria, sus grandes referentes musicales, un sitio de recreo y la Accion Rock Band como homenaje a su padre.

Autores y autoras desde muy temprano, Vanessa Monfort y su habilidad para sellar libros en clave femenina, Juan del Val llegando con el extraño caso del jet lag que produce un vuelo Madrid-Badajoz, misma lengua, misma hora, mismo territorio, diferente vida. Juan Manuel de Prada hace de las suyas, su estado sosegado de alharaca lingüística que te mantiene en un estado hipnótico, a la espera del veredicto de un gol fantasma en la sala del VAR. Castelo y su memoria siempre presente. La maravillosa poeta Raquel Lanseros y quien quiera gozar que se prepare para sufrir (frase muy de Poe) o Silvia Barba y la presencia de periodistas y jugadoras de fútbol en la sociedad española como algo natural. Carla Montero y como ella comenta, su libro cada dos años, disfrutando casi más documentándose que escribiendo la novela. El gentleman y finalista de 24 años, Alfonso Goizueta, Álvaro para unos y Gonzalo para otros como Blue Jeans.

Quedan días, libros que firmar, dedicatorias que trascribir, egos que asimilar, historias que leer, novelas, poesías y comics que regalar, esto último de obligado cumplimiento.

(Visited 57 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , Last modified:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies